"Leamos juntos", la campaña de la DGE para recuperar el amor a la lectura

"Leamos juntos", la campaña de la DGE para recuperar el amor a la lectura

A lo largo de todo el ciclo lectivo 2020, el gobierno escolar promocionará la lectura a través de diferentes acciones. Comenzará en el Carrusel vendimial y continuarán a lo largo de todo el ciclo lectivo convocando a deportistas, escritores, músicos y demás referentes de la cultura provincial.

Rubén Valle

Rubén Valle

"Leamos juntos" se titula el plan de lectura que lanzará la Dirección General de Escuelas (DGE) con la consigna de recuperar el acto de la lectura, pero desde un lugar más placentero no desde la imposición. Una tarea que, resaltan desde el gobierno escolar, no sólo debe involucrar a la escuela sino también a la familia y a la sociedad en su conjunto. 

Las acciones, que se extenderán durante todo el ciclo lectivo, tendrán su debut en el carrusel vendimial. En ese contexto festivo se repartirán códigos QR para acceder a la lectura de una gran variedad de textos y a la biblioteca digital de la Fundación Leer.  

Silvina del Pópolo, directora de Planificación de la Calidad Educativa, explica el ambicioso plan: "La lectura es un eje fuerte de la gestión de José Thomas. Contempla por un lado el Censo de fluidez lectora, que consiste en escuchar a los chicos leer en voz alta, y por otra parte se trabajará en recupera el hábito de la lectura, apuntando a un lector que comprenda y ya no deje de leer. El eslabón final es que el chico sea un lector. Para eso es necesario revisar los procesos de base y a su vez desarrollar una intensa campaña de promoción de la lectura". 

Para la funcionaria, animar y promover la lectura no es una misión que sólo puede llevarla adelante la institución escolar. "Si bien ésta debe asumir su compromiso de enseñar a leer, la sociedad también debe acompañar. Una sociedad que reclama la lectura, pero no siempre le abre las puertas. Queremos una sociedad que construya lectores, que todos se comprometan a formar lectores", invita Del Pópolo.

Leamos juntos es una campaña que va a involucrar a referentes de distintos sectores de la provincia. Además de las representantes vendimiales, se convocará a escritores, actores, deportistas, músicos, entre otros, para que a lo largo del año se haga foco en la magia de los libros. "Se les pide que acompañen a contagiar la lectura, el amor a los libros, porque no sólo la escuela debe aportar en esta tarea. Buscamos que ese compromiso sea de todos", acota la directiva. 

Para José Thomas, el titular de la DGE, "el plan Leamos juntos es una más de todas las aristas por las que queremos tomar al tema de la lectura. Entendemos que la comprensión lectora es la base del sistema educativo hoy, porque todos los saberes siguen entrando a través de la lectura. Un chico que no comprende lo que lee difícil que desarrolle la matemática, la ciencia, la historia y todas las otras ramas del aprendizaje. Tenemos que volver a instalar en la sociedad el amor por la lectura . No alcanza sólo con las horas de clase porque se ha perdido la lectura placentera, en familia, en la casa. Es raro que un chico vea a su padre leer. Queremos a través de la campaña volver a poner en valor a la lectura. Nos pareció que Vendimia era un buen marco para arrancar. Luego vamos a continuar con otros referentes de la sociedad para que nos cuenten qué leen, cómo leen, qué les gusta. Aparte estamos armando un repositorio digital de lectura y con todas estas acciones nos uniremos al plan nacional. Creemos que hay volver a leer como una actividad placentera".  

Un círculo virtuoso

La campaña arranca con Vendimia, contemplando que las reinas de por sí ya cuentan con una representatividad natural de la cultura local. Por eso se les pidió que participaran llevando para la sesión de fotos aquellos libros que las marcaron o que más les gusta aún hoy y los compartieran públicamente. La idea es que su participación no se agote en esta acción y se transformen en embajadoras de la biblioteca de su departamento, dando pie a un círculo virtuoso que acerque a los alumnos a un ámbito al que prácticamente desconocen.  

La implementación en las aulas apuntará a rescatar los 20 minutos diarios (como piso) para la lectura recreativa más un corpus de obras sugeridas por edades. El plan también se canalizará fuertemente a través de las redes sociales donde los chicos circulan con mayor naturalidad y frecuencia. 

La expectativa de la gestión Thomas es que lo que hoy llama la atención por lo infrecuente se convierta en un hábito tanto en las aulas como en los hogares. En definitiva, que la construcción de lectores ya no dependa solamente de una propuesta del gobierno escolar de turno. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?