Qué preocupa más en los bares en medio de las restricciones

Qué preocupa más en los bares en medio de las restricciones

Crece el temor en los comercios gastronómicos de la capital luego de las medidas adoptadas por el gobierno de la provincia.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Cae la noche y lo que antes era una marea, hoy, se ha convertido en un desierto. La avenida Arístides Villanueva nos tenía acostumbrados a deslumbrar con sus luces, su música y la enorme cantidad de personas que recorren sus veredas. Sin embargo, el brillo se fue apagando, el sonido fue disminuyendo y esas calles al día de hoy están vacías. 

Es que, luego del anuncio de Alberto Fernández sobre las restricciones horarias y el creciente número de contagios, tanto a nivel provincial como nacional, crece la inquietud de los establecimientos gastronómicos de esta localidad, con respecto a las restricciones horarias y cómo afectan a su negocio. 

Las calles de la avenida Arístides Villanueva vacías luego de las medidas adoptadas por el gobierno. 
FOTO: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Los más perjudicados son los bares, restaurantes y cervecerías de la zona, ya que las nuevas medidas adoptadas (cierres a las 00), afectaron a su horario de pico de ventas. "Las restricciones afectan en muchos aspectos, no solo a nuestro local sino a la economía en general. Disminuyen nuestras ventas y, como consecuencia, bajan nuestras compras a los proveedores", expresó Ana, gerente de "Beerlin". 

Transcurrido algunos días del anuncio del gobernador Rodolfo Suarez, las restricciones ya se empiezan a notar en las calles del centro mendocino. "Está muy tranquilo, en la noche no hay mucho movimiento. A las once de la noche no hay nadie" declaró Paula, encargada de "Johnny B. Good".

La buena noticia para ellos es que Mendoza mantendrá el tope de las 00.30 y no adelantará el cierre a las 23 como pretendía el Gobierno nacional.  

La imposibilidad de que exista el turismo en la provincia es uno de los puntos que más inquieta a los comerciantes. "El mayor problema se ha visto en la imposibilidad de poder viajar, había mucho turismo y esto nos ha perjudicado" señaló Julián, encargado del "Chachingo". En este apartado también estuvo de acuerdo la Martina, encargada del bar "Che", quien sostuvo que "los locales no vivimos de los comensales mendocinos, necesitamos al turismo". 

Bares y cervecerías vuelven a verse perjudicados por los horarios de cierre. / Imagen ilustrativa. 

Aunque, en muchos de los locales, creen que las disposiciones adoptadas por el gobernador eran necesarias, en todos estuvieron de acuerdo en que temen que haya un nuevo retroceso y se vuelva a fase uno. 

Sin embargo, la principal angustia gira en torno a los empleados. En uno de los locales ya tuvieron que pedirles que no vayan a trabajar, en otro les redujeron la carga horaria (disminuyéndole el sueldo) y, en uno de ellos, suspendieron entrevistas que tenían para contratar a nuevos trabajadores. 

Los encargados de estos locales piden que, si bien son comprensivos con las nuevas medidas adoptadas, también sepan entender la situación de los negocios.

Por Emanuel Acuña

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?