Tomas Pueyo: "Argentina aún no sale de la primera ola de contagios"

Tomas Pueyo: "Argentina aún no sale de la primera ola de contagios"

Analizamos la pandemia en Argentina junto con Tomás Pueyo, el ingeniero de Silicon Valley. Es autor del artículo "El martillo y la danza", que, con más de 40 millones de visitas y traducido a 30 idiomas, explica cómo gestionar la crisis sanitaria producida por el coronavirus.

Victoria Chales

Victoria Chales

En marzo China ya estaba colapsada por el coronavirus, y Corea, Irán e Italia ya tenían otros brotes. El resto del mundo creía que como tenía pocos casos, no le iba a pasar nada. En Argentina, el Ministro de Salud Ginés González García dijo enfáticamente que "me preocupa más el dengue que el coronavirus. Eso no va a llegar hasta acá". Sin embargo una voz que no es ni de un infectólogo, ni de un epidemiólogo, si no de un ingeniero que explicaba por qué se debía actuar ya sobre este virus que crecía exponencialmente.

El ingeniero Tomás Pueyo advertía a los países que aún tenían pocos casos que "eso que ustedes ven en China o Italia es exactamente lo que va a pasarles dentro de algunos días. Los casos están creciendo y vas a tener un colapso del sistema hospitalario". Pueyo, desde Sillicon Valley, publica un artículo, que se leyó cuarenta millones de veces, en el que elabora una teoría conocida como "El martillo y la danza". Allí explica que para gestionar esta gran crisis lo más conveniente es "aplicar primero el martillo, que son esas medidas muy agresivas para parar el virus, para que ese crecimiento exponencial se pare, para que se reduzcan los casos, para que el sistema hospitalario no se colapse y, sobre todo, para darnos tiempo a lo que viene después".

Luego no es que desaparezca el virus, si no que habrá que tener de hecho mucho cuidado para que no hayan rebrotes, y para ello es necesario "identificar inmediatamente cuando hay casos para aislarlos y reducir la transmisión". Esto lo denominó "la danza" porque se trata de un momento más dinámico, en el que hay que aprender todos los días y más suave, ya que afecta menos la Economía. "En algunos casos hay que aplicar tal vez algunos martillos localmente para reducir los contagios" señala Pueyo. Por tanto "el martillo" son las medidas más agresivas y "la danza" las medidas inteligentes y dinámicas para contener el virus.

En otro momento, Pueyo indicó que una de las características novedosas o más difícil de abordar de esta pandemia es que se trata de un fenómeno de crecimiento exponencial y en nuestra vida no hay "ninguna experiencia que funcione en esos términos". Pone como ejemplo la Economía que tiene un crecimiento exponencial, pero aún así se trata de un 2 o 3 % anual y en el caso del Coronavirus es de un 15% diario, "por lo que no desarrollamos ninguna intuición para ello".

¿Cómo fue el caso de Argentina?

"El martillo que se aplicó en Argentina fue bastante agresivo" y, aunque esto también sucedió en otros países, allí no tuvieron tanto éxito. En nuestro país la curva crece exponencialmente hace muy poco tiempo. Si se mira en detalle la situación de la pandemia, propone Pueyo, notamos que la gran mayoría de los casos están en AMBA pero empezaron en CABA y "luego se fueron yendo a Quilmes, Avellaneda, pero empezaron en Capital". Si lo comparas con otras ciudades como Lima, Bogotá o Nairobi, veremos que el martillo no funcionó únicamente en lugares donde "hay muy alta densidad de población, donde hay mucha gente que vive en el mismo hogar y tiene ingresos menores que la media". Se trata de gente que no contaba con los "ahorros para mantenerse en cuarentena todo este tiempo y que necesitan salir para trabajar".

Cuando aplicamos "el martillo" a las dos semanas los casos caen dramáticamente, pero si aún con estas medidas los casos continúan creciendo, entonces "tienes que un problema, por lo que debes detenerte y resolverlo. No puedes liberar la economía antes de resolverlo" señala Tomás Pueyo a razón de la situación argentina. 

Casi toda la comunidad científica asegura que una segunda ola del virus es inevitable. De hecho ya lo vemos en algunos países que habían flexibilizado ya muchas de las medidas y los casos de coronavirus han vuelto a crecer exponencialmente. Argentina aún no sale de la primer ola, pero en "EEUU donde el martillo había dado tan buenos resultados, vemos que la semana pasada ya ha tenido nuevos máximos históricos y los seguirá teniendo porque han vuelto a crecer exponencialmente".

Pero Argentina, Perú y algunos países de Europa aún no consiguen salir de la primera. De todas maneras, señala el ingeniero más consultado de estos tiempos, hay que pensar qué se hará en la segunda vuelta y aquí destaca el uso del plan Detectar que coincide en gran parte con lo que debiera ser "la danza": hacés muchos testeos para saber dónde hay casos, rastreás los contactos para saber todos los demás casos que pueden estar infectados y los aíslas en hoteles, casas u hospitales. Eso reducirá enormemente la circulación del virus. Pues al fin y al cabo indica Tomás Pueyo se trata de todas medidas típicas de "la danza": testeo, rastreo de casos, aislamiento, cuarentenas, uso de mascarillas, distanciamiento social y cierre de fronteras.

Aunque no es la primer pandemia, parece todo aprenderse de nuevo cada vez que enfrentamos una. Pueyo cuenta que luego de haber publicado su artículo que dio la vuelta al mundo, que supuso que lo consultarían líderes de todas partes, él concurrió a la Televisión Pública Inglesa dónde estuvo debatiendo con uno de los epidemiólogos del gobierno que decía "algo muy interesante". Él decía que "esto va a ser muy malo y vamos a tener que pedir mucho a la población, pero no hay que entrar en pánico y vamos a hacerlo con calma". Por lo que ese especialista aún estando informado y sabiendo lo que pasaba, no se daba cuenta que las medidas "debían ser tomadas ya", enfatiza Pueyo en su relato. "Cuando es un crecimiento exponencial, no puedes esperar un minuto para tomar tus decisiones".

Escuchá la nota completa acá

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?