Internas en LLA

La estrategia de los libertarios para evitar malos tratos alrededor de Milei y de su hermana Karina

La diputada Pagano internada. Marra, sacado y repuesto de la conducción del bloque porteño. Destrucción de los libertarios en el Congreso y una fortísima interna hacen invivible al oficialismo.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare jueves, 18 de abril de 2024 · 07:24 hs
La estrategia de los libertarios para evitar malos tratos alrededor de Milei y de su hermana Karina
Foto: MDZ archivo

Hay un sticker que refleja la forma en que se relacionan el 99% de los dirigentes que se mueven en torno de Javier Milei. “Fingimos demencia y seguimos para adelante”, dice el meme que reciben quienes consultan cómo se toman medidas económicas o se adoptan definiciones y realineamientos políticos y al otro día no pasa nada.

“Hay que pasar por debajo del radar, siempre. No podemos hablar demasiado con ustedes porque si no nos mandan a la policía para acomodarnos”, le dijo, en extrema confianza, uno de los que primero se sumaron a las huestes de Milei pero que, al día de hoy, no pudo dialogar una vez con él.

El nivel de presión cruza la crueldad. Marcela Pagano, diputada nacional libertaria y una de las voceras autorizadas en la campaña y en el mes posterior, sufrió una severa indisposición producto del pico de estrés que le provocó las presiones que viene recibiendo desde hace días para que abandone la presidencia de la Comisión de Juicio Político.

“Es una crueldad, porque no toleran no sólo el disenso, sino sus propios errores” le reconoció a MDZ un integrante de la bancada oficialista. Estas dificultades que se observan nacen de la toma de decisiones en la Casa Rosada y nadie se anima a modificarla. Uno de los testigos privilegiados de varias discusiones, describió: "Estar acá es como un viaje al pasado".

"Se insultan, son misóginos, los insultos y los agravios vuelan. El machirulismo está expuesto en cada opinión, desde lo más alto hasta el más rancio de los diputados. Es sorprendente", agregó.

Desde hace quince días, cuando se oficializó de hecho la preponderancia de “el jefe” del gobierno, Karina Milei, este desquicio y anarquía en la línea política se expuso con toda claridad. “Es claro que Javier siempre dijo que era un anarco capitalista, pero no podemos, también, ser una anarquía política”, se ríe otro que prefiere apartarse del primer plano del debate.

Cuando estalló el escándalo con la designación de Pagano al frente de la estratégica comisión de Juicio Político afloró toda la pus diaria. Ahí la pusieron los otros miembros de ese organismo parlamentario porque era la única que pasaba el filtro de la mayoría opositora. La composición había sido aprobada por uno de los mimados de Karina, Adrián Menem, que parece que nunca se dio cuenta que no tenía la mayoría para imponer su voluntad.

A seguir la corriente y luego actuar en consecuencia 

Quien había autorizado a Pagano para postularse había sido el entonces presidente del bloque de diputados nacionales de La Libertad Avanza, Oscar Zago. A pesar de que ambos habían comunicado el hecho a Milei, el presidente, su hermana, el jefe sin comillas, dispuso dinamitar esa decisión, como es de público conocimiento.

Zago, desautorizado y destratado, tomó revancha. Le pidió a sus aliados en la legislatura porteña que repusieran en su cargo a Ramiro Marra, raleado del poder libertario por el jefe al cual nadie votó. Y eso sucedió y Karina perdió. ¿Se puede trabajar diariamente de esta forma? La respuesta es clara, no. Las desconfianzas y los recelos hacen que luego nada vuelva a su lugar de origen, las intrigas crezcan y cada vez sean menos los que apoyen, sin reparos y sin dejar de lados sus propias creencias como lo hacían hasta ayer, el reclamo de cambio que expone el presidente. 

El sistema pareciera funcionar sólo de manera anárquica pero sin libertad, aunque esto último aducen que sobró alrededor del jefe y de su hermano presidente cuando acusan a Carlos Kicuchi de cómo se movió en el armado de las listas en todo el país. Cuestiones vidriosas que siempre rodean la confección de las candidaturas y su financiación motivaron, supuestamente, la salida de “el chino” del círculo de la confianza de quienes llegaron al poder el 10 de Diciembre.

“¿De verdad crees que Javier nunca se había enterado que buena parte de la financiación que recibió provenía de Sergio Massa y sus amigos?. Si cada vez que visitaba a un consultor y lo recibían en oficinas impresionantes le preguntaba al chofer o uno de sus custodios, “¿Adónde venimos? ¿De quién es esta oficina?” No lo preguntaba capciosamente”, se cuestiona y se responde como un ejercicio de catarsis la misma fuente que habló, días atrás, con MDZ..

“Lo que sí es cierto es que nunca se molestó en preguntar quién era el candidato en tal o cual lugar”. En todas las caravanas que se armaron el último año en todo el país, "el peluca" llegaba dos minutos antes del encuentro, se subía a la camioneta, camión o vehículo elegido para la ocasión y solo saludaba a la gente. A los referentes casi ni les hablaba y mucho menos los bendecía con una foto para la ocasión.

La sucesión de alianzas y rupturas da cuenta que la estrategia mileísta que cuida con extremo celo el jefe Karina, deja en claro que el presidente y Santiago Caputo vieron antes que nadie las debilidades de los otros y las aprovecharon al máximo. Primero recibió la ayuda del peronismo kirchnerista renovador para demostrar que Juntos por el Cambio estaba en decadencia y no representaba lo que vociferaba.

En ballotage se deshizo del kirchnerismo y sumó a Mauricio Macri, al PRO y a los radicales que seguían en el viejo Cambiemos para que “no siguiera el kirchnerismo” representado por Massa. Ahora se vuelca a los consejos de los herederos de Carlos y Eduardo Menem. "Lule" y Adrián siguen aceptando consejos de los amigos  heredados, personas que manejan agendas añejas y métodos tan o más oscuros que los conocidos en la década de los ’90 pero con nítido conocimiento de lo que es el Estado y "la casta".. "Ojo! En la semana puede haber novedades sobre alguno de esta dupla", comentó. 

“Quieren dejar al macrismo y a los radicales como socios minoritarios, no sea cosa que, directamente, se queden sin socios. Igualmente, muchos aprovechan y cuando van a comer luego suben al primer piso de La Recova de Cerrito y Libertador porque ahí te toman examen y te dan un cargo, si sos abogado, mejor”, le dijo a MDZ un ya lastimado funcionario mileista.

Archivado en