Más anuncios

La ambiciosa promesa en materia de vivienda de un futuro funcionario de Javier Milei

Ricardo Inti Alpert, nuevo secretario de Vivienda del presidente electo, prometió la construcción de un millón de casas en todo el país. Habló también sobre el fin de la obra pública.

MDZ Política
MDZ Política viernes, 24 de noviembre de 2023 · 05:50 hs
La ambiciosa promesa en materia de vivienda de un futuro funcionario de Javier Milei
Ricardo Inti Alpert, nuevo secretario de Vivienda de Javier Milei

Ricardo Inti Alpert, elegido por Javier Milei para encabezar la Secretaría de Vivienda, adelantó este jueves su plan para este sector. Entre los anuncios, confirmó que no habrá más viviendas construidas con financiamiento del Estado.

También sostuvo que el objetivo es resolver el problema de la vivienda en Argentina "en seis años" y sin "gasto público". Asimismo, se mostró en sintonía con la idea del presidente electo de vetar la ley de Alquileres y anticipó una ambiciosa política durante su mandato.

"Más allá de discutir si la ley sí o la ley no, nuestro eje central de nuestra política de vivienda será la construcción de un millón de unidades nuevas. Hay más de cinco millones de personas que no pueden certificar una dirección de donde viven", detalló.

En contacto con Radio con Vos, Alpert planteó que esas casas "se financiarán en parte con ahorros que tengan los futuros propietarios" y con un "plan de financiación de préstamos a largo plazo y con porcentajes de cuota anuales muy bajos".

Con esto, planteó, esperan que los ahorros situados en los bancos se canalicen en créditos para familias, lo que permitiría realizar obras privadas y, al mismo tiempo, mantener la actividad laboral. Al convertirse en propiedad privada, también evitaría la pérdida de empleo para los trabajadores de la construcción.

"Si las viviendas que se construyen por obra pública se la cedemos a una familia que la quiera comprar, no se va a parar la obra, va a pasar a ser una obra particular que será dominio de una familia por lo que nadie se queda sin trabajo", explicó.

Por lo tanto, el nuevo eje marcaría el fin de la obra pública tradicional pero el inicio de proyectos impulsados por la iniciativa privada y comunitaria. En tanto, añadió, el financiamiento se prestará para obras particulares y será ofrecido por los bancos tras "desarmar la bomba de las Leliq".

Archivado en