Quién es Dick Morris, el asesor de Clinton que Rosales sumó a la campaña de Espert

Dick Morris, que fuera el "jefe" del mendocino Luis Rosales en su consultora política y electoral, ahora asesora a José Luis Espert y el Frente Despertar.

Redacción MDZ

El ideólogo de la campaña que llevó a Bill Clinton a la Casa Blanca, Dick Morris, se sumó a la campaña de José Luis Espert y le sugirió que polarice con Roberto Lavagna para conseguir el tercer lugar en las primarias de agosto. Morris participó de una cena en la casa del mendocino Luis Rosales, candidato a vicepresidente de Espert y amigo del estadounidense desde hace dos décadas, y con quien trabajó en diversas campañas electorales.

La historia cuenta que Rosales y Morris se conocieron por medio de Fernando y Antonio de la Rúa. El expresidente había quedado fascinado con la idea de "marca país" que Rosales desarrolló en su maestría en la Fletcher School de Boston, una de las escuelas de diplomacia más prestigiosas del mundo y fue entonces que se lo presentó a Morris, que trabajó en la campaña del radical.

Rosales es coautor junto a Morris de "El Poder. Cómo usarlo en beneficio de América Latina".

El publicista desnudó parte de su estrategia en un libro publicado sobre el final del siglo pasado. Se llama "El nuevo Príncipe", que rápidamente se convirtió en unbest seller por los políticos argentinos de por entonces, liderados por los integrantes de la Alianza. Lo hizo como un intento de refundar la política, tal como 480 años atrás lo había hecho Nicolás Maquiavelo en El Príncipe.

Allí señala:

- Los candidatos necesitan suficiente dinero para transmitir el mensaje, pero tener superioridad financiera no es crucial.

- Un candidato más rico con un mensaje más pobre generalmente pierde frente a un candidato más pobre con un mensaje más rico, si el candidato más pobre tiene el suficiente dinero como para poder transmitir el mensaje.

- Los electores odian las campañas negativas.

- Siempre las han odiado, aunque hubo un momento en que este tipo de campañas funcionaba mejor que otras. Sin embargo hay candidatos que las siguen implementando y, generalmente, en su detrimento.

- Todo candidato que logra trascender la base de su propio partido y conquiste al elector independiente será atacado por su retaguardia.

Su trabajo con y para Rosales

Morris con Luis Rosales.

Dick Morris, amigo de Rosales, lo asesoró cuando el Partido Demócrata lo llevó como candidato a gobernador de Mendoza en 2011, elección en la que enfrentó a Francisco Pérez y Roberto Iglesias.

Rodolfo Terragno escribió para la revista Noticias la relación de Morris con la Alianza de la que él fue impulsor y ministro. "El contacto -contó- era Jorge Estrada Mora. Este productor de cine (y petrolero) colombiano vinculó a Morris con Santibáñes, quien se desesperaba por contrarrestar el influjo de James Carville".

"Asesor electoral de Clinton en 1992, Carville había sido consultor político de Fernando Hernique Cardoso y ahora estaba encargado de orientar, en la Argentina, la campaña de Duhalde", prosiguió el dirigente radical. Y agregó luego, al detallar el desembarco de Morris en la Argentina: "Santibáñes pensó que Morris --quien se presentaba a sí mismo como “el principal estratega del Presidente Clinton”—era el mejor antídoto. Confió en lo que decía Estrada: aquél hombre era, en palabras del propio Clinton, ´estratégica y tácticamente brillante´”.

Clinton fue su primer cliente, en 1978, para ganar la gobernación de Arkansas y volvió a serlo -para retener ese cargo- en 1982. En 1988 trabajajó para Bush padre pero la fama la consiguió cuando la revista Time le dedicó una portada: “El hombre que tiene la oreja de Clinton”. En sus páginas interiores, la revista definió a Morris de este modo: “Es un genio jubiloso que, mientras le paguen, predica lo que sea. Puede enseñar que la Tierra es redonda o que es plana. Está tan metido en ese juego que viola reglas básicas, como no pasar información al otro bando y no traicionar a su cliente”.

Morris fue, también, quien trabajó para el triunfo de Mauricio Macri en la primera vuelta de 2003. Dijo, entrevistado por Fernando laborda en el diario La Nación, que el jefe de gobierno porteño, en su país, "debería ser condecorado".

¿Por qué? Dijo: "Lo admirarían por ser un empresario exitoso y ese aprecio por su trayectoria llevaría a la gente a votarlo. En la Argentina, un empresario exitoso provoca resentimiento en la gente. Creen que debe de haber triunfado a expensas de ellos. Sienten que si Macri ganó, ellos deben de haber perdido", afirmó.

Los videos con Rosales de candidato a diputado en Mendoza en 2013:

La elección de este año

Morris analizó que en la Argentina se da una polarización muy forzada entre Macri y Cristina porque los dos candidatos tienen una altísima imagen negativa, que ronda el 50 por ciento, según el reporte que hizo LPO. Esos niveles, en cualquier otro contexto sin una anomalía como la llamada "grieta" que afecta a la política argentina, les impedirían ser candidatos a ambos. Pero por conveniencia mutua generaron un sistema cerrado que el norteamericano denomina como "globo" en el que no entra el oxígeno.

Para "pinchar el globo", según Morris, se necesita la irrupción de una fuerza nueva. El estadounidense le dijo a Espert que él puede ser el líder de esa fuerza nueva pero para eso tiene que superar a Lavagna en las PASO. Si Alberto Fernández y Cristina ganan por amplio margen en agosto, Morris le vaticinó a Espert que sus chances se acrecentarán en octubre ya que podría acaparar buena parte del voto antikirchnerista que está desencantado con Macri pero todavía no encontró una alternativa. En ese contexto encaja la percepción de Morris de que la recuperación de la competitividad de Macri es más que nada un fenómeno artificial.

Morris estuvo con encuestadores que le acreditan eso y que además le dicen que Espert no está lejos de Lavagna. Por eso el ex ministro de Economía será el blanco principal del candidato de Despertar en sus próximas apariciones.

También detectó que el fuerte de Espert se encuentra en sectores de la juventud que ven en el economista una figura de rebeldía y ruptura con el sistema. El hijo de Rodolfo Urtubey, por caso, no votará a su tío, que acompaña a Lavagna en la fórmula. Votará a Espert. Como tienen poco espacio en la televisión, buscarán explotar ese perfil de outsider de Espert en las redes sociales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?