Cuatro presos aislados para prevenir contagios de Covid en la cárcel

Cuatro presos aislados para prevenir contagios de Covid en la cárcel

Tres de los casos sospechosos fueron trasladados a un área de aislamiento especialmente adaptada en el complejo Almafuerte II. En tanto, otro de los pacientes, que es grupo de riesgo, está internado en el Hospital Central. Se esperan más precisiones en las próximas horas.

Facundo García

Facundo García

En la mañana de este viernes, llegaron distintos mensajes a la redacción de MDZ alertando sobre posibles casos de coronavirus en las cárceles provinciales. Luego de chequear la información, hay condiciones para difundir algunos datos fidedignos que dan un panorama de la situación en los penales de la provincia, al menos en lo que a este asunto se refiere.

Efectivamente, hay cuatro detenidos que fueron apartados tras presentar síntomas vinculados al Covid-19. Desde el inicio de la pandemia, el Servicio Penitenciario venía preparando un área de aislamiento en Almafuerte 2, para que aquellos pacientes sospechosos no tuvieran contacto con el resto de la población penal. Ahora llegó el momento de usar ese espacio.

"Eso no implica que sí o sí tengan el virus -aclaró una fuente-. Pero hoy, por cautela, estamos tratando cualquier enfermo con esos síntomas como si fuera un caso de coronavirus, al menos hasta que se descarte esa posibilidad".

Lo que se hace con los internos sintomáticos es sacarlos de su lugar de alojamiento y llevarlos a celdas individuales, donde se ajustan los protocolos. Es lo que pasó con tres de los sujetos.

El cuarto enfermo está en el Central

Por otro lado, el cuarto enfermo es una persona de edad avanzada que ya venía con problemas respiratorios y asma. Ante el agravamiento de los síntomas, fue llevado al Hospital Central.

"De ser necesario, en las próximas horas podríamos hacer los hisopados. Todos los esfuerzos están puestos en la prevención", recalcó la fuente.

"Debería haber más aislados"

Si bien desde el Servicio Penitenciario insisten en que está todo bajo control, este diario pudo conversar con Natasha, esposa de R.A, uno de los internos apartados:

"Para colmo, mi marido tiene EPOC -se lamentó la mujer-. Me comentó que la semana pasada llegó una persona nueva y se integró a su celda. Luego empezaron a tener síntomas y les avisaron que los iban a trasladar a Almafuerte 2 y que agarraran algunas colchas para llevarse".

Lo que preocupa a Natasha es que aquella primera persona que mostró síntomas "ingresó la semana pasada" y desde ese momento "no estuvo todo el tiempo dentro de la celda" sino que se habría movido varias zonas del módulo 3/2 de Almafuerte I. "Por eso es que, la verdad, yo no estoy segura de que alcance con aislar a los que compartían la celda solamente", observó.

  • Para aportes y comentarios, puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?