¿Por qué el veganismo es una cuestión de justicia social?

¿Por qué el veganismo es una cuestión de justicia social?

El 20 de febrero se conmemora el Día Mundial de la Justicia Social, un principio fundamental para la convivencia pacífica entre quienes habitamos el planeta. El veganismo no solo defiende la vida de los animales; también busca construir un mundo más justo, con mayor acceso a los alimentos.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Una de las críticas más frecuentes dirigidas a quienes defienden los derechos de los animales es el orden de prioridades sobre el cual basan su lucha. Las frases del estilo “a las personas veganas les importan más los animales que las personas” son comunes. Sin embargo, la realidad dista mucho de esta perspectiva.

En primer lugar, la industria ganadera utiliza el 83% de la tierra agrícola pero provee únicamente un 18% de calorías que los humanos consumen. Por otro lado, un tercio de la cosecha de cereales y el 70 % de la producción de soja a nivel mundial se utiliza para alimentar animales de granja. Finalmente, el 34 % de los cultivos aptos para los humanos es utilizado para alimentar a los animales destinados a consumo, pero ellos ingieren mucho más alimento del que se obtiene como resultado del proceso de explotación que sufren para ser transformados en comida.

Por cada 100 calorías de grano utilizadas para alimentar a animales de consumo, obtenemos a cambio alrededor de 40 calorías de leche, 22 de huevos, 12 de pollos o 3 de carne. 

¿Y qué sucede con el agua? Cuando hablamos de su desperdicio, debemos recordar que hoy 1,2 mil millones de personas viven en áreas de escasez, y que esa cifra aumentará. En cuanto al desperdicio de tierra, deberíamos considerar la destrucción del Amazonas y de otros bosques antiguos utilizados para sembrar soja y otros cultivos para alimentar a los animales destinados a consumo, incluyendo los peces. “Por lo tanto, cuando hablamos de la producción de carne y somos conscientes del desperdicio de recursos que esta producción industrial de animales a gran escala genera, estamos pensando, además en la terrible vulneración de los derechos de los animales, en la desigualdad de la distribución de los recursos como una cuestión social y económica”, explica Jacqueline Guzmán, gerente de campaña en Argentina de Million Dollar Vegan, organización internacional sin fines de lucro que busca crear conciencia sobre cómo la cría y el consumo de animales afectan el medio ambiente y la salud humana.

Tal como arrojan los datos, el mundo produce suficiente comida para alimentar a toda la humanidad y, sin embargo, 815 millones de personas se van a dormir con hambre a diario. ¿Cómo es posible que el sistema de producción alimentario actual no pueda suplir la demanda de toda la población si existe suficiente comida para los millones de animales a los que explotamos cada año? 

“Es momento de visibilizar las consecuencias que tiene la explotación animal. Para la comunidad vegana, este es el foco principal. ¿Cómo seguir afirmando que a los veganos les importan sólo los animales si son conscientes de cómo la discriminación por especie también contribuye a las crisis climática y sanitaria, a un sistema alimentario que no es justo ni sustentable, y por lo tanto, a la profundización de las desigualdades sociales que perjudicarán (y ya perjudican) a millones de personas de diversas culturas y orígenes alrededor del mundo?”, invita a reflexionar la vocera de Million Dollar Vegan.

Por una alimentación justa, accesible y saludable para toda la población 

Además de las ya mencionadas problemáticas en cuanto a la distribución de los alimentos y el surgimiento de pandemias o enfermedades infecciosas como consecuencia directa de la explotación de animales para obtener carne, leche, huevos y pieles; el consumo de productos de origen animal está asociado a las principales causas de muerte por enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, algunos tipos de cáncer y diabetes tipo 2. 

“Desde Million Dollar Vegan creemos que la cultura alimentaria dominante no es la correcta para cubrir las necesidades nutricionales de la población. Una alimentación a base de plantas es nutricionalmente adecuada, más sustentable económicamente y puede proporcionar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades”, explica Jacqueline Guzmán.

 

“Por otro lado está el trabajo en los mataderos que sabemos que no es atractivo, ni buscado ni bien pagado. Esta labor estresante, poco higiénica y peligrosa suele recaer en la gente más desesperada o sin alternativas. Existe un importante daño psicológico que las personas sufren cuando se les pide que sacrifiquen animales todos los días. Los trabajadores de los mataderos tienen un mayor riesgo de TEPT (trastorno de estrés postraumático) y PITS (estrés traumático inducido por la perpetración)”, argumenta Kate Fowler, Directora de Comunicaciones de la organización internacional, en su artículo Las personas también son víctimas de los mataderos. 

Además, el impacto del cambio climático, del cual la industria ganadera es un impulsor principal, también afecta a quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad. Se destruyen bosques antiguos y otros hábitats insustituibles para el pastoreo de animales criados y alimentados para ser consumidos.

La cría de animales es responsable del 91% de la destrucción del Amazonas y del desplazamiento de las comunidades indígenas que allí habitan.

 

El veganismo es una cuestión de justicia social

Desde Million Dollar Vegan se han impulsado diversas campañas en Latinoamérica y el mundo, con el objetivo de que las personas tomen consciencia de cómo su dieta puede afectar a la salud, los animales y el medioambiente. El 2020 fue un año en el que la solidaridad marcó, más que nunca, la diferencia, y desde esta organización trabajaron durante toda la pandemia y, especialmente, a lo largo de las fiestas en diciembre con la campaña La temporada para mostrar amabilidad, donde primó el amor y la compasión. 

“Durante las fiestas, aquellos que viven en situaciones vulnerables siguen luchando por tener suficiente comida para poner en la mesa, y los animales que viven en condiciones horribles debido a nuestro injusto sistema alimentario siguen sufriendo. Por lo tanto, más que nunca, creemos que es urgente ayudar a las familias necesitadas con alimentos asequibles y nutritivos que también puedan ayudar a prevenir la próxima pandemia y que sean amables con todos los seres sintientes”, cuenta Jacqueline Guzmán, Gerente de la campaña en Argentina. 

Otra de las campañas con gran impacto de esta organización internacional es el compromiso de donar un millón de comidas veganas a quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad alrededor del mundo. “Hemos colaborado con instituciones caritativas, productores y emprendimientos de comida vegana y otras ONG, no solo para alimentar a quienes pasan hambre y a quienes pasan necesidad sino también para fortalecer y aumentar nuestra comunidad solidaria. Al día de hoy, ya hemos cumplido con un tercio de nuestro objetivo” explica la vocera de Million Dollar Vegan. En Argentina, por ejemplo, Million Dollar Vegan se unió a la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) para visibilizar la importancia de una alimentación libre de agrotóxicos.

Si hay algo que aprendimos con la pandemia es que no es una crisis exclusivamente sanitaria, sino que puso de manifiesto las desigualdades estructurales de un sistema que golpea mucho más a quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad socioeconómica. Es una crisis medioambiental, de clase y de especie. “Es momento de cuestionar nuestra alimentación y nuestros hábitos de consumo al mismo tiempo que demandamos al poder político y económico que garantice a toda la población el derecho al acceso a alimentos saludables de origen vegetal, a una nutrición saludable, y a un sistema de producción alimentaria y de comercialización justo y sustentable, sin olvidarnos del importante rol que cumplen la ayuda comunitaria, la solidaridad y todas las luchas sociales”, concluye Jacqueline Guzmán de Million Dollar Vegan.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?