Socios, invitados y protocolos: las piletas de los clubes ultiman detalles para la temporada

Socios, invitados y protocolos: las piletas de los clubes ultiman detalles para la temporada

Esta semana será clave para muchos clubes que pretenden ofrecer escuela de verano y temporada para toda la familia, ya que serán revisados los protocolos propuestos y podría definirse si podrán asistir invitados además de los socios de cada institución.

Pablo Villarruel

Pablo Villarruel

Los operativos para vacacionar en las distintas playas y espejos de agua durante la temporada de verano ya están en marcha, pero muchas personas, por cuestiones sanitarias o económicas, no podrán trasladarse fuera de la provincia y es por eso que están a la expectativa para saber qué sucederá con los clubes donde cada verano suelen asistir a las piletas o natatorios.

Ya sea en formato temporada de verano, donde las familias asisten cada tarde a disfrutar de la piscina o simplemente estar al aire libre en un espacio verde, o en las escuelas que suelen funcionar por la mañanas en cada uno de los clubes con pileta de la provincia, este año, al igual que otros tantos rubros, tendrán que adaptarse a los protocolos de seguridad sanitaria que eviten nuevos contagios de coronavirus.

Algunos clubes del Gran Mendoza han decidido trabajar en conjunto para diseñar un protocolo que les permita ofrecer escuela de verano para niños y temporada de verano para las familias, pero en el transcurso de esta semana tendrán contactos formales con las autoridades pertinentes para saber si esas medidas de prevención son suficientes o van a tener que ajustar aún más los cuidados para quienes decidan asistir a sus instalaciones.

En Guaymallén, por ejemplo, son cinco los clubes que se agruparon en pos de pergeñar un protocolo homogéneo que sea autorizado por la municipalidad. Estas instituciones son los clubes Guaymallén, Murialdo, Alemán, Banco Nación y Empleados de Comercios, cuyos directivos mantendrán una reunión crucial en estos días con representantes municipales para saber cómo ofrecer sus instalaciones y qué ajustar en caso de que lo planeado no cumpla con lo pedido por las autoridades competentes.

Para las escuelas de verano, el protocolo indica que cada niño deberá presentar una declaración jurada firmada por los padres o tutores cada 15 días y deberán dejarlos en la puerta de ingreso con tapabocas y allí se les tomará la temperatura y se les realizará una desinfección.

Los grupos estarán divididos por edades y conformados por un máximo de 10 niños y estarán a cargo del mismo docente en todo momento, tanto para realizar las actividades en pileta como en espacios al aire libre, por lo que se trabajará con el método de "burbuja" para que en el caso que uno de los integrantes presente síntomas se aísle a ese grupo y no al resto.

Cada docente dispondrá de un kit de materiales deportivos y un kit de desinfección personal que utilizará solo para el grupo que tiene a cargo y también coordinará el momento de merienda siempre en el mismo sector y con el distanciamiento necesario para que no se produzcan intercambios con niños de otra "burbuja".

Tanto para la escuela de verano como para la temporada familiar, la pileta deberá contar con sentido de circulación exclusivo para el ingreso y el egreso y con delimitaciones en el agua a fines de mantener una distancia de 2 metros entre una persona y otra. El cumplimiento de esta disposición es fundamental para prevenir riesgos una vez dentro de la piscina.

Las escuelas de verano funcionarían de lunes a viernes de 9 a 13 horas, mientras que la temporada familiar sería de lunes a viernes de 14 a 23 y sábados y domingos de 12 a 0 horas, también con regulaciones específicas a fines de mantener la seguridad sanitaria.

Los socios deberán presentar una declaración jurada cada 15 días y en el caso de que se autorice que éstos puedan llevar algún invitado, la persona que asista de manera eventual también deberá llenar una declaración jurada y, al igual que el resto de los asistentes, pasar por el termómetro y el control de desinfección en la puerta de ingreso.

Las mesas estarán separadas unas de otras por una distancia no menor a 6 metros y en ellas no puede haber más de 10 personas, por lo que no se van a permitir celebraciones ni festejos que excedan esta cantidad, el mismo número máximo para quienes deseen utilizar canchas de fútbol, beach voley o padel.

En todos los casos los baños funcionarán solo para las necesidades básicas y no estarán habilitadas las duchas ni los vestuarios, aunque si será condición excluyente ducharse al momento de ingresar a la pileta y estar con el tapabocas puesto en todo momento hasta que la persona decida ingresar en el agua.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?