Insomnio: ¿qué es y cómo combatirlo?

Insomnio: ¿qué es y cómo combatirlo?

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes. Existen causas que pueden impactar en la salud y hay formas naturales de combatirlo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Las dificultades para conciliar el sueño, la falta del mismo y hasta el descanso inadecuado, son factores del insomnio. Más allá de las diferentes causas que lo pueden provocar, existen formas de combatirlo.

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes en muchas personas y la mayoría lo manifiesta con dificultades para dormir, continuar durmiendo o también, para hacer ambas cosas. Las consecuencias que provoca esta falta de sueño son que no se descanse bien, y por ende, puede traer efectos adversos en la vida cotidiana.

Muchas personas que manifiestan “no puedo dormir”, “duermo pocas horas”, “duermo entre cortado” entre otras, siempre andan investigando todas los métodos posibles sobre cómo combatir el insomnio, decisión que muchas veces las altera más.

En muchos casos , la incertidumbre frente a este problema también es cómo vencer el insomnio de manera natural sin recurrir a medicamentos o fármacos de origen sintético.

Se debe conocer que hay 2 tipos de insomnios:

  • Uno de ellos es el insomnio agudo. Este es frecuentemente esporádico o de corta duración, como también puede ser crónico, es decir, que se manifieste durante un período de tiempo. Este tipo de insomnio, es de los más frecuentes y comúnmente suele aparecer por motivos de estrés en la familia, en las relaciones, en el trabajo y hasta en momentos traumáticos. En general, el insomnio agudo dura unos días o algunas semanas y no requiere de ningún tipo de tratamiento específico, ya que con el tiempo desaparece.
  • Por el contrario, el insomnio crónico puede durar 1 mes o mucho más tiempo, dependiendo de cada caso y en la mayoría de los casos es secundario, lo que implica que es un síntoma o un efecto de algún problema específico.

Principales causas y consecuencias del insomnio

En muchos casos, sucede que las causas del insomnio son diversas y se ven reflejadas por un sueño excesivo o la falta de energía durante el día. Esto revela que la persona está siendo incapaz de descansar en los momentos que debe hacerlo.

A su vez, también es posible que el insomnio sea una consecuencia de una angustia, depresión o irritabilidad. No se descarta, que otra secuela de no poder dormir de noche sean ciertos trastornos de la memoria, como no poder retener o recordar cosas.

Se conoce que todas las personas pueden desarrollar este tipo de trastorno, como una consecuencia de estímulos diferentes que de repente aparecen en su vida. Sin embargo, no se puede descartar que existan otros factores que suelen aparecer con mayor frecuencia en quienes ya padecen esta problemática.

Por esto es que las enfermedades psiquiátricas, como los trastornos de ansiedad y depresión, son una de las causas más frecuentes de insomnio.

La higiene inadecuada del sueño, enfermedades crónicas con dolor o falta de aire, enfermedades estrictamente relacionadas al sueño y hasta incluso el consumo de ciertos medicamentos, también son de las causas más comunes de insomnio o problemas en el sueño.

¿Cómo vencer el insomnio de manera natural?

Existe una serie de factores que, si se aplica en el día a día, puede mejorar el sueño y el descanso.

Según un especialista en medicina del sueño: "Hay ocho puntos que resultan clave para que cualquier persona pueda hacer lo que se conoce como higiene del sueño, que precisamente apunta a optimizar la calidad del descanso".

Estas formas de vencer el insomnio de manera natural son:

  • Dormir, en lo posible, siempre en el mismo horario.
  • Respetar las 8 horas de sueño.
  • Evitar dormir siestas o acostarse durante el día.
  • Evitar el consumo excesivo de cualquier tipo de estimulante como mate, café, alcohol y cigarrillos, entre otros.
  • Realizar en algún momento del día una actividad física.
  • Al momento de irse a dormir, que sean horas en lo posible, tranquilas y relajantes. Es una forma de evitar irse a dormir de una forma abrupta.
  • Tener una temperatura ambiental entre los 19° y 21° y en lo posible darse una ducha de agua tibia antes de dormir.
  • Se aconseja que en la habitación donde se duerme haya oscuridad y silencio.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?