Ya hay cientos de personas con cuarentena obligatoria en Mendoza

Ya hay cientos de personas con cuarentena obligatoria en Mendoza

La Policía revisa casa por casa que quienes llegan a la provincia cumplan el aislamiento. Hoteles y hostels también están en la mira. En medio de la preocupación se dan situaciones curiosas: ciudadanos de edad avanzada piden a los efectivos que "ya que están, les vayan a hacer las compras".

Facundo García

Facundo García

La Policía recorre diariamente los domicilios donde hay personas en cuarentena para controlar que no salgan. Ayer, al tocar el timbre en la casa de un viejito que cumplía el aislamiento obligatorio tras haber llegado desde el extranjero, los oficiales recibieron un pedido lleno de angustia: "estoy bien, pero ya que están vayan a hacerme las compras. Yo no puedo y no tengo a nadie que me ayude".

Este martes se controlaron 28 casas, 16 departamentos, 15 hoteles y 5 hostels; a lo que añaden los 14 colectivos que llegaron desde Chile.

Así de compleja es la realidad que se avecina. Mendoza ingresa lentamente en semanas de alto riesgo y las autoridades intentan garantizar los 14 días de apartamiento compulsivo para quienes arriben a la provincia. Este martes los móviles policiales verificaron 28 casas, 16 departamentos, 15 hoteles y 5 hostels, a lo que añaden los 14 colectivos que vinieron de Chile en las últimas horas cargando a 357 pasajeros. Son cientos de personas que deben ser vigiladas para que, en caso de que alguna porte la infección -cosa que hasta ahora no ha sucedido- el virus no se expanda por las calles.

Patrulla antivirus

El Gobernador Rodolfo Suarez acaba de declarar que a partir de mañana todo individuo que llegue a la provincia deberá permanecer en cuarentena, venga de donde venga y sea argentino o extranjero. "Sí, desde el fin de semana venimos trabajando muy intensamente, pero vamos a necesitar la colaboración de todos", admitió a MDZ el comisario Camilo Uvilla, jefe de la Unidad a cargo de hacer cumplir la restricción.

Uvilla contó que "la mayoría de los turistas que llega, al saber que tienen que someterse al aislamiento, opta por volver a su lugar de origen". Hasta ahora no se han dado situaciones de violencia: hubo, sí, varios detenidos por haber roto el límite sanitario. Entre ellos dos parejas, una de extranjeros y otra de Rivadavia. A ellos se les sumaron una bancaria, un médico y dos reconocidos empresarios que acababan de llegar y rompieron el cerco establecido por la Ley. Todos fueron procesados penalmente.

Cómo es el control

Cuando los uniformados llegan a las casas, piden los documentos y comprueban la identidad de los habitantes, aparte de consultar si presentan síntomas. Vale recordar que los viajeros que ingresan a Mendoza están obligados a declarar adónde van a quedarse. "Para seguir haciendo los controles, hemos convocado a personal extra -destacó Uvilla-. Y todos los agentes están recibiendo capacitaciones para minimizar los riesgos de contagio. Sin embargo esta tarea es enorme".

Hay que poner blanco sobre negro: si se mantiene la tendencia, la Policía no tendrá capacidad operativa para custodiar todas las casas en cuarentena. No hay modo. Hoy son cientos, mañana pueden ser miles. "Por eso solicitamos a los vecinos que denuncien si ven a alguien infringiendo el aislamiento, y también que nos ayuden si saben de alguna persona que necesita que le compren comida o remedios y no puede salir a la calle", pidió Uvilla. 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?