Las agencias de viajes se declaran en estado desesperante pero Turismo dice que viene gente: ¿qué pasa?

Las agencias de viajes se declaran en estado desesperante pero Turismo dice que viene gente: ¿qué pasa?

Desde el gobierno aseguran el flujo de reservas para visitar la provincia de Mendoza es sumamente alentador, pero las Agencias de Viajes pintan un panorama que para algunos es preocupante, y para otros, desolador. ¿Se contradicen? ¿Cuál es la explicación?

Federico Croce

Federico Croce

"La verdad no sé qué datos maneja el gobierno, pero puedo describir la situación de las agencias de viajes como desesperante", dice Sergio Sánchez, Vicepresidente de AMAVYT -Asociación Mendocina de Agencias de Viajes y Turismo-.

Sergio Sánchez, de AMAVYT.

"La situación es realmente crítica a nivel emisivo: no se puede vender nada, porque para el turismo internacional no hay nada para vender. De hecho para esta época se había vendido bastante porque pensamos que estaría todo abierto, fuimos optimistas la respecto, y hoy tenemos que reprogramar todo, por lo cual la cosa empeora aun más", especifica el empresario.

"Hay un agravante más: lo que se vendió es hasta diciembre de 2021. Se vendió mucho pensando que en vacaciones de invierno y principios de primavera se iba a poder viajar y mucha gente tenía vuelos contratados al Caribe y a Europa, por ejemplo. Con las restricciones y las imposiciones del gobierno, todo eso ya vendido será muy difícil 'meterlo' en los últimos meses del año", considera Sánchez. 

"En cuanto a las empresas receptivas, como no están autorizados los viajes grupales, los pasajeros que llegan, lo hacen en sus vehículos. En general no toman o contratan excursiones porque ya están con sus autos y por eso se van ellos a alta montaña, por ejemplo. Se van directamente a las bodegas, sin pasar por el asesoramiento de las agencias. Lo mismo con los restaurantes y los hoteles. Estos rubros -hotelería, turismo, bodegas- pueden llegar a salvar la temporada, pero las agencias de viajes no. Es durísimo", asegura Sergio.

"Hemos recibido ayuda gubernamental, pero no alcanza. Necesitamos trabajar. Deben volver los viajes grupales y deben abrir las fronteras, con cuidados y protocolos", cierra Sánchez.

"En nuestro caso, tenemos que decir que cuando se trata de turismo nacional, se trata de un tipo de turista que no es de planificar mucho: hacen todo a último momento y en general, en forma directa. Creo que los que buscan una agencia es porque se dan cuenta que gastan lo mismo haciendo todo solos que contratando un buen asesoramiento que les deja todo organizado", cuenta Eugenia Rodríguez, de la agencia Aventura & Wine.

Eugenia Rodríguez.

"Nosotros tenemos clientes grandes, operadores grandes cuyos clientes viajaban siempre al exterior y en este momento no pueden hacerlo, estamos teniendo algunos ingresos pero es gente que puede pagar incluso las opciones más onerosas o de lujo que ofrece nuestra provincia. Te hablo de personas que llegan en vuelos privados, por lo cual no se fijan tanto en el bolsillo y quieren que todo esté optimizado", detalla Eugenia.

"Nos ha golpeado un poco el tema de que no haya nieve en la provincia, por eso mucha gente está yéndose al sur, a la Patagonia. Que no se pueda esquiar aquí nos ha perjudicado muchísimo. Mendoza está, según lo que analizo, en un 65 o 70% de ocupación", afirma Rodríguez.

Juan Pablo Marziani, de Kahuak Turismo, considera que Mendoza, para el panorama que existe, hoy está bien en cuanto a ocupación. "El público principal que tenemos este mes es el de familias, pero hay gente de todas ls provincias, con preponderancia de turistas de Córdoba, Cuyo, Buenos Aires y Capital Federal", sin embargo, está de acuerdo con sus colegas en el hecho de que, justamente al ser un turismo familiar, viaja en auto propio y se arma su viaje. "Creo además que las agencias no estamos adaptadas a programas familiares. Tenemos muchas excursiones, pero esos precios multiplicados por 4 o por 5, son caros", especifica Juan Pablo.

Juan Pablo Marziani.

"También concuerdo en que es una tremenda mala suerte el hecho de que no haya nieve, porque sin dudas es el atractivo principal y es lo que se busca en esta época del año. El año pasado que estaba cerrado, estallaban los paisajes de nieve, y hoy que tenemos gente dando vueltas, la naturaleza no nos acompañó: la famosa ley de Murphy", se lamenta Marziani.

"En cuanto a estadías, he notado un cambio: se han alargado. La gente se queda de cuatro a siete días. Hay un pequeño número de turismo de parejas, que a diferencia de familias si viaja en avión y si contrata excursiones. Yo me animaría a decir que un 75, 80% viene en auto, en familia, y en una estadía más larga; y un 20 a 25% son parejas o grupos de amigos que se contactan con agencias por excursiones", detalla el titular de Kahuak.

"Estamos trabajando un montón a futuro: estamos reservando para recibir grupos de afuera a partir de septiembre: brasileños, estadounidenses, y estamos a la espera de que abran las fronteras. Estamos seguros de que va a explotar de peticiones y de gente que quiera venir a nuestro país, pero la incertidumbre está en las políticas de Estado, de lo que se permita, y de las seguridades en cuanto a condiciones sanitarias", cierra Eugenia, de A&W. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?