Sancionaron al hombre que mató a un delfín en Buenos Aires y luego lo comió

Sancionaron al hombre que mató a un delfín en Buenos Aires y luego lo comió

Se trata de un pescador de Coronel Dorrego que luego de matar al animal en peligro de extinción, lo ató a su cuatriciclo y lo paseo por la playa para luego comerlo. Las imágenes se hicieron virales por las redes sociales y fueron rápidamente condenadas por el gobierno bonaerense. La multa podría llegar al millón de pesos.

El Gobierno bonaerense sancionó a Rubén Vicente, el pescador que mató a un delfín de una especie declarada Monumento Natural -máxima categoría de preservación-, en una playa de Coronel Dorrego y se convirtió en un fenómeno viral luego de que circulara en las redes sociales una foto que muestra el cuerpo del animal. La información la brindó este jueves el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) de la Provincia de Buenos Aires.

Según el subsecretario de Planificación Ambiental del OPDS, Martín Boccacci, la decisión de sancionar al pescador fue tomada porque "el delfín Franciscana es una especie en peligro de extinción protegida en la provincia de Buenos Aires y declarada Monumento Natural, que es la máxima categoría de preservación".

El funcionario precisó que el hombre fue localizado después de que la imagen del delfín sin vida sobre un cuatriciclo se volvió viral a través de Facebook.

En ese momento los vecinos denunciaron la situación por medio de las redes sociales y el pescador pudo ser localizado por los guardaparques, que labraron un acta de infracción.

Acorde a los testimonios recolectados por la radio LU24 -del partido de Tres Arroyos-, el hombre habría capturado al delfín con un bichero para "pasearlo por toda la playa en cuatriciclo" y luego comérselo.

Sin embargo, en entrevista con el mismo medio bonaerense, Rubén Vicente desmintió las versiones trascendidas y argumentó que se trató de un accidente. “Ni idea que era un mamífero y no es un delfín. Es de la familia y es un Franciscano. No es como dicen, 'mató un delfín'. Yo no paseé por el pueblo, lo llevé a mi casa y es lo que pasó”, relató en la entrevista radial.

Vicente también aclaró que no fue él quien publicó la foto. "La saqué y alguien hizo daño y lo publicó. Yo no actué de mala fe", dijo a LU24 y agregó, respecto a la repercusión que tuvo el hecho: "?A mí me hizo mal esto. Yo tendría que haber venido escondido y dejarlo tirado, pero ya está. Lo comí y los restos los tire al mar. No tengo nada que esconder. Fue un accidente. No andaba nadie a las 7 de la mañana cuando lo traje del balneario".

Desde el OPDS precisaron que la multa que aplicarán "puede llegar a un millón de pesos" y detallaron que en las próximas horas se dará intervención al área de Fauna de Nación.

La principal amenaza del Franciscana es la pesca incidental, ya que cada año mueren entre 500 y 800 delfines al ser atrapados por las redes en la provincia de Buenos Aires y unos 2.000 en en toda su área de distribución, según el organismo.

Expertos del OPDS expusieron que de persistir esa práctica, su población podría extinguirse en los próximos 30 años. La provincia de Buenos Aires declaró a la especie Monumento Natural (Ley 14.922) para otorgarle un resguardo legal y generar estrategias que aporten a su conservación.

"Nuestros guardaparques cuidan las 27 áreas naturales y reservas, y también intervienen cuando hay especies protegidas afectadas, ya sea por caza, pesca o tenencia ilegal de fauna", concluyó Boccacci.

Vale aclarar que a pesar de los dichos de Vicente, el animal -científicamente denominada Pontoporia blainvillei y popularmente conocida como "franciscana" o "delfín del Plata"- es una especie de cetáceo dentado y se trata, en efecto, de un delfín de río propio del Río de la Plata y las costas del Océano Atlántico en Sudamérica.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?