En detalle: así serán las reuniones familiares en Mendoza

En detalle: así serán las reuniones familiares en Mendoza

El gobierno provincial autorizó por decreto que autoriza la realización de las reuniones familiares en Mendoza, incluyendo varias aclaraciones respecto a algunas dudas que surgieron después del anuncio, como el grado de parentesco permitido para los participantes.

Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

El gobierno provincial autorizó por decreto la realización de las reuniones familiares en Mendoza, ratificando la mayoría de las disposiciones anunciadas anteriormente e incluyendo varias aclaraciones respecto a algunas dudas, como los grados de parentesco entre los participantes y las personas que están excluidos de estos encuentros.

El gobernador Rodolfo Suarez, había anunciado este miércoles el regreso de los encuentros familiares en medio de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, adelantó que serían bajo ciertas normas de seguridad sanitaria y advirtió también que habrá fuertes sanciones para quienes no cumplan con las restricciones establecidas.

La medida quedó oficializada en el Decreto 635/2020 que saldrá publicado a la medianoche en el Boletín Oficial, y el cual establece en su primer artículo hasta qué grado de parentesco pueden reunirse las familias mendocinas: "Habilítese en el ámbito territorial de la Provincia la realización de reuniones familiares, hasta un máximo de diez personas con parentesco por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el segundo grado en línea ascendente, descendente o colateral".

Ello significa que podrán participar de las juntadas familiares quienes tengan alguno de estos parentescos: padres, hijos, abuelos, nietos, hermanos, suegros, yernos y nueras, padrastros, hijastros, cuñados y hermanastros, también parejas no casadas. Por eso por el momento no estarían autorizados a reunirse quienes tengan vínculos en tercer y cuatro grado, que incluyen bisabuelos, bisnietos, tataranietos, tíos, sobrinos, primos, tíos-abuelos y sobrinos-nietos.

Respecto a los días y horarios, la norma señala que las reuniones podrán celebrarse "sólo los días sábados, domingos y feriados, en horario de 9 a 23". Además elimina las limitaciones por la terminación del DNI, que seguirán vigentes para el resto de la semana y con las salidas recreativas y las compras.

De todas formas,y aunque cumplan con los rasgos de parentesco, los encuentros familiares estarán prohibidos para "las personas que presenten cualquier tipo de sintomatología compatible con el Virus SaRS-CoV-2 tales como fiebre, tos seca, disnea (ahogo o dificultad para respirar), congestión nasal, astenia (cansancio), mialgias (dolores musculares), odinofagia (dolor de garganta), anosmia (pérdida del olfato) y/o ageusia (pérdida del gusto), cefaleas o diarreas", como también para quienes hayan estado en contacto en los últimos 21 días, con personas con síntomas, pacientes confirmados con COVID-19 y casos sospechosos de la misma enfermedad.

Asimismo, recomienda a las personas mayores de 60 años o que pertenezcan a los grupos de riesgo, que no participen de los encuentros.

Por su parte, el anexo del decreto establece que las reuniones "estarán limitadas a grupos familiares de cercanía" y según "su situación geográfica", sin dar detalles sobre el parámetro a seguir en cuanto a municipios o regiones, aunque resalta que "no podrá utilizarse el transporte público para desplazarse hacia el lugar de reunión".

A su vez, el decreto deja en claro que los encuentros familiares "deberán realizarse en domicilios particulares", por lo que quedan expresamente prohibidos en "espacios públicos o sitios de alquiler como salones y camping", extendiéndose dicha prohibición a las "reuniones sociales o juntadas que no sean exclusivamente familiares", incluyendo entre amigos.

La normativa también fija una serie de recomendaciones de higiene para los "anfitriones" de las reuniones familiares:

  • Realizar la reunión en un espacio abierto o con adecuada ventilación
  • Disponer de solución de agua con alcohol al 70% y/o alcohol en gel en el domicilio
  • Desinfectar los pisos y los utensilios o implementos utilizados una vez finalizada la reunión
  • No compartir utensilios o vajilla
  • Mantener distancia de al menos 2 metros entre personas
  • Evitar en la medida de lo posible el contacto físico con otras personas
  • Higienizarse las manos frecuentemente con agua y jabón o en su defecto con alcohol en gel o solución sanitizante
  • Usar toallas de papel para el secado de manos y descartarlas inmediatamente después de su utilización en bolsa de residuos
  • Evitar tocarse el rostro con las manos

Respecto a las multas por incumplimiento, el decreto aclara que será de 50.000 pesos para el anfitrión y/o propietario del inmueble donde se celebre la reunión. En ese marco, y para complementar con los controles que realizarán agentes provinciales y municipales que, a priori, serán insuficientes, el Ejecutivo dispuso la línea telefónica 911 y la aplicación de celulares '148 Mendoza' para que los vecinos puedan denunciar irregularidades.

En sus argumentos, el Ejecutivo provincial encabezado por Suarez justificó la medida y sostuvo que su implementación no requiere de la autorización expresa del Gobierno nacional: "Para aquellas actividades no comprendidas en la norma citada (Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 459), es decir aquellas que no sean industriales, de servicios o comerciales, no es preciso contar con una excepción expresa de la autoridad nacional".

"Atento la situación epidemiológica de la Provincia, que a la fecha cuenta con 82 casos confirmados y 62 casos recuperados (no contabilizó el caso positivo confirmado hoy a la tarde), resulta posible y conveniente habilitar reuniones familiares, limitadas en el número de personas y sólo los días sábados, domingos y feriados, de modo de mitigar los efectos adversos que pudiera tener el aislamientos social, preventivo y obligatorio en la salud psíquica de la población", añade.

Decreto Reuiones Familiares... by Nico Munilla on Scribd

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?