PASO: en Mendoza hay más de 1.200 presos habilitados para votar

PASO: en Mendoza hay más de 1.200 presos habilitados para votar

Son aquellas personas privadas de libertad que por su condición de procesados se encuentran amparados por la ley para poder participar de los comicios y emitir legalmente su voto.

Para las elecciones PASO que se celebrarán en todo el territorio nacional el próximo domingo, según datos del Servicio Penitenciario de Mendoza hay 1.234 internos en condiciones de participar de la votación. 

Esto se debe a que por su condición de procesados, es decir que su situación judicial todavía no ha sido resuelta o por no tener aún una sentencia firme, el Código Electoral Nacional, los incluye dentro del padrón y  les brinda la posibilidad de poder emitir su voto, a pesar de encontrarse alojado en algún complejo o unidad penal de la provincia.

La Ley 19945 establece en su artículo 3 qué ciudadanos se encuentran excluidos del padrón electoral. Allí, se expresa que no podrán participar de los comicios, “los condenados por delitos dolosos a pena privativa de la libertad y por sentencia ejecutoriada, por el término de la condena”.

En este sentido, los procesados que se encuentren en un distrito electoral diferente al que le corresponda podrán votar en el establecimiento en que se encuentren alojados y sus votos se adjudicarán al distrito en el que estén empadronados.

La Cámara Electoral Nacional es la encargada de confeccionar el Registro de Electores Privados de Libertad, que contiene los datos de los internos habilitados para votar que se encuentren alojados en esos establecimientos, incluyendo mesas en los distintos establecimientos penales.

Desde el Servicio Penitenciario informaron que “para dar conformidad a la ley, hemos establecido mesas electorales y cuartos oscuros en donde se encuentren personas procesadas, siendo San Felipe, Boulogne Sur Mer y la cárcel de San Rafael, los complejos con más votantes, debido a que por estructuración interna se ha establecido que, salvo casos especiales, se alojen allí las personas que todavía no han sido condenados”.

Boleta única

Por tratarse de una elección en contexto de encierro, hay algunos aspectos que se diferencian a la del medio libre. Entre ellos, que la votación se realiza por intermedio de una boleta única, esto quiere decir que todos los candidatos aparecerán en un misma boleta y serán seleccionados por los procesados mediante una cruz.

En tanto que los presidentes y vicepresidentes de mesas podrán ser únicamente docentes que cumplan funciones dentro de algún establecimiento carcelario de la provincia.

 

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?