Encuesta DGE: así calificaron los docentes a la enseñanza virtual

Encuesta DGE: así calificaron los docentes a la enseñanza virtual

Unos 43.000 maestros y profesores, 169 supervisores y 1.218 escuelas de todos los niveles y modalidades fueron parte de un sondeo que arrojó valiosos datos para el gobierno escolar. Desde cómo reaccionaron a las clases a distancia hasta cómo evalúan la gestión del titular de la DGE.

Rubén Valle

Rubén Valle

#Maridaje > Musicaliza esta columna Tricky con M

 

Si empezamos por el vaso medio vacío se dirá que las encuestas son parciales, a veces hasta capciosas y en el mejor de los casos incompletas. Pero también digamos para ponerle algo al mismo vaso que aportan datos, pistas, humores y expectativas que bien utilizadas son una buena base para mejorar, reforzar lo que se hizo bien o dar el volantazo más temprano que tarde.  

Pasado un primer cuatrimestre fuera de lo común, pandemia mediante, el sistema educativo de Mendoza necesitaba pasar en limpio un proceso que tomó a todos por sorpresa y al que hubo que empujar como Sísifo a la piedra, una y otra vez hasta que las cargas se ajustaran debidamente. 

El cursado virtual implicó un aprendizaje paralelo para alumnos, docentes, directivos y padres. Todos, en su respectiva proporción, tuvieron que aprender cómo lidiar con la tecnología y acortar las distancias, las reales y las simbólicas. No fue, no es todavía un vínculo fácil, pero con más ingenio y voluntad que wifi o dispositivos se podría decir que a estar altura, ya desandando la segunda mitad del año, hoy la educación avanza con tesón sarmientino hacia su "nueva normalidad".

El cierre de las Jornadas institucionales fue el ámbito para sondear -ir al hueso, incluso- en aquellos ítems que la DGE considera claves para saber dónde ajustar clavijas. Entre ellos, seguir achicando la brecha digital y garantizando que cada vez sean menos los chicos y chicas que aún no pueden conectarse sin dificultades o que carecen, incluso, de una computadora o un teléfono inteligente.  

Unos 43.000 docentes, 169 supervisores y 1.218 escuelas de todos los niveles y modalidades de la provincia respondieron las consultas propuestas por el gobierno escolar.

La ductilidad docente

  • Educación a distancia: el 92% dijo haberse adaptado a las demandas pedagógicas de la no presencialidad y un 90% sostuvo lo mismo en cuanto a la priorización de contenidos.
  • El 86,5% considera que es factible acreditar saberes en el contexto de no presencialidad. También creen que la gran mayoría de los alumnos de Inicial, Primaria y Secundaria están en condiciones para este procedimiento.
  • En cuanto al uso de la plataforma Escuela Digital Mendoza y sus aulas virtuales, más de la mitad utilizó estas herramientas disponibles.
  • Respecto a lo operativo, maestros y profesores afirman en un 84,7% que el GEM refleja la realidad de su escuela.
  • Una pregunta no menos importante -y sensible- fue cómo valoraban los primeros 7 meses de gestión de José Thomas al frente de la DGE. El 61% de los docentes expresaron estar conformes, mientras que el 94% de los supervisores la calificaron como positiva.

Regreso no apto para ansiosos   

La vuelta a las aulas, incluso planteado por el gremio docente, apuntaba a lo básico: saber en qué condiciones están hoy los  edificios escolares para aplicar los protocolos sanitarios y así garantizar el regreso a la presencialidad. 

Según el sondeo de la DGE, en la provincia hay un promedio de 8,18 aulas por escuela. El 63% de las instituciones confirmó tener un centro de salud a unos 2 kilómetros o menos.

Un dato no menor y que pone freno a la ansiedad de muchos es que más de la mitad de las escuelas no tiene un aula o ambiente para acondicionar como sala de primeros auxilios. El 92% consideró que, en base a los protocolos de ingreso a la escuela, la entrada al edificio permite el paso de menos del 50% de los alumnos.

Las recurrentes declaraciones del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, en cuanto al retorno a las aulas han ido mutando cual virus. Del entusiasmo inicial de poner una fecha en la mira (septiembre fue la más escuchada) a la cautela actual de "no vamos a apurar la vuelta a las aulas", no hay más argumento que la evidencia de los datos epidemiológicos de cada localidad. 

A nivel local, Thomas advertía: "Nosotros estamos pensando en un refuerzo presencial más que en un regreso a clases"; esto, independientemente de que se viene trabajando, igual que en el resto del país, en contar con un protocolo que cuando amaine el virus permita volver sin mayores riesgos. 

En paralelo a la encuesta del gobierno, el SUTE impulsó una propia con una muestra de 328 escuelas de los 18 departamentos. Allí plantean en cuando a la presencialidad que "es inviable debido a los problemas edilicios y a la falta de recursos e insumos en las escuelas". 

A este sondeo general hay que unirle aquellos que se fueron realizando en el primer cuatrimestre a los propios estudiantes y a sus familias, como parte de un seguimiento que apuntaba a testear el estado anímico, el impacto psicológico de la cuarentena antes que los resultados académicos. 

Con estas respuestas, estos números y el background de un primer cuatrimestre superado dignamente, Thomas y su equipo ahora tienen para hacer dulce. Algunos ajustes ya comenzaron y otros tantos están en camino para concretarse antes del fin de ciclo.  

#ElResaltador   

Ante un nuevo AC/DC

  • "Si bien todavía no podemos predecir el resultado de este período, no hay dudas de que estamos ante un nuevo “AC/DC” (Antes del Coronavirus/Después del Coronavirus). La educación 100% a distancia llegó para quedarse, lo mismo que el teletrabajo. Sin dudas, vemos una aceleración de ciertas tendencias que ya estaban encaminadas. Por ejemplo, si hasta ahora el home office era ofrecido por las empresas como un beneficio, de aquí en más el trabajo en casa será la norma para muchísimos puestos de trabajo. Definitivamente, hablar del 'futuro del empleo' es hablar del 'presente del empleo', por lo que los trabajadores de hoy y mañana, tengan la carrera que tengan, deben contar con ciertas habilidades digitales que son transversales a cualquier industria".  

{Eduardo Bruchou, country manager de Digital House Argentina, en Futuro }

#PostaPodcast 

  • El Holograma y la Anchoa. El dibujante Rep (Miguel Repiso) asume el rol de conductor para entrevistar a personalidades de la cultura, con un estilo empático, relajado y natural donde los invitados cuentan lo suyo, eligen su música, leen autores que les gustan y hasta reconocen si deberían ir al cielo, infierno o quedarse en el limbo. Programa de AM750 que se puede escuchar en su versión podcast en Spotify.

#Solapa

El sublime objeto de la ideología, de Slavoj Žižek. (siglo veintiuno editores, 304 páginas, $499)

  • Siempre provocativo y original, Žižek contempla en esta obra el tema de la mediación humana en un mundo posmoderno. Desde el hundimiento del Titanic hasta La ventana indiscreta de Hichcock, desde las óperas de Wagner hasta la ciencia ficción, desde Alien hasta el chiste judío, los agudos análisis del autor exploran las fantasías ideológicas de completud y exclusión que elabora la sociedad humana. El filósofo esloveno está en desacuerdo con los análisis de la condición posmodern y expone la idea de que el mundo "posideológico" ignora que "aun cuando no nos tomemos las cosas en serio, seguimos haciéndolas".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?