El detrás de escena del "reto" de Cornejo a los metalúrgicos

El Gobernador cuestionó públicamente al presidente de Asinmet. La pelea sorprendió, pero tiene una trastienda.

Avatar del Pablo Icardi

Pablo Icardi

alfredo cornejo en el foro industrial.

ALF PONCE / MDZ

El gobernador Alfredo Cornejo no tiene como estilo camuflar sus discursos. Algunas veces con tono bravucón, otras con estilo más reflexivo, Cornejo dice lo que piensa. Sin embargo lo que ocurrió ayer igual sorprendió por el momento. El Gobernador "aleccionó" públicamente al vicepresidente de la Asociación de Metalúrgicos, Julio Totero, e incomodó a todos. 

La industria está en un muy mal momento, con un uso de la capacidad instalada que roza el 50%. Los reclamos no son nuevos y apuntan, sobre todo, a la política nacional que no incentiva la promoción del valor agregado local. Ese reclamo comenzó incluso en 2016, cuando aparecieron los proyectos de energías renovables que licitó el ex ministro de Energía Juan José Aranguren. Mendoza fue uno de los distritos que presentó reclamos, pero en la ejecución de los proyectos del plan Renovar hubo mucho de componente extranjero barato. La bronca de Cornejo es, dicen, por la falta de diferenciación entre lo que hace la Nación y lo que impulsa la Provincia en ese tema. Mencionan ese lobby, la reducción de ingresos brutos y otras medidas. Claro que para los empresarios es difícil tener esa precisión de cirujano: las quejas son por la política económica impulsada por Macri, que ha sido y es aliado de Cornejo. 

Detrás de esa pelea pública, hay una historia de rispideces que tiene varios hitos recientes. Para el Gobierno, Asinmet es una cámara "filo kirchnerista" y el problema, explican, es que lo haya hecho público en varias oportunidades. Durante su visita a Mendoza, el candidato a presidente Alberto Fernández "se escapó" a una empresa local para sumar esa imagen a la campaña. Bajo el lema "prender la economía", Fernández visitó la empresa IME, de Mario Esnal, uno  de los líderes de Asinmet 

La carta de la discordia

Antes, hubo otro punto de inflexión. Los industriales presentaron todas sus quejas a través de una carta pública dirigida a Martín Kerchner donde detallan la situación del sector. La personalización del reclamo calentó los ánimos. Desde Asinmet aseguran que tomaron ese camino porque no había respuestas a pedidos privados de reuniones. "Hoy, el nivel de ocupación de la capacidad instalada del sector metalúrgico, metalmecánico y electromecánico de la provincia, se encuentra por debajo del 50%, lo que impacta en el empleo y las inversiones se reducen sólo a aspectos imprescindibles para la vida de la empresa", decía la carta. 

"Oportunidades existen hoy en el sector energético, principalmente en el área de las renovables, pero no existe al menos en nuestro conocimiento, que alguna Pyme local haya producido estructuras para los paneles solares, transformadores, convertidores, aerogeneradores o microturbinas para la generación hidráulica", se quejaban, aunque también celebraban la política fiscal de la provincia. 

La pelea entre el Gobierno y esa cámara tiene otro condimento. La cámara de metalúrgicos cumple 75 años y tiene su cena anual mañana. Cornejo está invitado. El sábado también se lanzará la licitación pública para construir el proyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento, la obra más grande del país. Allí, justamente, se exige que las empresas que compitan tengan un importante componete de "compre argentino". 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?