Suarez gana y será gobernador de Mendoza

Los datos extraoficiales indican que hay una fuerte polarización. Y la tendencia de las PASO se mantiene: Suarez resultaría electo gobernador. Anabel Fernández Sagasti rompió el techo de las primarias, pero no le alcanza para el batacazo. Protectora y el FIT pelean por entrar a la Legislatura. 

Redacción MDZ

Suarez - Camino a la gobernacion

MDZ

Un día agobiante por el calor y rodeado de tensiones políticas por lo que está en juego. Pero llegaron las 18 y cerraron las elecciones para elegir al nuevo gobernador de Mendoza. Habrá que esperar para tener datos oficiales. Pero según los relevamientos extraoficiales, elaborados con mecanismos artesanales de análisis, el frente Cambia Mendoza se adjudica la victoria  en las elecciones generales y, así,  Rodolfo Suarez resulta electo como nuevo gobernador de Mendoza. 

Los datos son elaborados en base a la reposición de boletas y mesas testigo. En el oficialismo calculan que Suarez obtiene por arriba del 47% de los votos.  La elección está polarizada y la candidata del Frente Elegí, Anabel Fernández Sagasti, rompería el piso de votos que consiguió en las PASO y superaría holgadamente los 30 puntos. Sin embargo, no le alcanzaría para dar el batacazo y convertirse en gobernadora.

En las PASO el Frente Cambia Mendoza sacó 42% en total. Y Elegí 35%. 

En el Frente Elegí desmienten esos números y en base a encuestas que ellos citan como propias, dicen que dan pelea y que hay una diferencia de menos de 1 punto. 

La disputa por el tercer lugar está entre José Ramón y Noelia Barbeito. Sin embargo en el caso de esos frentes políticos (Protectora y el FIT) lo más importante no está en los votos de los candidatos a gobernador y gobernadora. El objetivo político más importante de ellos es lograr representación legislativa, por lo que necesitan superar al menos los 10 puntos en las categorías legislativas, en alguno de los cuatro distritos.

De las elecciones de hoy saldrá el décimo gobernador de Mendoza desde el retorno a la democracia, quien sucederá a  Alfredo Cornejo. Antes ocuparon ese cargo Santiago Felipe Llaver, José Octavio Bordón, Rodolfo Gabrielli, Arturo Lafalla, Roberto Iglesias, Julio Cobos, Celso Jaque, Francisco Pérez y el propio Cornejo.

Suarez llegaría a Casa de Gobierno de la mano de Cornejo.

Hasta ahora ninguna mujer ha ejercido el cargo y Anabel sí fue la qué más cerca ha estado. Para el radicalismo, en caso de confirmarse el triunfo de Suarez, será la quinta vez que un dirigente de esa fuerza ocupe el sillón de San Martín.

El detalle del nuevo poder

Hoy se votó por primera vez con la nueva ley electoral que pone fecha fija de elecciones para la Provincia. El gobernador Alfredo Cornejo apeló a esa cláusula para separar los comicios de la contienda nacional que se define en octubre. El resultado le daría la razón y Mendoza tendrá un hito que será motivo de análisis: hasta ahora hubo cinco elecciones y en todas hubo resultados distintos.

Es decir, ningún partido puede decir que tiene “el electorado atado”. En las PASO departamentales el PJ ganó. En las generales departamentales Cambia Mendoza revirtió el resultado en un departamento. En las PASO nacionales ganó el frente de Todos, relegando incluso a Cornejo. Pero en las PASO y en las generales provinciales, donde se votan los ejecutivos, ganó Cambia Mendoza.

Además del gobernador, en total se eligen 14 intendentes. El oficialismo apuesta a sostener el poder en el Gran Mendoza y allí puede haber una respuesta importante, pues en algunos departamentos clave, como Guaymallén y Godoy Cruz, habrían sacado una amplia diferencia. Esa brecha se achica en San Rafael, donde la tendencia es a la inversa, y en Maipú, departamento que seguirá siendo peronista como desde 1983.

La otra etapa de análisis es lo que ocurrirá en la Legislatura. Si se mantiene la polarización que se trasluce en los datos preliminares, es probable que se debilite la diversidad política en la Casa de las Leyes. En el primer y tercer distrito hay chances de que eso se revierta.

El camino

Rodolfo Suarez llegó a la candidatura luego de una carrera vertiginosa en los primeros planos de la política. Aunque milita en el radicalismo desde 1983, recién en 2009 comenzó a tener notoriedad pública. Fue concejal y presidente del Concejo. Como hombre de confianza de Víctor Fayad, luego quedó a cargo de la intendencia y fue ratificado por el voto popular en ese cargo. 

Con Alfredo Cornejo siempre tuvo una relación fluida. De hecho son amigos desde niños en San Carlos. Por eso lo eligió como su candidato para sucederlo en el poder. 

Anabel Fernández Sagasti tuvo un recorrido también corto, pero más personal. Desde que fue electa como candidata a diputada nacional por el "designio" de Cristina Fernández de Kircher, aprovechó para construir políticamente. Decidió dar la pelea interna para competir frente a los intendentes y con alianzas dentro del PJ. Para sorpresa de muchos, ganó la interna y se convirtió en la candidata a gobernadora más joven. Ahora, si se confirma que no resultó electa, tiene por delante ser, probablemente, una de las figuras más importantes del nuevo poder a nivel nacional. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?