Mendoza dejará de recibir más de 5 millones de dólares en regalías

Esto se debe al congelamiento del precio de los combustibles durante 90 días que definió por decreto Mauricio Macri. El valor del dólar que se usará como patrón será de 45,19 pesos, no de 60 pesos, lo cual le hará perder ingresos a la Provincia. Sin embargo, el subsecretario de Energía, Emilio Guiñazú, minimizó el impacto económico de la medida y se quejó del método de la Casa Rosada: “Me hubiera gustado que esta decisión se tomara en conjunto", expresó.   

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

emilio guiñazú, subsecretario de energía.

Gobierno de Mendoza

Alrededor de 360 millones de pesos resignará el Estado provincial en regalías petroleras debido al congelamiento del precio de los combustibles durante 90 días que fijó la Casa Rosada para aliviar el impacto de la devaluación.

El decreto presidencial estableció que el valor para las entregas de petróleo crudo a las refinadoras deberá ser el que regía al 9 de este mes y con un dólar como patrón cuya cotización era de 45.19 pesos.

Al no reflejar esas operaciones la suba a casi 60 pesos del dólar, Mendoza perderá una recaudación por regalías que rondará entre los 5 y 6 millones de dólares (entre 300 y 360 millones de pesos) si la medida se extiende hasta fin de año.

Así lo estimó el subsecretario de Energía y Minería de la provincia, Emilio Guiñazú, quien también minimizó el impacto en las arcas provinciales. “Estamos calculando la restricción, pero no es extremadamente significativo el monto. No es determinante para las finanzas de la provincia”, aseguró Guiñazú, en declaraciones a Radio Nacional Mendoza.

Eso sí, el funcionario cuestionó la metodología de la Nación y la falta de consulta con las provincias petroleras. “Me hubiera gustado que esta decisión se tomara en conjunto con la Nación, hubiéramos llegado a la misma solución, pero de manera menos traumática”, afirmó. 

“Durante un tiempo se consultó, pero con los cambios de ministros se diluyó el diálogo y de esta decisión nos enteramos con ustedes. Eso es lo que más fricción ha generado”, reconoció por otra parte Guiñazú.

También insistió el funcionario en que la afectación sobre las regalías “no es significativa” e indicó que más dañino fue que “durante más de 10 años hayamos tenido un barril criollo que nos restó miles de millones de dólares a las provincias petroleras”.

“La ecuación es compleja, pero no estamos alarmados”, opinó Guiñazú, en referencia a la pérdida de regalías. Y agregó: “Es plata (lo que perderá), pero los costos de la Provincia en dólares han bajado mucho más que los que bajan las regalías en dólares”.

“Los gastos de la Provincia están pesificados, no dolarizados”, insistió Guiñazú en este sentido. También recalcó, en moderada defensa de la decisión oficial: “No se puede observar impávidos el desastre. Habrá que analizar los costos en pesos y repartir las cargas de esta crisis en la forma más pareja posible.”

Por otro lado, el funcionario sostuvo que esta “no es una buena medida porque atenta contra la previsibilidad, pero la situación es complicada y hay que atender la emergencia”.

Además, indicó: “Hace dos años planteamos que era imprudente indexar insumos energéticos con el dólar, que convenía esperar porque el dólar no responde a dinámicas económicas, sino a lo emocional”.

No es lo que hizo la Nación, pero para Guiñazú, la situación ahora no es dramática: “A las petroleras les conviene más un país estable que quedarse atado a un dólar que tal vez no refleja parte de sus costos”.

La preocupación oficial no es por la medida coyuntural, sino por el efecto a mediano plazo de la crisis económica que se desató después de las PASO: “Claramente esto replantea los planes de inversión lanzados”, expresó el subsecretario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?