La cascada de Instagram y la mentira minera que debés conocer

La cascada de Instagram y la mentira minera que debés conocer

A menos de diez kilómetros de la Ciudad de Mendoza está la Reserva Natural de Divisadero Largo. Se trata de uno de esos paseos que vale la pena redescubrir. Entre sus atractivos cuenta con un pequeño salto de agua, formaciones vinculadas a Cacheuta y Potrerillos y una insólita escondida.

Ignacio de Villafañe

Ignacio de Villafañe

El listado de curiosidades es largo. Hay, en primer lugar, un salto de agua que tomado con la perspectiva indicada puede ser presentado como una enorme cascada, digna de ostentar en cualquier cuenta de Instagram. Sigue después una abundante historia de fósiles y restos huarpes repartida a lo largo del camino. Y por último podría mencionarse la insólita ocurrencia que dejó como saldo un pesado carro minero en medio de un terreno arenoso y sin rieles. Pero vale aclarar que hay más.

La Reserva Natural Divisadero Largo es un área protegida por la Dirección de Recursos Naturales que suele recibir cuantiosas visitas de estudiantes de nivel primario.

El cerro Divisadero
El cerro Divisadero da nombre a la reserva y su arroyo.

Su riqueza histórica convierte a esta reserva en un centro educativo de alto nivel. Al recorrerla se puede aprender sobre geología, paleontología, arqueología y antropología. Antiguamente visitada por huarpes, hace casi un siglo atrás se transformó en la fuente de energía de la antigua Ciudad de Mendoza. Sus yacimientos alimentaban a las minas de carbón que se dedicaban a procesar los recursos para obtener gas.

El salto de agua del arroyo Divisadero
La cascada miniatura está señalizada a lo largo de todo el recorrido.

Se trata de un paseo que demanda no más de tres horas y media y cuya versión más corta se puede finalizar en tan solo noventa. Ubicado a escasos ocho kilómetros de la ciudad, por la Ruta Provincial 99, a media cuadra del paredón del dique Papagayos, la reserva es promocionada por el Gobierno provincial como un parque de senderismo accesible y rico en atractivos de toda índole.

Agua que da sed
El agua del arroyo Divisadero es muy salada y no es apta para el consumo.

"Divisadero es un sitio de privilegio para apreciar un compendio de más de 200 millones de años expuestos a la vista del visitante", indica la página gubernamental de Áreas Naturales" y agrega que es "ideal para comprender la secuencia de períodos geológicos. También esta reserva cuenta con hallazgos paleontológicos, vestigios de asentamientos humanos primitivos y restos de una explotación minera ligada a la historia de la Mendoza de antaño".

Ruinas de Fader
Las ruinas de la antigua mina de la familia Fader.

Por los senderos dispuestos para el público se pueden ver distintos afloramientos rocosos que nos llevan a descubrir los misterios de las profundidades de la Tierra, así como conocer y disfrutar del típico paisaje del piedemonte mendocino.

Mirá el video y aprendé todo lo que tenés que saber sobre Divisadero Largo.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?