Argentina no varió su posición en el Índice de Desarrollo Humano

Argentina no varió su posición en el Índice de Desarrollo Humano

La Argentina se ubica en el puesto 48 del ranking del Índice de Desarrollo Humano (IDH) que elabora anualmente el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y se mantuvo en el segundo lugar del listado regional, solo por debajo de Chile.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La Argentina se ubica en el puesto 48 en el ranking del Índice de Desarrollo Humano (IDH) que elabora anualmente el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), manteniéndose en el segundo lugar del listado regional solo por debajo de Chile.

Según el informe mundial sobre Desarrollo Humano 2019, creado en base a datos recolectados en 2018, Argentina logró un IDH de 0,830, un crecimiento de 0,005 respecto al valor del año pasado. Ello significó que se ubique 48º en el listado de 189 países analizados por el PNUD, apenas un escalón por debajo del IDH 2018, informó el organismo internacional.

Respecto a los países de la región, Argentina se ubicó segunda detrás de Chile (42ª posición con 0,847) y por encima de Uruguay (57º con 0,808), siendo los únicos Estados de América Latina con un IDH muy alto, según la clasificación del PNUD.

El IDH analiza el progreso a largo plazo en tres dimensiones: una vida larga y saludable (medida por la esperanza de vida), acceso a educación (según el promedio de años de escolaridad para la población mayor a 25 años), y un nivel de vida digno (medido por Ingreso Nacional Bruto, INB, per cápita en dólares).

Nuestro país sufrió mayor impacto en el INB per cápita ya que se redujo de 18.462 dólares a 17.611 dólares en el último año por la crisis económica, aunque esta variación "no se refleja en el corto plazo", informó el PNUD.

El ranking global es liderado por Noruega, con un Índice de Desarrollo Humano (IDH) de 0,954 y cierra en la posición más baja Niger (0,377).

De todos modos, y al igual que ocurre con la mayoría de los países del mundo, cuando el valor del IDH se ajusta por desiguadad (es decir, se miden las diferencias de las tres dimensiones anteriores según las poblaciones por nivel socioeconómico), el índice de la Argentina baja a 0,714, un 14% menos que el valor original. Al analizarse la caída por componente, la mayor variación se produce en el de "ingreso" (25,8%), mientras que las variaciones en los componentes de "educación" y "salud" son menores a un dígito (8,6% y 6,2% respectivamente).

Respecto al Índice de Desarrollo Relativo al Género (IDG), elaborado a partir de la comparación por género, nuestro país se encuentra entre el grupo con mejor posición relativa para las mujeres pese a las diferencias en los ingresos, donde los varones ganan prácticamente el doble que las mujeres.

Algo peor quedó en el ranking del Índice de Desigualdad de Género, que se mide a partir de la mortalidad materna y la tasa de fecundidad adolescente, las bancas legislativas ocupadas por mujeres y la tasa de participación en el mercado laboral, donde ocupa el puesto 77 con una tasa de fecundidad adolescente de 62,8 cada 1.000 mujeres, significativamente mayor al promedio de los países con muy alto nivel de desarrollo humano (15 cada 1000).

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?