El triste posteo del padre de la joven asesinada en Miami

El triste posteo del padre de la joven asesinada en Miami

José María Pan, el padre de la joven argentina de 28 años asesinada en Miami a puñaladas publicó una carta en su muro de Facebook.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El padre de la diseñadora argentina asesinada a cuchillazos en Miami publicó en redes sociales una carta donde se despide de su hija y se muestra destrozado por lo acontecido en la ciudad estadounidense. Delfina Pan tenía 28 años y se había radicado en Estados Unidos hace unos meses para iniciar un proyecto propio. Trascendió que desde hacía un tiempo estaba preocupada por un hombre que se había obsesionado con ella y hoy es el principal sospechoso por el femicidio.

El padre de Delfina, José María Pan, eligió las redes sociales para expresarse y dijo: “Sé que donde estés serás como esa campanita sonriente, esa campanita alegre, esa campanita que siempre alegró mi alma”. En esa conmovedora publicación, el hombre no paró de preguntarse por qué le ocurrió eso a su hija, quien fue encontrada apuñalada en Miami.

El posteo de Facebook realizado por el hombre se llenó de comentarios de amigos y personas que se mostraron conmovidas por el brutal asesinato de la joven diseñadora. Si bien las autoridades no han confirmado la autoría del hecho aún, las primeras informaciones indican que el crimen podría ser un femicidio cometido por el hombre que fue encontrado junto a ella herido y que fue trasladado también al Jackson Memorial Hospital. 

“Donde estés serás como esa campanita sonriente”, dijo.

“Qué corta vida, mi reina, solo 28. Una tierna mujer, una gran persona, una huella muy profunda donde has andado imposible de olvidar. ‘¿Por qué?’, ‘¿por qué?’: así me pregunto. La vida me ha negado de tus charlas, de tus risas, de tus alegrías y de tu forma de ser inconfundible”, dijo su padre y agregó visiblemente conmovido: “¿Por qué te fuiste, ojitos azules? ¿Por qué te fuiste, sonrisa alegre? ¿Por qué? ¿Por qué? Tendré que llorar en los rincones, en mis momentos íntimos, como vos lo hacías porque siempre mostraste la alegría y no el llanto. Siempre en escena y muy segura, muy espléndida. Luchadora autosuficiente, todo lo puede. ‘Yo puedo, yo puedo’, desde muy pequeña eras así. Con tus cuatro añitos les atabas los cordones a todos tus compañeros. Genia. Sabías todo y cuando te preguntaba ‘¿de dónde lo aprendiste?’: ‘De la vida, papá, de la vida’”.

José María cerró la publicación diciendo: “Gracias por ser esa compinche, compañera de ruta incansable. Gracias por esa Navidad fría en Nueva York, calor en México, en Cuba. Y tu locura: ‘Muero por Miami’. Que en paz descanses”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?