Nueva jornada de audiencias

Los problemas de memoria de un testigo que celebra la defensa de Walter Bento

La declaración testimonial de Mario Giunta sembró dudas alrededor de un hecho que comprometía al exjuez federal. Contradicciones y recuerdos borrosos en una causa caliente.

Mariano Bustos
Mariano Bustos viernes, 12 de abril de 2024 · 12:13 hs
Los problemas de memoria de un testigo que celebra la defensa de Walter Bento
Foto: Santiago Tagua /MDZ

Este viernes declaró como testigo Mario Giunta, un hombre que dejó claro su malestar por la cantidad de veces que se ha mencionado su nombre a lo largo del juicio oral que tiene como principal imputado a Walter Bento. En realidad, varias personas afirmaron que Giunta les dijo que Diego Aliaga le había pedido 500 mil dólares para sacar de la cárcel a Sebastián Palumbo y que le había mostrado la tarjeta verde de la camioneta en la que circulaba y que estaba a nombre del juez Bento. Sin embargo, hoy Giunta dijo desconocer ese episodio.

Sebastián Palumbo denunció extorsiones y aprietes para que pagara cientos de miles de dólares para recuperar su libertad. Estuvo cinco meses detenido y, según narró, distintas personas abordaron a familiares y allegados ofreciendo soluciones mágicas. En ese contexto dijo que Aliaga volvió loco a su "amigo" Mario Giunta pidiendo que le hiciera saber a la familia de Palumbo que podía conseguirle la libertad a cambio de 500 mil dólares.  

"Mario Giunta me dijo que Diego Aliaga lo había vuelto loco diciendo que me podía dar una mano para salir. Lo subió a una camioneta y le dijo que él me podía sacar bajó el visor de la camioneta y mostró tarjeta verde del vehículo a nombre del doctor Bento", relató ayer Sebastián Palumbo. "Diego Aliaga a Mario Giunta lo abordó varias veces. Hasta le ofreció 60 mil dólares por la gestión. Si yo hubiese accedido, sé que no se hubiese quedado ese dinero porque es mi amigo", adhirió.

Pero su "amigo" Giunta hoy negó que eso haya sucedido. En una declaración cargada de imprecisiones por los problemas de memoria que genera el paso del tiempo, Giunta dijo que no recordaba si la camioneta era de Aliaga o de otra persona. Incluso dijo que ya olvidó si era "blanca, gris o verde". "No me mostró la documentación de la camioneta. Le pregunté si era suya y me dijo que si o no me acuerdo si me dijo que era de algún fulano", dijo hoy Giunta.

Incluso, la esposa de Sebastián Palumbo declaró minutos antes que Giunta y recordó que él la había abordado en la puerta de su local de ropas y le había comentado que un señor Aliaga lo estaba volviendo loco.

"Yo tengo un local de ropa en la calle Rivadavia y cerca de las fiestas llegó Marito Giunta y salimos a la puerta del local y me cuenta que él se tuvo que ir de la provincia cuando pasó esto porque lo estaban volviendo loco. Un señor Aliaga. Que lo volvía loco para contactarse con familiares del gordo para darles la solución. Poner plata. Que le muestra en la camioneta la tarjeta a nombre de Walter Bento. Marito no quiso entrar en eso", afirmó la esposa de Palumbo.

Menos de una hora después, Giunta habló al respecto y contó una versión diferente. "Diego Aliaga no me buscó para hablar de Palumbo. Cuando a Sebastián Palumbo lo detienen tenía un viaje programado a Salta o Jujuy, llego de mi viaje y me la crucé un mes después en la puerta del local", manifestó.

Giunta reconoció que desde hace años conoce a la familia Aliaga y que es muy amigo de la hermana de Diego. Además dijo conocer a Luciano Ortego (abogado imputado como miembro de la asociación ilícita) y Marcos Calderón (imputado por cohecho) del casino en el que trabajaba. Luego, al ser interpelado por el Ministerio Público, admitió que también conoce a Daniel Martínez Pinto (acusado de cohecho) pero que no se acordaba el apellido porque lo conoce como "el Dani". Al igual que el suyo propio, el nombre de Martínez Pinto se reiteró en varias oportunidades durante las audiencias de esta semana por ser parte de la causa de contrabando en la que se involucró a Sebastián Palumbo y por la cual estuvo cinco meses detenido.

Pero la vaguedad de la memoria de Giunta llevó a que, el Ministerio Público, marque contradicciones con declaraciones previas. Hoy Giunta negó que Aliaga le haya pedido que lo ponga en contacto con familiares de Palumbo para ofrecer "soluciones mágicas" para dejarlo en libertad. Al oír eso, la fiscal Gloria André pidió que se lea la declaración de Giunta en la etapa de instrucción del juicio, en la que había afirmado que Aliaga lo estaba buscando para contactar a Palumbo.

La fiscal Gloria André y el fiscal Dante Vega.

"Había una llamada de Diego Aliaga que no atendí. Si mal recuerdo llamó a mi señora y le dijo que quería hablar personalmente (...) Me lo cruce a Aliaga en el centro y me dijo que quería que le hiciera el contacto con el Gordo o con algún familiar suyo. Pero ya habían pasado muchos días de que había llamado. Me pidió que lo contactara y yo le dije que me disculpara pero que no lo iba a hacer", narró en su primera declaración testimonial Mario Giunta.

"Ahora le pregunté respecto a eso y usted dijo que no lo recordaba", subrayó André respecto al abordaje de Aliaga para llegar hasta Palumbo. "Creo que lo tengo que haber dicho. Puede haber sido o no. Realmente ha pasado mucho tiempo. No lo recuerdo. Tenía un montón de llamadas de un montón de gente que me conocía y sabía que era amigo de Palumbo y me mandaban artículos del diario igual que me está pasando ahora en estos momentos. No recuerdo bien por qué me puede haber llamado Aliaga. Eso es lo que puedo decir", concluyó Mario Giunta.

Archivado en