Denuncian falta de oxígeno en muchos hospitales: esta es la realidad en Mendoza

Denuncian falta de oxígeno en muchos hospitales: esta es la realidad en Mendoza

El aumento de casos que ratificó la llegada de la segunda ola de coronavirus produjo nuevas restricciones para la población, pero también tensiones y faltantes en un sistema de salud que, a este ritmo de contagios, es difícil que logre responder.

Pablo Villarruel

Pablo Villarruel

La segunda ola de coronavirus ya es una realidad en todo el país. El aumento de casos en las últimas semanas hizo que las autoridades nacionales y provinciales implementaran nuevas restricciones para disminuir los contagios, pero por el momento el número de infectados sigue siendo bastante elevado para un sistema de salud que, en algunas jurisdicciones, comienza a recibir calificativos como "tensionado" o "colapsado".

Lamentablemente las internaciones por cuadros severos de coronavirus están a la orden del día y Mendoza no es la excepción. Allí, uno de los principales recursos para el tratamiento y el manejo clínico de las complicaciones es el oxígeno medicinal, un insumo que está comenzando a escasear en varios puntos del país. El faltante de este gas se ha transformado en una de las grandes preocupaciones de quienes están al mando en la administración de la pandemia.

La ausencia de oxígeno en los hospitales es un tema que se instaló en la agenda de las autoridades sanitarias y, por ejemplo, en Buenos Aires ya se difundieron audios y mensajes de directores de clínicas o nosocomios que recomiendan hacer un uso extremadamente responsable del insumo. La importancia de este recurso es de tal importancia que fue remarcado en uno de los últimos boletines de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Sin esa terapia, la enfermedad puede ser fatal”, dijo la experta en medicina de emergencia de la OMS, Priyanka Relan, al tiempo en que esa organización estima que alrededor de uno de cada cinco enfermos de coronavirus requiere oxígeno a  concentraciones mayores que las que se encuentran en el ambiente.

Con este panorama la situación, al menos por el momento, parece estar relativamente controlada en el sistema de salud de Mendoza. Aunque sin mayores precisiones, desde el Gobierno provincial aseguran que "no hay problemas con el oxígeno". Si bien las autoridades son conscientes del aumento en la demanda de este insumo clave para paliar el coronavirus, afirman que "en Mendoza todavía estamos en una situación normal".

"Hay casos muy puntuales de logística, pero ya están resueltos", detallaron desde Casa de Gobierno. Esto tendría relación con la situación que, por ejemplo, están atravesando los departamentos de General Alvear, Malargüe y, en menor medida San Rafael. Desde el hospital de referencia de Alvear, Enfermeros Argentinos, denunciaron falta de oxígeno, de respiradores y una ocupación de camas por encima del 90%, panorama similar al que se vive en Malargüe.

En la ciudad de Mendoza, el Hospital Central es uno de los que más casos de coronavirus está atendiendo. Las guardias respiratorias trabajan a destajo, pero los casos están comenzando a superar la capacidad de respuesta del establecimiento emblema de la salud en nuestra provincia. "Tenemos todo en perfectas condiciones, no ha habido faltantes y no se avizora que vaya a haber", dijeron desde ese nosocomio con respecto al oxígeno.

Camión con oxígeno en el Hospital Central

Que no falte oxígeno en el Hospital Central es una buena noticia que lamentablemente contrasta con la escasez de camas de terapia intensiva y de respiradores. Trabajadores que día a día asisten a los pacientes con coronavirus corroboran en diálogo con MDZ la casi ausencia de camas libres en terapia intensiva y de la disponibilidad de los artefactos que permiten que los enfermos respiren con mayor facilidad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?