San Rafael no fue un cuco para la UCR: Suarez arañó el empate

El candidato de Cambia Mendoza sacó menos de 1.000 votos que la justicialista Anabel Fernández Sagasti en la disputa por la gobernación. La victoria peronista de ayer fue mucho más acotada que la que logró Emir Félix en la elección de intendente y el justicialismo perdió 15.000 votos en menos de un mes. El PJ también sacó menos sufragios este domingo que en la primaria del 9 de junio.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

anabel fernández sagasti junto al intendente de san rafael, Emir félix.

Alf Ponce/mdz

San Rafael no fue en esta elección un cuco electoral para el radicalismo: la fórmula Rodolfo Suarez-Mario Abed estuvo cerca del empate.

Se notó que el intendente no estaba en la competencia y, a pesar del apoyo explícito de Emir Félix a la candidatura para gobernadora de Anabel Fernández Sagasti, la justicialista se impuso a Suarez por un margen pequeño: 970 votos.

En efecto, el voto en el departamento sureño se dividió mucho. Fernández Sagasti sacó en San Rafael 45,2 por ciento (48.561 sufragios), mientras que Suarez le pisó los talones, con el 44,3 por ciento (47.583 votos).

Por lo menos esa fue la diferencia que dio el municipio, ya que no se han publicado los resultados de la elección de gobernador por departamento. Pero según el Gobierno, la distancia fue menor aún: 757 votos, el 0,69 por ciento.

Como haya sido, Fernández Sagasti dependía bastante de los votos de San Rafael y del sur provincial. Sin embargo, esta victoria acotada del PJ en el departamento de Félix se sumó a las derrotas del justicialismo en Malargüe y General Alvear.

En contraste, Cambia Mendoza tuvo ayer en San Rafael el mejor desempeño del año: de acuerdo a las cifras del municipio, trepó casi 11 puntos respecto de la elección del 9 junio, cuando se realizó la primaria para las elecciones de gobernador.

Aquella vez, Fernández Sagasti sacó apenas 15.000 votos. El otro precandidato justicialista, Alejandro Bermejo, sacó más de 37.000.

En conjunto, Bermejo y Fernández Sagasti consiguieron el 9 de junio el 50,57 por ciento. O sea que, entre la PASO y la general provincial, el justicialismo perdió más de cinco puntos. O unos 8.000 votos.

En la elección de ayer, los sanrafaelinos tuvieron un comportamiento "albertista", si se quiere. En la primaria del 11 de agosto pasado, cuando se definieron los candidatos presidenciales, Alberto Fernández arañó el 45 por ciento de los votos, con 50.500 sufragios. Apenas 2.000 votos más de los que sacó Anabel ayer.

El problema radicó en que algunos esperaban, tal vez, que Anabel sacara una cifra parecida a la que obtuvo Emir Félix en la general departamental.

Ese comicio se realizó el 1 de este mes y el intendente sanrafaelino fue hegemónico: sacó el 59 por ciento. Es decir, 14 puntos más que ayer. Cerca de 15.000 votos menos hubo este domingo para el PJ.

Ayer, Félix trató ayer de disipar con gestos cualquier duda sobre su compromiso con Fernández Sagasti. Acompañó y respaldó a la candidata a gobernadora en el bunker del hotel Arena en el duro momento del reconocimiento de la derrota.

Sus aliados dijeron que poco más podía hacer Félix en materia de votos para ayudar a Anabel. "No podíamos tener en la cabeza los números de las elecciones de los intendentes, que en general fueron muy altos", señalaron.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?