Para el Gobierno, las PASO no son "el destino final"

Para el Gobierno, las PASO no son "el destino final"

Citando fuentes de Casa Rosada, la agencia oficial Télam señaló que un funcionario nacional confidenció después de las PASO se definirá la estrategia electoral. "El lunes vamos a saber dónde estamos parados en el mapa", se sinceró el funcionario consultado", indicó.

El Gobierno esperará mirarse en el espejo de las primarias PASO de este domingo para después definir si deberá cambiar por completo, ajustar o mantener su estrategia electoral de cara a las elecciones generales de octubre.

Así lo confirmaron a Télam fuentes de la Casa Rosada, que recordaron que las PASO no son "el destino final", pero servirán para saber si es necesario corregir o mantener el rumbo hasta las elecciones presidenciales.

"En las PASO de 2015 teníamos que competir contra Ernesto Sanz y Elisa Carrió (que le disputaban la candidatura presidencial a Mauricio Macri), esta vez no competimos contra nadie, así que es diferente al diseño anterior, porque no hay competencia interna", lo definió una fuente muy cercana al jefe del Estado.

"El lunes vamos a saber dónde estamos parados en el mapa", se sinceró el funcionario consultado.

Mientras tanto, en la Casa Rosada esta semana todas son incógnitas.

Allí consideran que no habrá encuestas que lleguen a medir el efecto de la arenga que ayer el presidente Macri hizo a los porteños (uno de sus electorados más fieles) para pedirles su voto, ni qué efectos tendrá su presencia hoy en Córdoba, y mañana en la provincia de Buenos Aires.

Tampoco pueden mensurar con certeza si el raid que el senador peronista y candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto, realizó por las provincias buscando sumar votos del peronismo no kirchnerista tendrá resultados visibles en las urnas, más allá de los puentes políticos que tendió.

Con elecciones provinciales anticipadas que beneficiaron mayoritariamente a los mandatarios en el poder (con clara preeminencia del justicialismo), el voto presidencial del interior tampoco está claro en Balcarce 50.

"Cualquier análisis, faltando tan poco para las PASO, no tiene sentido", se excusó un funcionario con llegada el despacho presidencial para explicar que no harán pronósticos: todo se definirá después de las primarias.

Ese será el espejo donde se verá si la "campaña de cercanía", que incluyó enviar a funcionarios y militantes por los barrios a escuchar las quejas de la gente y explicarles el por qué de las políticas del Gobierno cara a cara -junto con una fuerte presencia en redes sociales- tendrá efecto sobre los indecisos.

El otro punto que resta definirse en las PASO son las candidaturas (sobre todo para intendentes y legisladores) que resulten ganadoras en las primarias.

"En muchos lugares, nuestro candidato se definirá en las PASO", recordó una fuente del Gobierno, para explicar que la campaña central se iniciará cuando ya estén consagrados los candidatos definitivos.

Mientras tanto, admiten que los actos finales que Macri tendrá hoy en Córdoba y mañana en Vicente López obedecen a decisiones de campaña, pero también a una suerte de cábala, repitiendo los escenarios que el mandatario pisó en 2015 cuando era candidato.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?