Caso Florencia Romano: piden la expulsión de la policía que atendió el 911

Caso Florencia Romano: piden la expulsión de la policía que atendió el 911

Se trata de Soledad Herrero, una agente que llevaba más de 4 años en la fuerza. La Inspección General de Seguridad (IGS) concretó una pesquisa y solicitó una dura pena. Ahora alegará la defensa y luego será el ministro Raúl Levrino quien deberá tomar la decisión final.

Facundo García

Facundo García

La Inspección General de Seguridad (IGS) completó una investigación sobre la agente que atendió el llamado al 911 el día en que Florencia Romano (14) fue asesinada. Se trata de Soledad Herrero, quien a las 18.58 del pasado 12 de diciembre recibió un pedido de auxilio pero cortó. Muchos creen que si hubiese comunicado la novedad a alguna comisaría la muchacha podría haberse salvado.

En estos momentos, Herrero está en disponibilidad y sin cumplir funciones policiales. La IGS -cuyo titular es Marcelo Puertas- solicitó a cesantía sujeta a la exoneración. En otras palabras, pidió que, de ser hallada culpable, la efectiva sea expulsada de la fuerza.

Con ello, el proceso continuará con un posible alegato de la defensa y con la decisión que en última instancia deberá tomar el ministro de Seguridad de la provincia, Raúl Levrino.

El callejón donde se produjo el hecho, en Maipú.

Argumentos

Para la IGS, hay sobrados motivos para sancionar a la acusada. Entre ellos, que los registros muestran que había ingresado a su puesto laboral las 18.50, es decir sólo ocho minutos antes del ingreso de la llamada. Eso indica que la operadora no estaba agotada ni nada parecido.

Asimismo, se comprobó que Herrero no realizó ningún acto administrativo tras la emergencia. Cuando se recibe un pedido de auxilio y por cualquier motivo el llamado se corta, el efectivo que está ante el teléfono puede rellamar para ver si obtiene más información; o puede "generar un suceso" y trasladárselo a un "despachador", quien a su vez se contactará con la comisaría más cercana al incidente. 

—Lo que no puede hacer el operador es quedarse sin hacer nada— señaló a este diario una fuente que está al tanto del expediente.

Y además está el hecho de que quien cortó la llamada fue la policía. Hay que considerar que cuando alguien marca el 911 es porque está en un problema. Por ende, se supone que el efectivo/a que se dedica a responder semejantes comunicaciones debe estar listo para encarar esos tonos de voz y esa angustia al otro lado de la línea.

Si Herrero es condenada, la cesantía se transformará en exoneración. En criollo: se la expulsará de la Policía y en el futuro no podrá ejercer empleos públicos.

"El tío más piola"

El sábado 12 de diciembre de 2020, Florencia Romano fue a la casa de Pablo Arancibia (33). A las 15, la chica subió un estado de Whatsapp en el que decía estar con "el tío más piola". Más tarde le escribió a una amiga mandándole su ubicación y añadiendo que en la noche habría allí "un baile"

Pero alrededor de las 19 de ese día, el hombre la atacó a golpes causándole un traumatismo craneoencefálico y luego le provocó una asfixia mecánica (la estranguló), para finalmente quemar parte de su cuerpo con combustible.

Varios vecinos escucharon los gritos de Florencia pidiendo auxilio y uno de ellos llamó al 911. Además, sintieron un olor "como si estuvieran quemando alquitrán" y vieron un humo negro saliendo de la casa de Arancibia.

En el siguiente video se ve a los abogados de la familia Romano en la causa penal -Cristian Vaira Leyton, Agustín Magdalena y Lucas Colucci- el día en que recorrieron la corta distancia que media entre el lugar del crimen y la comisaría más cercana.

Como se demostró en aquella jornada, a sólo 4 minutos caminando había una seccional. Pero la operadora del 911 desestimó el pedido de auxilio. 

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?