Efecto colateral

La aprobación de la Ley Bases aumentó la distancia entre Mauricio Macri y Javier Milei

"Ahora, cómo explica que se distanciará del Gobierno", se preguntan en las cercanías de la ministra Bullrich con respecto de la decisión del apoyo crítico anunciado por Mauricio Macri al Gobierno.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare viernes, 14 de junio de 2024 · 07:00 hs
La aprobación de la Ley Bases aumentó la distancia entre Mauricio Macri y Javier Milei
La relación entre Milei y Macri se enfrió definitivamente Foto: Noticias Argentinas

A pesar que Mauricio Macri le pidió a todos sus legisladores que votaran en favor de la Ley Bases y el Pacto Fiscal del presidente Javier Milei, la relación entre ambos se enfrió definitivamente y no solo buena parte de la charla entre ambos es tercerizada vía Santiago Caputo, sino que la ministra Patricia Bullrich está liderando la transformación del PRO en Libertad.

El cambio de clima lo notó la senadora Daniela Reich, quien en el Senado de la Provincia de Buenos Aires aún no percibió un trato diferente de sus pares del PRO a pesar de haber conformado su propio bloque con otros representantes bullrichistas con los que conformó PRO Libertad. Reich es la esposa de Diego Valenzuela, el intendente de Tres de Febrero, amigo personal de Javier Milei, el primero en empatotarse con Bullrich en la revuelta dentro del antiguo macrismo.

Al tiempo que la ministra de Seguridad intenta llevarse a la rastra a los votantes que acompañaron a Juntos por el Cambio en las elecciones de octubre para que se sientan identificados con las Fuerzas del Cielo, por otro carril, el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, deja en claro que su camino es otro, más cercano al peronismo que se aleja del kirchnerismo cristinista.

Su amigo Daniel Scioli trabaja a destajo en ese sentido, y el despacho de la mano derecha del exministro del Interior, Lisandro Catalán, se transformó en un besamano impensado hasta hace algunos meses. Varios intendentes tratan de congraciarse con un representante original del “no la vieron” que apenas observa sobreactuaciones en favor de Milei por parte de algún dirigente PRO empieza a desconfiar.

Francos atravesó momentos durísimos dentro de un Gabinete dominado por adláteres del relato pero desconocedores seriales de las relaciones humanas. Inclusive, su ahora aliado Santiago Caputo lo ha llegado a desautorizar en más de una negociación donde presumía que “la casta” podía salirse con la suya. Finalmente, tras haber perdido seis meses, la división de poderes y la institucionalidad se hizo presente al sancionarse una ley que es el fiel reflejo de lo posible para un gobierno en estricta minoría.

El salto desde Interior a la jefatura de Gabinete fue mucho más veloz de lo que muchos suponían. En la escasa conformación del ala política del Gobierno preveían que Francos llegaría a lo más alto de la administración del Estado a fin de año, pero pasó a solo cinco meses de haber asumido Javier Milei y tras la abrupta renuncia de Nicolás Posse, un viejo amigo presidencial. Ese acortamiento de los plazos es, también, el reflejo de un modelo que parece tener que hacer todo de manera embrionaria, a un ritmo frenético que representaría casi dos años de cualquier otra gestión.

La foto post balotaje que jamás se repitió.

Macri sabe que ahora la relación de fuerza con el mundo libertario cambió raudamente. ¿Le seguirá preocupando? Uno de sus allegados dice que sí, que sigue sin entender por qué no abrevia tiempos y llama a los equipos que él le está proponiendo. “El tema que siempre lo termina tratando, indirectamente, como un neófito y Milei lo nota. Le quiere imponer gente muy propia y eso lo vetan Caputo, Francos y Karina Milei”, le confesó a MDZ alguien que siguió muy de cerca el proceso por el cual se alinearon en el balotaje en favor de Milei en contra de Sergio Massa.

Para los bullrichistas, el partido PRO empieza a ser una cáscara tan vacía como la que ellos mismos vieron en la UCR. A diferencia de los referentes del centenario partido, que pueden tener cientos de diferencias pero un Comité los agrupa, el partido de Mauricio Macri nació con la gestión y es muy posible que se extinga luego de estar ocho años fuera de ella. “Si el cambio lo representa el presidente Milei, nuestros votantes quieren que a él le vaya bien y pelean porque no vuelva el populismo, mirá si vamos a seguir especulando”, le contó uno de los que primero vio la oportunidad de crecer sin que otros le sigan pidiendo carnet, vacunas y la última cuota paga para participar como un miembro pleno de su propio club.

No obstante, la fortaleza de los PRO libertarios no está en su estructura política sino en el éxito del propio Gobierno al cual están integrándose. Debido a las últimas decisiones, en las que fueron atacados Joaquín De la Torre, Ramiro Marra, Omar De Marchi y otros que decidieron dejar sus zonas de confort, entregarle estructuras y aliados para su crecimiento, más de una vez el presidente y sus allegados pasan a ser un sol que quema más que calentar y generar energía. 

Archivado en