Para Monzó, Cambiemos debería armar su fórmula como Cristina

El presidente de la Cámara de Diputados cree que el oficialismo tendría que seguir el mismo criterio y optar por un dirigente del radicalismo crítico como vice de Macri. Sugirió a Ernesto Sanz, aunque el sanrafaelino rechaza la propuesta.

Redacción MDZ

Monzó (cen.) y Sanz (der.), en la entrega de los premios Konex.

El presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Emilio Monzó, consideró que Cambiemos debería seguir el ejemplo de Cristina Kirchner en la definición de su fórmula presidencial.

Si bien está fuera del armado electoral de la alianza por sus diferencias con Marcos Peña, el experimentado armador político deslizó su parecer sobre los “tire y aflojes” entre el PRO y la UCR.

En este sentido, opinó que, así como Cristina Kirchner eligió a Alberto Fernández como candidato a presidente para darle volumen político a la fórmula presidencial del kirchnerismo, Cambiemos debería seguir el mismo criterio y optar por un dirigente del radicalismo crítico como candidato a vicepresidente, según lo comentó en un brindis con periodistas acreditados en la Cámara Baja por su día.

Allí reflotó el nombre del mendocino Ernesto Sanz. "Ernesto es un gran articulador político, tiene capacidad de armar consensos. Es una figura interesante", enfatizó Monzó. Sin embargo el sanrafaelino ya ha dicho en reiteradas ocasiones -la última de ellas, este miércoles a MDZ- que no tiene intenciones de aspirar a ningún cargo, al menos en el corto plazo.

El nombre del futuro compañero de fórmula de Macri forma parte de las negociaciones que arrancaron el martes pasado entre Peña y la cúpula del radicalismo. Según trascendió del entorno de Sanz, el dirigente mendocino -hoy dedicado a su actividad privada como abogado- habría rehusado la posibilidad de ser candidato a vicepresidente. Un problema adicional es que Elisa Carrió , líder de la Coalición Cívica, no estaría de acuerdo con esta designación.

El presidente de la Cámara baja observó que el panorama electoral tiende hacia una polarización entre Cambiemos y el kirchnerismo, ya que la tercera vía, Alternativa Federal, entró en un proceso de disolución tras la designación de Alberto Fernández como candidato a presidente del kirchnerismo, ya que corrió al centro el escenario político.

A su juicio, Cambiemos debe decidir con mucho criterio si utiliza o no las listas colectoras en Buenos Aires: advirtió que si bien esta estrategia podría apuntalar la candidatura a gobernadora de María Eugenia Vidal, trae como riesgo que se divida el voto al Presidente, lo que beneficiaría al kirchnerismo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?