Los niños y adolescentes, ¿pueden negarse a recibir la vacuna?

Los niños y adolescentes, ¿pueden negarse a recibir la vacuna?

Si bien la vacuna contra el covid-19 es optativa, existen diferencias a tener en cuenta a la hora de decidir sobre la inoculación de los menores de edad. ¿Los niños y adolescentes tienen autonomía a la hora de decidir sobre la vacunación?, ¿qué sucede si uno de los progenitores se niega?.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

La aprobación de la vacuna Sinopharm para niños de entre 3 y 11 años, anunciada días atrás por la ministra Carla Vizzotti, abrió la polémica con grupos de expertos que solicitaron evidencia científica que avale la inoculación de los menores de edad. La desconfianza de algunos padres y madres frente a la vacuna china abrió una serie de interrogantes que se relacionan a los derechos de los niños, niñas y adolescentes. ¿Los niños y adolescentes pueden negarse a ser vacunados?, ¿qué sucede si uno de los progenitores se niega?.

Luego del anuncio realizado por el Ministerio de Salud de la Nación en relación al avance de la campaña de vacunación para niños, niñas y adolescentes, surgieron dudas acerca de la autonomía que tienen los menores de 18 años a decidir sobre la vacunación. Si bien la vacuna contra el coronavirus es optativa y no se encuentra en el calendario obligatorio, existen diferencias a tener en cuenta a la hora de decidir sobre la inoculación.

La opinión de los argentinos en relación a la vacunación de menores entre 3 y 18 años está dividida, sin embargo, la mayoría de las personas que opinaron en la encuesta realizada por MDZ afirmaron que están dispuestos a vacunar a sus hijos pero ¿qué sucede si los adolescentes no quieren vacunarse o alguno de los progenitores se niega?.

La ley protege a los niños, niñas y adolescentes hasta los 18 años para que puedan disfrutar y ejercer en forma plena y permanente todos los derechos reconocidos por las normas nacionales y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos. En el caso de la vacunación existe una diferencia entre las vacunas que son parte del calendario oficial y aquellas que son optativas o voluntarias.

Argentina cuenta con casi 10 millones de dosis de Sinopharm almacenadas y los próximos días se recibirán tres millones más

Las vacunas que forman parte del calendario oficial son obligatorias y los padres, tutores, curadores, guardadores, representantes legales o encargados de los niños, niñas, adolescentes o personas incapaces son responsables de su vacunación. Por otro lado, las vacunas contra el coronavirus son opcionales y la posibilidad de decidir está condicionada por la edad de los niños o adolescentes. 

"Los niños y niñas actúan a través de sus representantes legales mientras sean menores de edad. Aquellos que cuenten con edad y  grado de madurez suficiente pueden ejercer los actos que estén habilitados por el ordenamiento jurídico. Este grado de madurez le da flexibilidad al Código Civil y Comercial" explicó Javier López Maida, director de la Subdirección de Niñez de la Dirección de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, en diálogo con Jorge Caloiro en MDZ Radio.

Según el Código Civil y Comercial, los adolescentes mayores de 16 tienen autonomía y competencia para el cuidado de su propio cuerpo. En estos casos pueden ir solos a vacunarse y si no quieren hacerlo no pueden ser obligados por los progenitores o representantes legales ya que la vacuna es optativa. Lo mismo sucede en caso de que quieran realizarse un tatuaje o piercing, si tienen 16 años o más pueden decidir sobre su cuerpo y no necesitan consentimiento de un mayor de edad.

Aquellas personas que superan los 13 años son consideradas adolescentes. Entre los 13 y 15 años de edad inclusive se evalúa si la práctica a realizar es invasiva o no. En este sentido, se consideran invasivas las cuestiones que pueden provocar un daño a la salud. "En ambos casos se requiere el consentimiento del adolescente", destacó López Maida.

Si la práctica es invasiva, en el caso de los menores entre 13 y 15 años, se necesitan ambos consentimientos del progenitor y del adolescente. En el caso de una práctica considerada no invasiva, el adolescente puede concurrir solo sin el consentimiento de los progenitores. Un ejemplo es si el adolescente se presenta a vacunarse o a pedir un método anticonceptivo en un Centro de Salud, no se lo pueden negar ya que tiene la edad suficiente para decidir sobre su cuerpo frente a una práctica no invasiva.

Un adolescente entre 13 y 15 años puede acceder a prácticas no invasivas sin el consentimiento de sus progenitores

Si el adolescente, entre 13 y 15 años, quiere colocarse la vacuna contra el coronavirus pero alguno o ambos progenitores se niega se debe acudir al abogado del niño quien representará al menor de edad frente a la justicia. En esos casos se recomienda acudir o consultar en la Subdirección de Niñez de la Dirección de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia al 4498649.

"Si uno de los padres está en contra de la vacuna debe dejar constancia de su oposición de manera fehaciente y se genera un conflicto que se define jurídicamente" dijo López Maida.

¿Qué otros derechos tienen los adolescentes a partir de los 13 años?

  • A trabajar, siempre que no esté en peligro cualquier aspecto de su salud.
  • A casarse. Si tiene menos de 16 años necesitan la autorización judicial. Si ya cumplió 16 años, sólo hace falta la autorización de sus representantes legales.
  • Entre los 13 y 16 años puede decidir por sí mismo sobre la realización de cualquier tratamiento, siempre que no sea de tipo invasivo y no se ponga en riesgo su vida ni su integridad física. Si el tratamiento pone en riesgo su salud deben intervenir sus progenitores.
  • Si es mayor de 16 años se lo considera como un adulto para todas las decisiones que se refieren al cuidado de su cuerpo.
  • Si es mamá o papá a partir de los 13 años, puede decidir y realizar por sí mismo todas las tareas necesarias para el cuidado de sus propios hijos. Está prohibido que cualquier institución educativa, sea pública o privada, los sancione o discrimine por atravesar un embarazo o haber sido mamá o papá adolescente.

¿Qué derechos tienen ante la justicia?

  • A participar en todo procedimiento judicial en el que estén involucrados.
  • A ser escuchados y a que se considere su opinión al momento de tomar la decisión referida a ellos.
  • A tener un abogado, preferentemente especializado en cuestiones de niñez y adolescencia aunque no puedan pagarlo.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?