Por qué en Argentina la preocupación por ómicron debe ser "medida"

Por qué en Argentina la preocupación por ómicron debe ser "medida"

El analista político Paulino Rodrigues habló del panorama mundial en torno al avance de la cepa ómicron, que es más contagiosa, pero no más letal.

MDZ Radio

MDZ Radio

El politólogo de MDZ Radio, Paulino Rodrigues, habló en su columna de hoy a nivel general sobre el escenario mundial con el avance de la variante ómicron, y en particular de la situación de Argentina. Contó por qué especialistas han dicho que esta cepa no es peligrosa y por qué sí es más contagiosa.

"Hay una preocupación medida", en torno al avance de la variante ómicron en el mundo. "Lo de Anthony Fauci, uno de los epidemiólogos más importantes del mundo, ha sido importante para llevar calma. Las primeras investigaciones son alentadoras", analizó Rodrigues.

Es que ómicron "se propaga muy rápido porque, según explican, siempre las cepas nuevas son las más contagiosas, ya que van ganándole la parada al resto que se van replegando. Lo que no quiere decir que sean más letales ni que tengan anticuerpos frente a las vacunas. Daría la impresión de que las vacunas son eficaces, de que ésta no es una variante más letal -como sí fue la delta en su momento- y que en todo caso sí hay que robustecer la campaña de vacunación". Esto, con el objetivo de no pasar lo que transita Europa, que es la pandemia de los no vacunados, o lo que atraviesa hoy Estados Unidos, donde efectivamente más de 7 de cada 10 pacientes internados en terapia intensiva no tienen vacunas o tienen una sola dosis.

"Yo bajaría la tensión", insistió el analista político, aunque "ómicron ya está en muchos países, inclusive en Argentina, y es probable que la tengamos circulación comunitaria prontamente. En Europa los casos crecen exponencialmente, surgen en un  momento y a los 4 o 5 días ya hay una multiplicidad de positivos muy importante".

Pero en ese mismo sentido, contó que "Chile hoy empieza la vacunación a 700 mil chicos de 3 a 5 años, yo creo que es ahí el camino. Argentina ya tiene arriba del 65 % con esquema completo, más del 3.5% con la dosis de refuerzo. Hay que potenciar eso, llegar al 75% total de la población con esquema completo y 15 % con dosis de refuerzo, que son los que podrían ser afectados a partir de que merma la consistencia de las vacunas para combatir el virus, según hemos aprendido. Esto es aproximadamente a partir del día 180 en adelante, aunque no es que el día 182 ya no estamos inoculados, naturalmente".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?