Detrás de escena

Suarez "intendente", un compañero para Bullrich, la elección que ganó el PJ y más perlitas

Patricia Bullrich fue la principal protagonista y ya le buscan compañero de fórmula. Suarez "simula" una candidatura. La UCR gobierna todo, pero perdió una elección en el Teatro Griego, otra vez. Las divas.

MDZ Política
MDZ Política domingo, 5 de marzo de 2023 · 09:00 hs
Suarez "intendente", un compañero para Bullrich, la elección que ganó el PJ y más perlitas

El compañero de fórmula de Bullrich. La precandidata a presidenta Patricia Bullrich fue la principal protagonista de la Fiesta de la Vendimia; mucho más que las reinas, los dirigentes provinciales y los empresarios. Los radicales locales le prepararon el terreno y, como buenos a interesados anfitriones, la hicieron sentir cómoda. Más, incluso, que en la Ciudad de Buenos Aires. Incluso estando en Mendoza los integrantes de Cambia Mendoza comenzaron a profundizar una idea: que un radical sea compañero de fórmula de Bullrich, algo que parece cocinado. No será Alfredo Cornejo, como se sugirió en algún momento, pero el mendocino tiene un favorito que ya promueve: el cordobés Rodrigo De Loredo, otro "halcón" en el Congreso. 

Suarez intendente. Entre las chicanas y las presiones que rodean a la interna de Cambia Mendoza hay una que llama la atención: el amague para que Rodolfo Suarez sea candidato a intendente de Luján en caso de que Omar De Marchi no se baja de su candidatura. El oficialismo midió al Gobernador y, aseguran, los números lo favorecen. Eso difícilmente ocurra, por todo lo que implicaría, pero es una señal y un elemento más que indica lo trascendente que es resolver esa pelea para el radicalismo. En ese sentido, Bullrich ratificó que el PRO irá dentro de Cambia Mendoza y que si De Marchi es candidato por afuera, es una decisión persona. "El jueves es el día", aseguran. 

¿El PJ ganó el reinado? En un contexto de "unanimidad" que vive el radicalismo, la elección de la reina de la Vendimia es la única que se le escapa de las garras. El año pasado ganó la candidata de Santa Rosa, un departamento peronista, y en 2023 ocurrió lo mismo, al ser electa una mujer de La Paz, donde también gobierna un kirchnerista. En el teatro, aseguran, hubo un operativo: llegaron varios colectivos con gente de La Paz que, por sorteo, podrían haber votado. "Había una idea que ganaría", detallan quienes estuvieron en el lugar. 

Tolosa Paz, ofuscada. La ministra de Desarrollo Social de la Nación fue una de las figuras políticas del oficialismo, pero no estuvo alejada de las polémicas. Fue lo que pasó cuando por logística debía cruzarse con la senadora Carolina Losada. Hizo berrinche para no compartir movilidad con ella y hubo que cambiarla de lugar. Problemas de convivencia, aún fuera de escena. 

Cristina Pérez, diva. En el palco del teatro hubo varios momentos curiosos. Uno fue el que protagonizó la periodista Cristina Pérez, pareja de Luis Petri. Según contaron, les tocó un lugar donde la vista no era muy buena y, sobre todo, quedaban marginados del centro. La conductora se quejó y desde Protocolo debieron improvisar para ubicarla en un lugar central; moviendo gente y sillas.

La grieta radical. La foto de la Vendimia fue la que unió a Patricia Bullrich, Rodolfo Suarez, Alfredo Cornejo y otros radicales que buscaron marcar la cancha. Pero no todos salieron contentos. Gerardo Morales y Martín Lousteau, cercanos a Horacio Rodríguez Larreta, se ofuscaron y no disimularon su descontento. El gobernador de Jujuy, por ejemplo, se ausentó del acto central, algo que llamó la atención porque siempre participa. La foto potenció la grieta radical. 

Wado, cómodo. El ministro del Interior Wado de Pedro tuvo perfil bajo en el acto de la COVIAR, pero mucho más activo en el detrás de escena. Estuvo cómodo y habló con todos, incluso con varios dirigentes opositores. Intentó esquivar temas incómodos, como las peleas en el gobierno, pero no pudo del todo pues en MDZ Radio dijo que no hay peleas, pero sí diferencias de criterios que "son sanas". 

El aparato radical y la incomodidad peronista. El operativo que montó el oficialismo para copar la vendimia fue abrumador. Todos sus funcionarios, legisladores y militantes coparon cada espacio. En la COVIAR, en las gradas que rodearon al palco en el Carrusel, en la calle. Las protestas no tuvieron repercusiones fuertes y la burbuja funcionó. Los que no estuvieron cómodos fueron los dirigentes del PJ. "Hay un clima muy hostil", describían. 

 

 

Archivado en