Panorama político

Comedores, chanchitos y un diálogo especial de Javier Milei que no se cortó

La semana estuvo atravesada por la denuncia sobre comedores fantasmas, por un lado, y el dato de superávit financiero en abril, por el otro. Qué pasa en los barrios populares en un contexto de pobreza.

Gabriel Ziblat
Gabriel Ziblat domingo, 19 de mayo de 2024 · 07:00 hs
Comedores, chanchitos y un diálogo especial de Javier Milei que no se cortó
Javier Milei viajó a España para presentar su libro, reunirse con empresarios y participar de un evento de Vox Foto: Noticias Argentinas
Comedores, chanchitos y un diálogo especial de Javier Milei que no se cortó
Tuit del bullrichista Damián Arabia con Karina Milei.
ver pantalla completa

“Los peques de San Alberto” es el nombre de fantasía de uno de los comedores que el gobierno de Javier Milei salió a buscar cuando empezó a realizar auditorías sobre a dónde iba la plata y la comida de la ayuda social. Tenía que estar ubicado en la calle Mi Esperanza 4280, en Isidro Casanova, partido de La Matanza. Según la denuncia que hizo el Ministerio de Capital Humano es uno de “efectores que no existían”. Al parecer, no solo el nombre era de fantasía.

Como otros 1.939 comedores y merenderos, “Los peques de San Alberto” se inscribió en el Registro Nacional de Comedores y Merenderos Comunitarios de Organizaciones de la Sociedad Civil (Renacom) que el gobierno de Alberto Fernández creó el 8 de julio de 2020, en el marco de un programa que buscaba ser emblema de su administración: Argentina contra el Hambre. Cuatro años después, apenas el 52% de ellos pudieron ser relevados por la auditoría.

Solo en 2023 se destinaron a “Comedores Comunitarios y Merenderos” (como figura en el presupuesto) $ 31.400 millones, una cifra que hoy queda en la mira de la Justicia bajo la carátula de “defraudación a la administración pública”. En la serie de Netflix que por momentos parece la Argentina, San Alberto podría ser tranquilamente un homenaje al presidente que puso en marcha el registro, pero en realidad es el nombre del barrio matancero donde supuestamente quedaba el comedor. Yendo desde Capital, queda pasando Puerta de Hierro y San Petersburgo. Conurbano profundo; donde las necesidades sin dudas abundan.

En Mi Esperanza 4280 de Isidro Casanova debería estar el comedor "Los peques de San Alberto". Foto: Google Maps.

El mismo Alberto Fernández que lanzó “Argentina contra el Hambre” y ahora se investiga si el Estado terminó siendo bobo (de mínima) en el reparto de fondos y alimentos, es el que se fue con más de 200% de inflación anual y ahora difunde mensajes irónicos sobre la inflación. A través de un tuit, criticó al diario Clarín porque en mayo de 2023, con un dato del 7,8%, “casi anuncia el apocalipsis”, y este mayo, con un 8,8%, “celebran”. No hace falta ser economista para entender las diferencias entre ese 7,8% y este 8,8%, sobre todo viendo el atraso de precios que había en toda la economía y los problemas macroeconómicos que solo auguraban más crisis.

La inflación está sin dudarlo en un sendero a la baja, al punto tal de que consultoras arriesgan una cifra inferior a 5% en mayo. Alimentos sigue empujando esa baja: Econviews, por ejemplo, lo midió en 1,5% mensual en la segunda semana del mes. La inflación mayorista, en tanto, dio un 3,4% en abril.

Las de inflación a la baja son cifras que Milei celebra en las redes como si fueran goles, siempre con la foto de su abrazo con Luis “Toto” Caputo en la Asamblea Legislativa. Pero no son las únicas: acumulación de reservas del Banco Central, baja de pasivos remunerados, y, por sobre todo, el superávit financiero que se sostiene por cuarto mes consecutivo en el año, entre otras.

Milei contó que tiene nuevo apodo para Luis "Toto" Caputo: "Chanchito de yeso". Foto: NA.

No por nada Milei confesó esta semana como le va a empezar a decir a Caputo: “Chanchito de yeso, porque para sacarle un mango hay que romperlo todo”. “Y si alguien lo quiere romper antes me va a tener que romper a mí, porque yo no voy a entregar el resultado fiscal”, sentenció.

En esa lógica, todas las dependencias tienen la orden de enviar a Economía las proyecciones definitivas del presupuesto que necesitarán en este 2024. Como se está gobernando con el del año pasado prorrogado es necesario ir actualizando las partidas. Algunos ya lo enviaron, pidiendo una ampliación. Otros siguen afinando el lápiz.

Urgencias crecientes 

Nada para festejar hay todavía, porque mientras la economía no muestre signos de recuperación la pobreza seguirá en aumento. Conocidos los últimos datos de la Canasta Básica Total, el econometrista de la Universidad Di Tella Martín Rozada actualizó el Nowcast de Pobreza que hace todos los meses. El dato es contundente: 48,9% de pobres se contabilizan en el semestre noviembre/abril. Lo único alentador es que el segundo trimestre daría un promedio más bajo que el primero, de allí la necesidad de mantener el sendero de desinflación.

Gráfico de evolución de pobreza que realiza todos los meses la Universidad Di Tella.

Por más alarmantes que sean esos números, la aprobación presidencial se mantiene constante, incluso en sectores de mayor vulnerabilidad. Según la consultora CB, que mide todos los meses en el Conurbano, la imagen de Milei creció en 15 de los 24 municipios. En diez, además, la positiva sigue por arriba del 40%.

La consultora Casa Tres, de Mora Jozami, realizó la segunda medición del Índice de Irascibilidad que elabora para Seúl. Es un estudio que toma diferentes variables con las que busca anticipar cambios en el estado de ánimo de la sociedad. El puntaje mínimo es -1 (mayor rechazo) y el máximo +1. El resultado apenas mejoró en el último mes y pasó de -0,06 en marzo a -0,05 en abril, un valor que muestra cierta neutralidad. No se celebra la situación actual pero tampoco se la rechaza.

Otros analistas resumen este sentir en dos preguntas. Cuando se analiza la coyuntura una mayoría consolidada da una respuesta negativa. Pero al pensar sobre el futuro crece el optimismo. “La gente quiere que nazca algo nuevo, por eso está dispuesta a sufrir”, resumen desde una consultora donde lo tienen a Milei estable en 53% de imagen positiva.

Esa percepción que tienen los encuestadores en los sondeos la recogen también diferentes actores en la calle. Le pasa por ejemplo a los curas en los barrios más carenciados. “Acá la gente me dice: ‘Padre, cómo no lo vamos a apoyar si nos duplicó la AUH y nos sacó los intermediarios”, le contó un sacerdote a un funcionario en una charla en confianza. Una de tantas que tuvo el funcionario en diferentes barrios donde el mensaje se repite. Todo en la misma zona donde deberían haber estado los comedores fantasmas.

Javier Milei y el Papa Francisco se siguen escribiendo después de su encuentro en El Vaticano. Foto: EFE.

La situación social está siendo monitoreada de forma permanente por diferentes sectores. Desde el FMI, que habla de “equidad en la consolidación fiscal”, hasta el Papa Francisco, que recibe informes frecuentes de cómo está la situación social. Cuentan, incluso, que después del encuentro en El Vaticano, el Papa Francisco y Milei se siguen escribiendo. Fue una reunión donde ambos cambiaron la percepción que tenían del otro, donde el Presidente dejó atrás sus críticas al “representante del maligno en la Tierra” y el Pontífice encontró a una persona sensible distinta a la que se muestra en la televisión. 

El Gobierno, mientras tanto, sabe que la clave no solo está en hacer un seguimiento de los sectores más vulnerables, sino también en las clases medias y medias bajas, que no son las que no reciben ninguna ayuda directa del Estado (aunque sí vía subsidios). Por eso la decisión de seguir postergando la suba de tarifas de servicios públicos y de transporte.

La disyuntiva para “Chanchito de yeso” será hasta donde poner en riesgo el superávit fiscal para seguir manteniendo el apoyo de una importante porción de la ciudadanía. Dilema típico de la política argentina. Caputo dice que pudieron postergar las subas porque tienen margen fiscal. Economistas miran los números y advierten que pueden estar engendrando una bola de nieve que termine siendo inflación futura.

En qué anda la política

En paralelo, la dirigencia política sigue buscando cómo posicionarse en el nuevo escenario político que plantea Milei. Axel Kicillof tiende puentes impensados hasta hace un año atrás. Primero se fotografío con el gobernador de Chubut, Ignacio Torres, del PRO, y unos días después con el radical Maximiliano Pullaro, de Santa Fe. En ambos casos para convenios donde la provincia le cedía ambulancias y móviles policiales, respectivamente. Valió la crítica de opositores bonaerenses: ¿no hacen falta ambulancias y móviles en la Provincia?

Mauricio Macri asumió esta semana como presidente del PRO. Deberá lidiar con las internas y con los libertarios. Foto: NA.

Por otro lado, Mauricio Macri asumió formalmente como presidente del PRO. Allí, en un breve discurso dijo que “el PRO va a seguir defendiendo el cambio, la libertad y la república, como siempre lo hemos hecho”. Keyword: Libertad.

Además, destacó a Soledad Martinez, su vice, y a Facundo Pérez Carletti, nuevo secretario general del partido. Ni lo mencionó a Damián Arabia, que es el vice segundo en representación del sector de Patricia Bullrich. Al día siguiente, Arabia subió una foto con Karina Milei a las redes sociales. “Con el Jefe”, tuiteó. ¿Devolución de gentilezas?

Tuit del bullrichista Damián Arabia con Karina Milei.

Cuentan que Bullrich dice que no quiere gastar tiempo en internas. “Yo estoy en la gestión, no gasto tiempo en eso. No me quiero pelear con nadie”, dice, todavía con el recuerdo fresco de la feroz interna con Horacio Rodríguez Larreta.

Por las dudas, igual, no pierde el vicio de tener un ojo puesto en lo político. Este sábado participó del lanzamiento de Apertura Republicana, agrupación que se presenta como de liberales en el PRO. Es una discusión interna que se va a profundizar de cara a 2025.

Archivado en