Pablo Salum: "Miles de personas son asesinadas al año en el país por sectas"

Pablo Salum: "Miles de personas son asesinadas al año en el país por sectas"

Tras la incansable búsqueda del joven español que apareció con vida y se cree había sido captado por una organización coercitiva, se generó un gran debate entorno a esta temática.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

A partir de la denuncia por la desaparición en Argentina del español Esteban López Rodríguez, quien sospechan había sido captado por una secta, se puso nuevamente en boca de todos la problemática que existe en torno a las organizaciones coercitivas que someten de manera psicológica a las víctimas.

En horas de la tarde del viernes muchos medios aseguraron que el joven había aparecido con vida, y al parecer en buen estado de salud, en la provincia de Misiones. Esteban López se casó con una argentina, se mudo a este país y con el correr de los meses perdió todo tipo de contacto con su familia.

Por tal motivo, sus familiares desde España se contactaron con la Red LibreMentes, fundada por Pablo Salum uno de los impulsores de la ley de sectas, para que los ayuden con la búsqueda del joven.

“Ellos nos comentaron que luego de casarse con una chica argentina se mudó a nuestro país y poco a poco fue teniendo cambios extremos en su conducta que le llamaron mucho la atención”, relata Pablo Salum. Además agrega, que la desvinculación familiar y la adhesión a creencias religiosas le hicieron creer a la familia que estaba dentro de una organización coercitiva y por este motivo Esteban haya sido obligado a cortar todo tipo de vínculos con el exterior.

sectas depresión
foto: Pixabay

Pablo Salum, quién a través de sus redes sociales y en entrevistas con medios colaboró enérgicamente con la búsqueda del español,  advierte: “Lo más importante es que el Estado reconozca la problemática. Las víctimas necesitan ser asistidas y la concientización, prevención y educación son las herramientas más importantes que tenemos para prevenir la captación de nuevas personas”.

El fundador de la Red LibreMentes destaca la importancia de no confundir dos conceptos:

“las víctimas no caen en las sectas, sino que son captadas por estas organizaciones en un momento de vulnerabilidad”.

Personas que necesitan solucionar ciertos conflictos, que han perdido el empleo o a un ser querido, que están en la búsqueda de algo que los motive, que le de esperanzas, personas con patologías mentales que son captadas por estas organizaciones que les ofrecen “sanaciones mágicas” a estos conflictos.

Pablo Salum denuncia: 

“por no haber campañas de concienciación que adviertan sobre esta temática miles de personas son asesinadas al año en el país y no se llega a denunciar en la justicia”.

Además expresa que “las personas que sobreviven como no tienen información y tienen vergüenza no pueden denunciar”.

Si bien desde la Red LibreMentes, por la falta de un observatorio a nivel estatal, no tienen un número exacto de organizaciones sectarias o redes de trata de personas, Salum asegura que “son miles las organizaciones coercitivas que funcionan impunemente y que se enmascaran detrás de escuelas de yoga, meditación, reiki, acupuntura, escuelas de terapeutas sin títulos médicos” y agrega que no sólo utilizan camuflajes basados en las creencias sino que también hay muchas empresas detrás.

Salum describe que “en estas asociaciones se aplican prácticas donde se vulneran los derechos en todos los aspectos a través de técnicas de persuasión coercitiva para quitar la racionalidad, la autocrítica y el libre pensamiento para que las víctimas caigan en una infantilidad total”.

depresión secta
Foto: Pixabay

¿Qué sucede en Mendoza?

Según explica el fundador de la Red LibreMentes el paisaje de Mendoza ha abierto puertas a un gran número de organizaciones de índole New Age con seudo prácticas coercitivas, lo mismo sucede en Córdoba y Neuquén.

Además advierten desde la red, que todo esto se vincula con el turismo, “el turismo New Age genera mucho dinero y un circuito de narcotráfico vinculado con las drogas alucinógenas, peyote o ayahuasca, que se utilizan para rituales, son perjudiciales y generan muertes al consumirlas”.

¿Qué hacer para ayudar a alguien afectado por la grupodependencia?

Pablo Salum de Red LibreMentes recomienda tener en cuenta los siguientes puntos:

  • No culpabilizarse, sí actuar con la responsabilidad que provenga del vínculo afectivo con el adepto. Este sentimiento muchas veces les hace creer que deberán encarar solos la tarea de reparar la situación. 
  • No intentar convencer al adepto. Cuanto más se argumenta en contra del grupo más se convence el adepto de que la secta tiene razón. Ellos (los gurús, directores o jefes) le han dicho a la víctima que así actuará la familia, en contra de su “libre elección”, porque no lo quieren, porque quieren someterlo, etc.  
  • Cuidar de todos los modos posibles el lazo con el adepto. La nueva identidad del adepto lo hace parecer más o menos artificial, falso y lleva a que sea difícil la vinculación.
  • Plantear límites. Para el adepto las leyes del grupo son más importantes que las de la familia y las de la sociedad, esto lleva a que la persona muchas veces cometa infracciones en total inconsciencia. Desde la red advierten que el límite primordial es no facilitar dinero.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?