Fingió tener cáncer y huyó con el dinero que le donaron para el tratamiento

Fingió tener cáncer y huyó con el dinero que le donaron para el tratamiento

María Leticia Zapata fingió tener una enfermedad terminal y se fugó con cerca de $400.000 que recaudaron en una campaña solidaria para pagarle el tratamiento.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Un juez de la ciudad misionera de Posadas ordenó la detención de una mujer que fingió tener cáncer y desapareció con cerca de $400.000 que había recaudado a través de una campaña solidaria.

La mujer, oriunda de Buenos Aires, está acusada de estafa y también podrían imputarla por adulterar un documento, ya que incluyó sus datos en un certificado médico a nombre de otro paciente.

El juez de Instrucción Miguel Mattos recibió tres denuncias contra María Leticia Zapata, la falsa paciente oncológica de 30 años de edad. Las denuncias las realizaron la especialista del Instituto Misionero del Cáncer a la que le falsificaron el certificado médico y dos personas que aportaron dinero para el tratamiento.

Mattos también pidió informes a un banco y a Mercado Pago para que especifiquen los montos que ingresaron a las cuentas de Zapata, si el dinero fue retirado en su totalidad y en qué fechas.

El certificado médico trucho que publicó la acusada.

Desde el Instituto Misionero del Cáncer indicaron que Zapata nunca fue paciente de esa institución y tampoco del Hospital Escuela "Doctor Ramón Madariaga". Allí buscaron su nombre y su DNI, pero no se hallaron antecedentes de tratamiento o consulta médica.

La semana pasada, la acusada apareció con la cabeza rapada y publicó un angustiante mensaje en redes sociales. "Hoy dolorosamente tengo que pedir de una pequeña colaboración, por más mínima que sea, para poder lograr el objetivo de juntar los $350.000 para poder continuar mí tratamiento oncológico en el Hospital Alemán de la Ciudad de Buenos Aires", escribió Zapata y acompañó el pedido con un certificado médico firmado por la oncóloga Paola Flores.

Zapata dijo ser madre de un chico de tres años y haber pasado por los tratamientos tradicionales del cáncer sin éxito. La mujer sostuvo que el tratamiento alternativo ofrecido en Buenos Aires era su última chance.

El lunes, tras recaudar cerca de 400.000 pesos, se descubrió que la mujer había falsificado el certificado médico con el sello y firma de la oncóloga. Además, se supo que desapareció del departamento que alquilaba junto a su pareja, el abogado Matías Leonel Poberezny, quien también tiene antecedentes por estafa a familiares.

En una entrevista radial, Zapata aseguró que a mediados del año pasado le habían diagnosticado cáncer uterino después de someterse a estudios ginecológicos de rutina en Posadas. Agregó que el cáncer hizo metástasis y que debió pasar por rayos y quimioterapia sin éxito. 

Uno de los primeros en salir a desmentir a Zapata fue su hermano Miguel, quien aseguró que no padecía cáncer y que tampoco era madre.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?