Pasé y miré: el año en el que hubo que vender hasta la vitrola

Pasé y miré: el año en el que hubo que vender hasta la vitrola

Cuando acaba de confirmarse que la pobreza en la provincia alcanza al 44% de la población, uno de nuestros cronistas captó esta postal en San José (Guaymallén). Un hombre solo, con cara de malaria financiera, rematando en plena calle lo que parecía ser una joya de su abuela.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Esta semana se confirmó que el índice de pobreza en Mendoza supera la media nacional, ubicándose en un 44% de la población. El dato representa una importante suba respecto a años anteriores, lo que implica que hay muchos "nuevos pobres" que se están acostumbrando a su nueva -y lamentable- situación.

Tal vez la imagen que ilustra esta nota sea un ejemplo de esos recién llegados a la mishiadura que se encuentran, de la noche a la mañana, con que se han caído del escalón clasemediero.

Entonces salen a vender lo que tienen a mano para ver si llegan a fin de mes. En este caso, el cronista de MDZ vio a un individuo de mediana edad apostado en una esquina de tránsito medio de Guaymallén. Eran las 19.30 y el tipo estaba ahí parado: intentaba rematar una vitrola

Los autos pasaban de largo...

Sin embargo, en el cruce de Saavedra y Alberdi, en San José, los autos pasaban de largo. El hombre seguía ahí. Incluso había añadido un cartel que decía "se vende" y que puso al lado del artefacto. A la derecha, el cartel de una carnicería no mostraba los precios; como si ya no fuera posible saber cuánto saldrá un asado.

Pasaban los minutos. El vendedor caminaba en círculos o hablaba por el celular. Su rostro se iba poniendo más y más gris con el final del día, y un semáforo a medio romper era su único apoyo en el centro de ese paisaje crepuscular. 

La tarde se iba y el hombre seguía ahí.

¿Quién querría comprar una vitrola en Guaymallén, un día de semana y a la orilla de la noche? Acaso nadie. Lo seguro es que con la malaria que hay, la gente está tratando de liquidar lo que tiene a mano para ver si consigue algunos morlacos. 

Actualización: después de algunos minutos, comenzaron a llegar mensajes a la redacción explicando el supuesto trasfondo de las imágenes. Un lector llamado Julio, por ejemplo, aseguró que estas vitrolas se venden hace años en diversas esquinas de Guaymallén. "Parece que son antigüedades, pero no lo son", observó. 

  • ¿Aportes? ¿Más fotos? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?