Día Mundial del Ahorro de Energía: ¿cómo afectamos al cambio climático?

Día Mundial del Ahorro de Energía: ¿cómo afectamos al cambio climático?

Cada 21 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro de Energía. Conocé unas simples prácticas que podes adoptar en tu día a día para luchar contra el cambio climático.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En la vida cotidiana utilizamos diversas fuentes de energías para nuestras actividades, y por más de que sean nuestras aliadas en muchos aspectos, estas tienen un impacto directo en el medioambiente. Cada 21 de octubre se celebra del Día Mundial del Ahorro de Energía con el objetivo de concientizar sobre el consumo eficiente de la energía en nuestro día a día.

Si bien es cierto que se necesitan medidas que involucren a las empresas y a los gobiernos para el uso eficiente de energía, también es cierto que desde nuestro lugar podemos hacer muchas cosas por contribuir al medioambiente.

El uso de energías renovables ayudan a combatir el cambio climático.

Cada uno de nosotros usamos la energía a diario para decenas de actividades. El conocer el consumo energético de cada artefacto y las maneras que existen para optimizarlo, tiene que ser nuestro compromiso para contribuir al ahorro de energía. Por ejemplo, el uso de luces LED consume hasta 10 veces menos que las lámparas dicroicas, u organizarse para descongelar los alimentos en la heladera y disminuir el uso del microondas son un buen inicio para comenzar a gastar menos energía.

El siguiente video de la Fundación YPF muestra unos simples hábitos que podemos tomar para optimizar nuestro consumo energético.

El uso indebido de las energías está influyendo de manera directa en el cambio climático. Una de las causas más evidentes está vinculada con las energías no renovables cómo las de origen fósil, que no solo son una complicación por el agotamiento de estos, sino que también afectan al medioambiente.

Los vehículos a combustible son uno de los principales emisores de gases que podríamos evitar o reducir. Por ejemplo, se estima que los autos desprenden de media 143 gramos de dióxido de carbono por kilómetro recorrido. Es decir, si una única persona utilizara su vehículo personal para ir a su trabajo todos los días, podría estar generando más de 600 kg de CO2 en un año. Si esta misma persona decidiera compartir su auto con 4 colegas la emisión se repartiría entre 5, y si optara por usar una bicicleta o caminar, sería nula.

Comprender y administrar nuestros consumos diarios son el mejor compromiso que podemos tomar con el ahorro de energía y contra el cambio climático.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?