Se hizo viral luego de comprarle 28 globos a una payasa en San Juan

Se hizo viral luego de comprarle 28 globos a una payasa en San Juan

Un hombre que compró 28 globos a una payasa en la peatonal de San Juan y el video se hizo viral. "El que diga que esto no lo conmueve ni un poquito, claramente es un androide sin sentimientos", aseguró el protagonista al compartir las imágenes en su muro de Facebook.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Ocurrió en San Juan. Claudio Corleone estaba paseando con su esposa el fin de semana y se sorprendió al ver a un pintoresco personaje en la ciudad. "Caminando por la peatonal principal de la provincia de San Juan, notamos con mi esposa cómo ignoraban a una simpática jovencita vendedora de globos", relató el protagonista de la historia. Y añadió: "Yo entiendo que nadie está obligado a comprar algo que no necesita, que no le interesa, o que no puede pagar. Sin embargo, el escenario no dejaba de ser chocante, al menos, para mí". 

Al compartir la historia Corleone contó que le llamó la atención el espíritu alegre de la joven, siempre con una sonrisa. "A pesar de que prácticamente nadie le compraba lo que ella ofrecía, la muchacha continuaba sonriendo, contagiando alegría solo con la expresión de su rostro, y lógicamente tratando de que alguien le compre un bendito globo", explicó. 

Según Corleone, esta era una imagen triste. "Nos miramos con mi esposa por un solo segundo. No hacía falta nada más. Me acerqué a ella y le pregunté cuanto salía un globo. '200 pesos', me confirma. '¿Y cuántos globos tenés en total?'", quiso saber él. Luego de que ella contestara que aun le quedaban 28 globos el hombre sacó dinero para pagarlos todos. 

"Lo que van a ver en el video, va a quedar registrado en mi retina y memoria por mucho tiempo", adelantó Corleone. 

En el video que se hizo viral se ve cómo Corleone regala a los niños que pasan por la peatonal cada uno de los globos que compró para animar a la payasa. 

Si bien fue él mismo quien compartió el clip, confesó que se cuestionó si era o no necesario compartir las imágenes ya que "no es necesario filmar las buenas obras, nadie tiene que enterarse de lo que pasó: mientras lo vea Dios, ya está". Lo que lo motivó a mostrar la conmovedora escena fue el deseo de inspirar a otros. Llamar la atención por todas las oportunidades de ayudar al otro que se presentan y muchas veces nos cuesta ver por distracción o indiferencia. 

"El que me diga que esto no lo conmueve ni un poquito o no lo inspira a hacer una buena acción, entonces claramente es un androide sin sentimientos, o es el típico que le encanta criticar detrás de una PC o celular, pero que nada hace por nadie. Sea por no querer, o no poder", sentenció Corleone. 

Y citó la Biblia para responder a posibles críticas por mostrar su buena acción: "Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña. Y no se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón, sino que se la pone sobre el candelero para que ilumine a todos los que están en la casa. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo". Con estas palabras Corleone cerró el posteo que se hizo viral y, probablemente, acaba inspirando a alguien a hacer algo por los demás.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?