Como los micros, taxis y remises deberán instalar una separación entre choferes y pasajeros

Como los micros, taxis y remises deberán instalar una separación entre choferes y pasajeros

El Gobierno provincial ordenará a taxis, remises y vehículos de transporte de plataformas digitales a instalar uns "aislación física" que separe a los choferes y pasajeros, en el marco de las medidas de aislamiento social que rigen en todo el país para evitar la pandemia de coronavirus.

Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

El Gobierno provincial ordenará a taxis, remises y vehículos de transporte de plataformas digitales a instalar una "aislación física" que separe a los choferes y pasajeros, en el marco de las medidas de aislamiento social que rigen en todo el país para evitar la pandemia de coronavirus.

Se trata de una acción que ya se implementa en la mayoría de los colectivos que forman parte del sistema de transporte público Mendotran, los cuales cuentan con una separación de nylon que aísla a los choferes del resto de los pasajeros, una forma de preservarlos ante un posible contagio de COVID-19 en las unidades.

Según la Resolución n° 301 de la Dirección de Transporte, publicada hoy en el Boletín Oficial de la provincia, a partir de este miércoles tanto "los permisionarios prestadores del Servicio de Taxis y Remis, y del Servicio de Transporte Privado a Través de Plataformas Electrónicas", como Uber y Cabify, "deberán colocar en sus unidades una aislación física que separe al conductor del vehículo de los pasajeros".

"Dicha aislación deberá ser de material transparente y no podrá afectar las condiciones de conducción y visibilidad del conductor de la unidad", aclara la normativa sin dar mayores especificaciones respecto al tipo de material ni cómo debe ir colocado.

La medida tendrá vigencia desde hoy y durante 60 días, por lo que los taxis, remises y automóviles de plataformas digitales tendrán plazo hasta el 15 de abril para instalar el separador. De todos modos, algunos vehículos ya cuentan con estas herramientas, dado que los conductores o propietarios de esos rodados decidieron instalar acrílicos o cortinas de nylon entre los asientos delanteros y traseros para minimizar el contacto.

Esta disposición se suma a otras restricciones que deben realizar los conductores de este sistema de transporte, como la reducción de la cantidad máxima a dos pasajeros y la prohibición de que uno de ellos viaje al lado del taxista/remisero.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?