Un guía de montaña es el acusado del primer juicio por jurados en Mendoza

El primer juicio por jurados en la provincia comenzará este lunes. Antes del inicio del debate, se realizará la audiencia de selección de los 12 jurados titulares y cuatro suplentes.

Redacción MDZ

Sebastián Petean Pocovi espera en la cárcel el juicio por jurado.

Facebook

El primer juicio por jurados en la provincia de Mendoza comenzará mañana y tendrá a un guía de montaña de 34 años como acusado de intentar asesinar a su ex pareja embarazada y de atropellar y matar a dos policías cuando huía por ese hecho, en mayo de 2018, confirmaron fuentes judiciales.

Este lunes, antes del inicio del debate, se realizará la audiencia de selección de los 12 jurados titulares y cuatro suplentes, con paridad de género, que tendrán la responsabilidad de emitir un veredicto en este tipo de procesos que solo rigen para los homicidios agravados y delitos que se investiguen conjuntamente.

A esta instancia, denominada también "Voire Dire" y en la que se tratarán las excusaciones que podrán plantear los jurados y las recusaciones de las partes, llegarán 96 potenciales jurados, (48 titulares y 48 suplentes), sorteados entre los 6.200 ciudadanos que conformar el padrón anual de jurados en la provincia.

Tras la conformación del jurado comenzará el debate que se realizará en el salón de actos del Poder Judicial de Mendoza especialmente acondicionado para estos juicios.

Por su parte, al acusado Sebastián Petean Pocovi (34) se le imputan los hechos ocurridos el 25 de mayo de 2018, cuando su ex pareja embarazada de gemelas fue atacada con un arma blanca en su casa del departamento mendocino de Maipú.

Luego, el atacante se escapó en su camioneta Ford Ranger hacia la zona de la precordillera y la Policía comenzó a perseguirlo para detenerlo.

Al advertir la situación, el guía retornó por la ruta 82 a muy alta velocidad y atropelló y mató a dos policías motorizados que pretendieron detenerlo camino hacia la localidad de Cacheuta, en Luján de Cuyo,

A raíz de la colisión, Petean Pocoví volcó el vehículo en el que huía al costado de la ruta y finalmente fue detenido por otros efectivos.

Luego, el guía de montaña quedó imputado y con prisión preventiva por los delitos de "tentativa de femicidio" en perjuicio de su ex pareja, de 37 años, y "homicidio criminis causa" agravado por la calidad de policía de las víctimas a raíz de las muertes del inspector Jorge Cussi (32) y del auxiliar primero Daniel Ríos (40).

Además se lo juzgará por la tentativa de homicidio en perjuicio de otros policías a los que quiso atropellar en la huida.

Tras las audiencias preliminares previas al inicio de este juicio, el jefe de fiscales de Homicidios, Fernando Guzzo, en diálogo con la prensa, consideró que Petean Pocovi "embistió deliberadamente a los funcionarios policiales" e intentó asesinar a su pareja.

En tanto, se espera que la estrategia de la defensa intente demostrar que la agresión a la ex pareja del guía no fue un intento de femicidio y que no atropelló intencionalmente a los uniformados, es decir, que se trató de un homicidio culposo y no doloso.

Si bien los juicios por jurados fueron incorporados a la Constitución Nacional en 1853, el Congreso nunca aprobó una ley que los regule y por eso hay provincias que aprobaron sus propias normas, como el caso de Mendoza, que lo hizo en 2018.

Para José Valerio, ministro de la Suprema Corte mendocina, mañana será "un día histórico" y destacó su "confianza absoluta del Poder Judicial en todos los ciudadanos que van a participar en estos juicios por jurados".

Por su parte, Jorge Nanclares, presidente del máximo tribunal, subrayó que el mecanismo de juicios por jurados "es un elemento muy importante para lograr el acercamiento de la Justicia a la sociedad y de la sociedad hacia la Justicia".

Según el procedimiento, el veredicto de culpabilidad a no culpabilidad del imputado deberá ser por el voto unánime de los 12 jurados y en caso que tras las deliberaciones no se alcance la unanimidad el juicio se declarará estancado, detallaron fuentes judiciales.

En ese caso, si la fiscalía decide continuar con la acusación, el juez dispondrá la realización de otro juicio con un nuevo jurado y si el nuevo jurado también se declarase estancado, el magistrado absolverá al acusado.

Después de la decisión de los jurados, es decir si el imputado es culpable o no culpable, Rafael Escot, el juez técnico designado para conducir este debate, fijará la pena a cumplir.

Los jurados no podrán hablar sobre el caso entre sus miembros ni con las partes del juicio y terceros, durante todo el proceso, excepto con los otros jurados para deliberar una vez finalizados los alegatos.

Además durante el juicio -que se estima durará cuatro jornadas- se preservará la identidad e intimidad de los jurados, quienes no podrán ser fotografiados ni entrevistados, y tanto el público como la prensa que ingrese a la sala no podrá hacerlo con teléfonos celulares.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?