Irrigación: el reducto al que no llegó la austeridad de Cornejo

El superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, tiene un sueldo considerablemente superior al del jefe del Ejecutivo provincial. El salario bruto se acerca a los 240 mil pesos y contando los de los 27 funcionarios del DGI, el presupuesto está apenas por debajo del gabinete de Mauricio Macri.

Avatar del Mariano Bustos

Mariano Bustos

Durísima respuesta gremial a Marinelli: "Irrigación no es un supermercado"

Pachy Reynoso/MDZ

El Departamento General de Irrigación es un ente autárquico que cuenta con presupuesto propio. Se financia a través del aporte de los regantes y parte de ese dinero se destina a gastos corrientes. Entre ellos, el sueldo de los funcionarios "políticos" que según estimaciones oscila los $5,3 millones de pesos mensuales, apenas por debajo de los $5,7 millones que cuesta mantener por mes el gabinete de Mauricio Macri contando el sueldo del propio presidente. Esto ocurre porque en el DGI no rige el techo salarial que determina que nadie puede ganar más que el gobernador.

En enero del 2019 el sueldo bruto del superintendente  era de 193 mil pesos por mes, pero tras aplicar el aumento del 23% acordado en paritarias, el salario de Marinelli creció a 225 mil en abril hasta los 238 mil que verá reflejado en su próximo bono de sueldo. Mientras tanto, el gobernador tenía un salario de 145 mil pesos brutos a fines del 2018 y hoy ronda los $180 mil mensuales.  

Desde el gobierno del agua reconocieron que es cierto que Marinelli gana más que el gobernador Alfredo Cornejo, pero remarcaron que están trabajando para corregir esa situación. "La fórmula para calcular el salario del superintendente se fijó en 2013, antes de que asumiera Marinelli. Esta semana vamos a sacar una resolución que corrige esa situación", adelantaron a MDZ.

Lo curioso es que Marinelli asumió en abril del 2017 y tardó dos años en darse cuenta de lo que estaba ocurriendo. Dos años tardó Marinelli en hacer lo que el propio Cornejo ejecutó el primer día de gobierno. El mandatario provincial cambió la fórmula salarial y dejó de tener en cuenta los ítems de antigüedad y título en la composición del sueldo del gobernador. Con ese acto, Cornejo se bajó el sueldo y eso repercutió en una baja para sus ministros y legisladores. Pero eso no repercutió en Irrigación debido a que es un ente autárquico.

"Acá se está dando un desfasaje porque yo tengo mucha antigüedad. Hay que hacer un ajuste porque si bien no es una obligación legal, creo que lo que corresponde es que mi sueldo esté por debajo al del gobernador", subrayó Marinelli. En este sentido, remarcó que el departamento de legales está ultimando detalles de una resolución para ponerle un tope a su sueldo y así limitar al de los funcionarios del DGI.

Sucede que no solo Marinelli supera el salario del gobernador, sino también parte del gabinete de Irrigación cobra más que el jefe del Ejecutivo. Quienes siguen a Marinelli en el ránking salarial del gobierno del agua son los secretarios Leonardo Muzzino y Marcela Andino, con sueldos cercanos a los 215 mil pesos brutos desde junio.

Un escalón por debajo en el organigrama aparecen los directores, que están cerca de los 200 mil pesos, siempre hablando en sueldo bruto. En total son 11 los directores, algunos de los cuales el único mérito que hicieron para llegar a ese lugar fue militar en el radicalismo. Estos 11 directores son designados sin necesidad de ratificación legislativa e implican un costo mensual de 2.1 millones de pesos para el DGI. En ese cargo aparecen funcionarios de carrera como Rubén Villodas y otros recientemente designados como Marco Fagioli, joven radical que hasta poco fue asesor de la senadora nacional Pamela Verasay. Los otros 9 directores son Andrea Stocco, Carlos Martini, Edgardo Juárez, Fernando Castillejo, Gustavo Cabrera, Marcelo Landini, Mario Luraschi, Rubén Pellegrina y Juan Carlos Masini.

Casi con el mismo salario aparecen los cinco subdelegados de cauce Fabio Lastra, Gabriel Testa, Jorge Fernández, Juan Pablo Villarruel y Ricardo Nordenstrom.

Escala de sueldos brutos en Irrigación

A ellos los siguen los cinco consejeros, quienes sí debieron pasar por el filtro del Senado para ser designados en sus cargos. Allí aparecen César Bernués, Facundo Cahiza, Alejandro Gennari, Gustavo Villegas y Omar Sorroche, con sueldos brutos que rondan los 190 mil pesos mensuales.

Mientras tanto, el subdirector Juan Andrés Pina y los coordinadores Abraham y Delia Segura le cuestan a Irrigación 176 mil pesos por mes.

Solamente hacer frente a esos 27 sueldos, implica un gasto mensual de 5.3 millones de pesos mensuales, a lo cual hay que sumar salarios de inspectores de cauce, empleados administrativos, tomeros, etc. El resto del presupuesto de 966 millones de pesos que se aprobó para el 2019 se utiliza para obras hídricas necesarias para brindar un buen servicio a los regantes.

funcionarios de Irrigación

La fórmula del conflicto:

Según Marinelli, su sueldo se compone en base a un cálculo que toma como base el coeficiente de lo que gana un empleado clase 12, la más alta del escalafón en Irrigación. Además, se suman ítems por antigüedad y título para fijar el salario del superintendente, al cual están enganchados los sueldos del resto de los funcionarios. Como Marinelli tiene mucha antigüedad en el Estado, en su bono de sueldo ese ítem es importante y repercute directamente en todos los miembros de su gabinete.

El titular de Irrigación admitió esa situación y dijo que están trabajando en una resolución para cambiarlo y que el superintendente no pueda ganar más que el gobernador de la provincia. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?