Vialidad Nacional

Las tres mega obras nacionales que están demoradas y complican a los mendocinos

La crisis económica provocó, según el jefe del 4º Distrito Mendoza de Vialidad Nacional, Guillermo Amstutz, que los trabajos que están siendo ejecutados tengan un ritmo de ejecución más bajo con el fin de poder respetar los contratos y que las obras no sean paralizadas por problemas financieros.

Diego Gubinelli
Diego Gubinelli lunes, 28 de agosto de 2023 · 07:02 hs
Las tres mega obras nacionales que están demoradas y complican a los mendocinos
La inflación e inestabilidad económica impacta en tres obras muy necesitadas por los mendocinos. Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

La marcada devaluación posterior a las elecciones PASO causó numerosos estragos en la economía y la obra pública no quedó exenta de sufrir los efectos negativos que la depreciación de la moneda y la suba del dólar conllevan. En Mendoza, se llevan adelante obras clave -con plazos estirados en numerosos casos-  que están a cargo de Vialidad Nacional y que, debido a los inconvenientes económicos, tuvieron modificaciones para que los contratos sean respetados, aunque a costa de que los trabajos no avancen a un ritmo óptimo. La Variante Palmira, los puentes caídos en la Ruta 40 en el Valle de Uco y la doble vía entre el Aeropuerto y Lavalle, también en la emblemática ruta que conecta en sentido Norte-Sur a la Argentina.

El jefe del 4º Distrito Mendoza de Vialidad Nacional, Guillermo Amstutz, dialogó con MDZ, se refirió a cuál es el estado de las construcciones que encara su dependencia y explicó cómo se manejan con los números inflacionarios, producto de la marcada crisis económica. "Desde que empezó a hacerse más fuerte la inflación hemos dejado posturas muy claras de coordinar con las empresas un ritmo de trabajo que le permitiera a las empresas no parar la obra, pero tampoco generar endeudamiento financiero que las pusiera en riesgo hasta tanto se pueda lograr una estabilidad más prolongada en los precios. Yo las divido en las obras que fueron licitadas con anterioridad a octubre/noviembre de 2022 y las posteriores a esa fecha", comentó.

"En Alvear tuvimos un obra de 1.200 millones de pesos en la Ruta 146 que une Monte Comán con La Horqueta. Es una repavimentación y lo que ocurre es que, como no están en el centro, por allí no son tenidas en cuenta... En un año la empezamos y la terminamos. La ventaja fue que la empresa que ganó esa licitación tenía en cuenta en su cotización la situación de inflación", aportó. En tanto, hizo mención a los trabajos recientemente terminados en el Acceso Norte, luego de más 8 meses. "Otro ejemplo de una obra que tuvo problemas técnicos pero no financieros es la reparación de la losas del Acceso Norte entre la Rotonda del Avión y el Aeropuerto. Al principio tuvo demoras por cuestiones técnicas entre el proyecto y lo que es pararse a construir. Fueron aproximadamente 500 millones de pesos", dijo Amstutz.

"Hasta el día de hoy, al menos en las obras en Mendoza, estamos cumpliendo con los pagos en los términos de los contratos, lo que hace que las obras más antiguas no contemplen el costo financiero -que es elevado- ni tampoco ha alcanzado la corrección de los índices a acompañar la actualización mensual. Esto demora entre 60 y 70 días. Esa demora, en una época de interés de 1 o 2% no lo sienten las empresas en una época con un costo financiero de 9%. Dos meses es mucho. Hemos tenido un entendimiento con las empresas sobre cuál es el ritmo para que la empresa pueda seguir trabajando sin que se genere una modificación en los pliegos contractuales", aseveró Amstutz, que -consultado por lo que sucederá en el marco de los oscuros pronósticos inflacionarios de agosto a conocerse tras la devaluación- esgrimió: "No soy economista, pero hemos encontrado en el entendimiento una fórmula para que no se paralicen las obras. En algunas el ritmo es mínimo y en otras más respetable".

Guillermo Amstutz cumple funciones en Vialidad Nacional desde que el presidente Alberto Fernández comenzó su gobierno en 2019.

Las obras que disminuyeron el ritmo

Según Amstutz, la obra más grande que sufrió alteraciones en los trabajos realizados día a día es la doble vía en la Ruta 40 entre el Aeropuerto y el departamento de Lavalle. "Es hoy, tal vez, la que más volumen de inversión mensual tiene", sostuvo. Se trata de la autopista que conecta el Aeropuerto, ubicado en Las Heras, con Lavalle. Se encuentra demorada y seguirá hasta el año 2024. En concreto, implica trabajos sobre un tramo de la Ruta Nacional 40: son 18 kilómetros que se extienden desde el Aeropuerto Internacional de Mendoza hasta el empalme con la Ruta Provincial 34, en la comuna lavallina.

El único proyecto que está en rescisión es la obra que va desde el complejo Aguas del Pizarro a Potrerillos (23 km), que consta de ensanches en algunos tramos para agregar una tercera vía para que los camiones se corran a la derecha y permitir espacio para que el tránsito fluya y que no haga falta ir por la mano contraria de "Se licitó hace 5 años con uno antiguo. Entonces, cuando todo empezó nos encontramos con modificaciones que nos llevaron a un proyecto ejecutivo en 50% el valor de la obra inicial. Esto, en consultas con el BID y el Ministerio de Obras Públicas, nos resultó inconveniente poder encontrar una negociación directa con un incremento tan grande. Acordamos con la empresa una limitación de contrato para rescindir de común acuerdo", subrayó Amstutz.

La esperada Variante Palmira

La Variante Palmira es una obra clave en términos económicos y logísticos para la provincia y para el país. La misma desviará el flujo de camiones que llegan desde el Este por la Ruta 7, pero que para llegar a la zona más transitada del corredor bioceánico deben ingresar al Gran Mendoza para conectar con la Ruta 40 nuevamente. De esta forma, con una nueva autopista de 38 km que inicia en Palmira, San Martín, se agilizará el movimiento de vehículos. Los trabajos comenzaron en 2017 y estuvo paralizada en 2020. En un principio se estimaba que en 2023 se pudiera "cortar la cinta", pero diferentes dificultades tiraron por la borda esa posibilidad. Hace meses que se presentan contratiempos judiciales en la expropiación de terrenos que se encuentran sobre la traza.

"Hemos venido avanzando a un ritmo lento. Primero tuvimos problemas serios con las expropiaciones y hemos logrado un acuerdo en una de las esquinas en la rama que va hacia Chile. Fue con un entendimiento extrajudicial con los propietarios. En la esquina Sur-Este tuvimos que ir a juicio. El juez ya autorizó la expropiación y se hizo el depósito judicial, pero todavía no nos habilitan a entrar en el terreno. Esa esquina tiene el cambio de un electroducto, que es complementario de la obra", comentó Amstutz.

La Variante Palmira es una obra ansiada que todavía no ha sido terminada. Foto: Archivo MDZ.

El funcionario nacional también señaló que existen inconvenientes en lo que respecta a la provisión de asfalto luego del último índice inflacionario. "Argentina está produciendo para exportar combustibles livianos, pero está escaso de los pesados, como es el asfalto. No están trayendo en su constitución química asfalto y eso hace que el 85% del asfalto que se consume sea importado. En este contexto de estas última semanas, se ha complicado la provisión. Nos reunimos en Buenos Aires por este tema. Todas las empresas constructoras pavimentadoras están teniendo esta dificultad y es general en todo el país. Estimo que hay que esperar no menos de 30 días que se normalice la producción y esto nos va a provocar un ritmo muy bajo porque es una obra donde el 70% de lo que queda hacer es con asfalto". 

Amstutz dijo que, por el momento, desde Vialidad están "tratando de permitir la transitabilidad en el nudo de la Ruta 40 y la Ruta 7. Es un riesgo para quienes transitan y para la empresa constructora. Hemos apuntado a hacer todo lo que esté al alcance para dejar ese nudo en condiciones de funcionamiento"

La Variante Palmira Incluye catorce puentes de gran escala distribuidos sobre el río Mendoza, la destilería de YPF, la ruta Nacional N° 40 y las rutas provinciales N° 14, 50 y 60. A esos se suman los ubicados sobre la ruta Nacional N° 7, la ruta provincial N° 15 y las vías del ferrocarril. De acuerdo al plan inicial, la inauguración oficial  por parte de Vialidad Nacional estaba prevista para el 14 de mayo de 2023.

Puentes Ruta 40

En febrero de 2020 se cayó un puente sobre el arroyo Los Chañares en la Ruta 40, entre Anchoris -Tupungato- y Tunuyán. Como si fuera una coincidencia, un año después -en ese mes, pero de 2021- ocurrió lo mismo en el Arroyo Los Pozos, a pocos kilómetros. Los trabajos son viales e hidráulicos. Las demoras son marcadas y la ciudadanía ha manifestado sus descontento en diversas ocasiones.

Respecto a estos dos puentes, Amstutz puntualizó: "Estamos terminando una dificultad técnica. En una obra como esta, con un porcentaje elevado de uso de hierro y cemento, la devaluación nos ha traído complicaciones. Hemos quedado con la empresa en mantener el ritmo de hormigonado que hoy tiene y esperar la nueva escala pública de precios para ver cómo reordenamos el plan de trabajo. Vamos a esperar un poco más, más allá de los índices.

Pasaron 3 años desde que cayó el primer puente y los desvíos en la zona continúa. Foto: MDZ.

"El problema es que las diferencias de tiempo entre el momento en el que la empresa certifica el trabajo y el que toma efectivamente el cobro, con este nivel de inflación genera un costo muy alto que estamos cuidando para que las empresas no estén en riesgo", añadió y, luego, no se animó a da una fecha de finalización. "Hoy no puedo dar plazos en ninguna obra. Lo que más quisiera es estar anunciado inauguraciones. Hemos sido prudentes", concluyó.

Archivado en