Filomena, en primera persona: "La situación es catastrófica"

Filomena, en primera persona: "La situación es catastrófica"

Marisol Giménez, nacida en Mendoza y quien se desempeña como psicóloga en Madrid, España; aportó información sobre la borrasca de Filomena y cómo ha lidiado con la alarmante situación.

Diego Gubinelli

En el marco del impresionante temporal que atraviesa España - especialmente Madrid- desde MDZ tomamos contacto con una mendocina que vive actualmente en el país europeo, para así poder contar desde su punto de vista cómo ha sido esta insólita experiencia que ha desatado el caos en la capital de dicho país.

Recordemos que "Filomena" es una borrasca que está provocando nevadas históricas que han provocado frío extremo. Según indican expertos, Filomena se debe a diversos factores. Entre ellos, una masa húmeda de aire, más cálida que el frío polar acumulado con el que se ha juntado en la Península. La humedad que trae es «un ingrediente necesario», junto a las bajas temperaturas, para que se produzca la nieve. También, un elemento que influye, es la presencia en el Oeste de la Península de lo que en meteorología se define como una vaguada, que «se refiere al ascenso de masas de aire cálido y húmedo a lo largo de una zona alargada de bajas presiones atmosféricas, que se ubica entre dos áreas de mayor presión». Estos fenómenos favorecen la formación de nubes verticales cargadas de lluvia.

Marisol Giménez (35) cuenta sus vivencias en torno a este fenómeno que ha puesto en vilo a la población española.

"Soy mendocina, pero me fui de la provincia en 2012 porque me uní a la Armada Argentina para trabajar como psicóloga, pero en Buenos Aires. Ya en 2019 tomé la decisión de irme a vivir a Madrid y en el 2020 me casé con un español. Actualmente vivo en La Sierra, al norte de la ciudad".

Marisol, quien no solo se encuentra en España, sino que vive el temporal desde adentro -ya que su esposo es militar- detalló cómo se fueron produciendo las intensas nevadas y cuáles han sido las consecuencias:

"Desde acá vivimos el temporal muy de cerca porque mi esposo es militar del Ejército de Tierra Español. Las nevadas empezaron a ser muy intensas durante estos días. De todo modos donde más se siente es en el centro de Madrid. Nosotros que estamos sobre las sierras, aunque parezca raro, no estamos teniendo los mismos problemas que tiene la ciudad".

"Ha sido insólito porque la gente no está acostumbrada a este tipo de borrascas. Hay zonas donde se constataron 50 cm de nieve. Esto comenzó el jueves y el viernes ya se había intensificado bastante", agregó.

Según consigna ABC, hay 439 vías que siguen afectadas por el hielo y la nieve, de las cuales 26 son en la red principal. En la red secundaria, 49 vías se encuentran cortadas mientras que en 62 es necesario el uso de cadenas. De esta forma se puede tomar magnitud de lo que se está viviendo en materia vial. Marisol dio detalles al respecto:

"A raíz de esto, todas las carreteras quedaron colapsadas y cortadas. Nosotros vivimos en un pueblo chico, por lo que entre todos los habitantes debimos agarrar las palas y empezar a sacar la nieve. Si no, no podríamos haber salido de nuestras casas. Al principio la situación fue abordada por la Policía Nacional y la Dirección General de Tránsito. La verdad es que fue un caos. La gente no pudo llegar al trabajo o incluso a sus casas. Muchos tuvieron que dejar el auto varado y caminar. De igual forma hay que decir que se subestimó la nevada y algunos salieron sabiendo que corrían el riesgo".

Las calles desbordadas de hielo. Gentileza: Marisol Giménez.

"El sábado dijeron que iban a suspender las clases y prácticamente todo. Al principio se hacían muñecos de nieve, los niños salían a jugar, etc. Sin embargo, todo comenzó a complicarse porque nadie está equipado para afrontar este tipo de condiciones meteorológicas. Pocos tienen el calzado adecuado o los autos debidamente preparados, por lo tanto se vieron accidentes por todos lados. Los hospitales están colapsados de gente con traumatismos e hipotermia (sumado a la crisis sanitaria por covid-19). También hubo miles de accidentes de tránsito".

Asimismo, la entrevistada cuenta que ya comenzaron las limpiezas en distintas áreas, pero que -considerando las bajas temperaturas por las noches- (-15°C), toda la nieve que se compactó, se transformó en hielo. "No hay manera de sacarla con facilidad. Hay que ir con picos para romper los bloques de hielo. Es por eso que las unidades del ejército debieron intervenir. Mi esposo estaba trabajando con servicios mínimos, pero fue llamado para colaborar en el despeje de hielo en el centro de Madrid", manifestó.

“La situación es catastrófica. Sacar el hielo demora semanas, por lo que todavía falta tiempo para que mejore el panorama”.

Las inmediaciones de Sierra Norte de Madrid
​​​​​​Gentileza: Marisol Giménez

Por su parte, ante la consulta sobre lo que diversos medios españoles han informado en relación a los cortes de luz, la mendocina dejó en claro que ha tenido pocos cortes, pero que en el centro de Madrid la situación ha sido totalmente diferente. "La gente calefacciona sus hogares con radiadores y son pocos los que usan garrafas. Entonces son mas propensos a colapsar en este sentido", dijo Giménez.

Para finalizar, este diario hizo hincapié en lo emocional y le consultó a Marisol lo siguiente: ¿Cómo manejas el pánico ante el caos latente?

“La verdad es que en mi zona es un tanto más llevadera la situación, a comparación del centro de Madrid. Además yo soy psicóloga, así que manejo bien el pánico y el miedo [entre risas]. Pero si es verdad que, sumado al coronavirus, la gente se siente muy desprotegida y se han lamentado muchos accidentes". declaró.

Y agregó: "Acá la gente es más temerosa y se desespera con mayor facilidad, eso es cierto. Lo que pasa es que en Argentina uno está acostumbrada a vivir al límite. Por ejemplo, yo viví en Buenos Aires durante cinco años y recuerdo que se me cortaba la luz todos los días. Se aprende a vivir con eso y, de alguna forma te prepara mentalmente para lidiar con problemas de ese tipo”.

Considerando la gravedad de la situación, desde el entorno del presidente Pedro Sánchez entienden que la declaración de emergencia es el escenario más posible. Sin embargo, consideran que lo primero que hay que hacer es hacerse una idea exacta de los perjuicios en bienes públicos y privados, lo cual todavía es difícil de medir. “Estamos en la fase de respuesta para que los daños sean los menores posibles y para ayudar en la recuperación para que todos salgan indemnes. No se va a dejar a nadie atrás. Se dará respuesta para que nadie sufra un daño suplementario”, aseguraron desde el Ministerio del Interior.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?