Alcohol al volante: diputada del PRO insiste con aplicar "tolerancia cero"

Una joven de 25 años perdió la vida luego de un nuevo accidente en el Acceso Sur. Su novio conducía con 1,41 gramos de alcohol en sangre y volcó a la altura de La Barraca, causando la muerte de Julieta Testa. En la Legislatura hay un proyecto para aplicar la tolerancia cero al volante.

mdz radio

Uno de los conductores del choque de la costanera dio positivo por alcohol.

Alf Ponce / MDZOL

La muerte de la joven Julieta Testa (25) ha vuelto a poner sobre la mesa la discusión sobre cómo terminar con el alcohol al volante. Además de aumentar los controles de alcoholemia, una diputada del PRO asegura que es necesario avanzar hacia la "tolerancia cero". "Creo que la tolerancia cero hace que uno sea consciente de que tome lo que tome está cometiendo una infracción", remarcó la legisladora Hebe Casado en diálogo con MDZ Radio.

La diputada presentó un proyecto para modificar la ley de tránsito y prohibir de forma absoluta el alcohol al volante. Hoy la legislación permite conducir hasta con 0,5 gramos de alcohol en sangre pero para la legisladora es genera confusión en la sociedad.

Hebe Casado, diputada del PRO y presidente de la comisión de Salud.

"Con el 0,5%, un montón de gente no sabe si está alcoholizada o no y ante la duda sale a manejar", argumentó. En este sentido, remarcó que con un régimen de "tolerancia cero" se garantiza que "el que está tomando y sale a manejar sabe que tendrá que hacerse cargo de sus actos".

Pero de todas formas, Casado reconoció que no alcanza solo con modificar la ley. "Esto va de la mano con aumentar los controles", subrayó la diputada en referencia a la necesidad de encontrar a las personas que estén infringiendo la ley. De todas maneras, criticó que "los argentinos somos vivos para evitar los controles". "Se hacen grupos de whatsapp para avisar adónde están", cuestionó y dijo que es necesario que se logre una concientización ciudadana de que solo se puede salir a manejar sin una gota de alcohol en sangre.

En cuanto a la resistencia de algunos sectores -sobre todo el vitivinícola- a este tipo de proyectos, remarcó que "nadie dice que no se puede tomar vino". "Solo se trata tomar los recaudos antes de manejar. Se puede usar Uber o designar un conductor. Es cuestión de que todos tomemos medidas para que esto no siga ocurriendo cada fin de semana", concluyó Casado y dijo que los mendocinos "somos hijos del rigor".

"En otras oportunidades se ha presentado este proyecto y se frenó por presión del sector vitivinícola. Pero hay que concientizar que tomar vino no es malo. Lo malo es manejar. No estamos enfrentando a la industria. Esto no solo deja muertos sino también personas discapacitadas", finalizó y dijo que su proyecto se encuentra bajo estudio de la comisión de Legislación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?