Corrupción

Una nueva denuncia a un funcionario pone contra las cuerdas a Axel Kicillof

Denuncian a Gustavo Menéndez, presidente del Grupo Provincia e intendente de Merlo, en uso de licencia, por hacer gastos ostentosos. La denuncia se basa en publicaciones periodísticas.

José Luis Carut
José Luis Carut lunes, 9 de octubre de 2023 · 22:13 hs
Una nueva denuncia a un funcionario pone contra las cuerdas a Axel Kicillof
El gobernador Axel Kicillof entregando junto a Gustavo Menéndez computadoras en el municipio de Merlo Foto: Prensa gobierno de la provincia de Buenos Aires

Tras los escándalos de corrupción conocidos en el tramo final de la campaña, que pegaron en la línea de flotación de Axel Kicillof, una segunda denuncia contra Gustavo Menéndez, intendente de Merlo -en uso de licencia- y presidente del Grupo Provincia por “gastos ostentosos, que no condicen con sus ingresos”, pone nuevamente contra las cuerdas al proyecto reeleccionista del gobernador.

El primer sacudón en la campaña que recibió Kicillof vino desde la Legislatura bonaerense con la detención de Julio “Chocolate” Rigau el puntero del PJ platense apresado sacando plata de un cajero, ubicado a metros de la sede del PJ bonaerense, con 48 tarjetas de débito y más de un millón y medio de pesos en su poder. Si bien Kicillof no acusó recibo tirando la pelota para otro lado, en calle 6 respiraron aliviados cuando dos de los tres jueces de la Sala III de la Cámara de Apelaciones, Juan Alberto Benavides y Alejandro Villordo, hicieron lugar al habeas corpus presentado por el defensor del detenido, el Dr. Alfredo Gascón Cotti (el abogado penalista más prestigioso de La Plata) determinando el cierre de la causa por nulidades en el procedimiento policial y ordenando la liberación de “Chocolate”.

Cuando en Gobernación festejaban que el caso de “Chocolate” estaba controlado, y se concentraban en la campaña por la reelección de Kicillof, les estalló en la cara el mega terremoto que provocó la escapadita romántica VIP a Marbella del, en ese entonces, jefe de Gabinete de Ministros, Martin Insauralde. Sumado a esto, días después del escándalo, Casación le dio otro golpe a un Kicillof que no lograba reponerse de lo que provocó en la opinión publica “la salidita” de Insaurralde, ordenando reabrir la causa de “Chocolate” Rigau y habilitando los procedimientos pedidos por la Fiscal Betina Lucky, entre los que estaba la apertura del celular del puntero del PJ.

Sobre este tema, un conocedor judicial y de la política bonaerense, dijo a MDZ: “Hay que ver hasta dónde puede avanzar la fiscal. Depende de lo que pase el 22, vamos a ver si la causa queda en “Chocolate” y un par más o si van a fondo con la ruta del cacao”.

La campaña de Kicillof por su reelección está en jaque por los casos de corrupción que salpican a su Gobierno, agregándose en los últimos días dos denuncias por enriquecimiento ilícito y por “la posible comisión de delitos de acción publica” contra Gustavo Menéndez, presidente del Grupo Provincia e intendente -en uso de licencia- de Merlo.

La primera de las acusaciones contra Menéndez la presentó ante la Justicia el abogado Santiago de Lome Dupuy, acusando al intendente peronista de utilizar en provecho propio fondos del municipio y del Banco Provincia: "Menéndez, al igual que Insaurralde, hace usufructo de dineros del Estado. En este caso serían tanto del municipio de Merlo como del grupo Banco Provincia".

La segunda denuncia, en consonancia con la anterior, fue presentada por el diputado provincial de Avanza Libertad Guillermo Castello, en la Subsecretaría de Transparencia Institucional del Ministerio de Justicia bonaerense -el equivalente bonaerense de de la Oficina Anticorrupción- por “la posible comisión de delitos de acción pública”.

La denuncia del legislador libertario se basó en publicaciones periodísticas que dan cuenta de la vida ostentosa de Menéndez, al que lo califican de ser un “mini Insaurralde” por sus viajes por el mundo y regalos de propiedades y autos a diferentes mujeres; además de nombrar a quien sería su testaferro, que recibiría de Menéndez la suma de 200 mil dólares mensuales.

En diálogo con MDZ, Guillermo Castello explicó por qué la denuncia la radicó en la Subsecretaría de Transparencia Institucional y no en el fuero penal: “Kicillof con lo de Insaurralde dijo que no iba a tolerar ningún acto de corrupción y que iba a combatir todo hecho de corrupción en su Gobierno. Con la denuncia lo que estoy haciendo es pasarle la pelota al gobernador y a Alak (ministro de Justicia de la provincia) para ver que hacen”. Y agregó: “El organismo donde presente el escrito depende del ejecutivo vamos a ver como responden y si es verdad que Kicillof quiere combatir la corrupción de su gobierno. Si no hacen nada, la denuncia la voy a presentar en la Justicia”.

“No queremos que quede la sensación de que Insaurralde es un caso aislado, queremos que se investigue a todos los funcionarios públicos que viven como jeques con medio país pobre”, afirmó Castello

Asimismo, el diputado libertario sostuvo: “No podemos olvidar que Menéndez fue condenado en dos instancias judiciales por defraudación al Estado e inhabilitado de por vida a ocupar cargos públicos; y que la Corte provincial anuló la condena en el 2022 mandando a dictar una nueva. Tampoco tenemos que sacarle el ojo que fue director provincial de Casinos y que el juego en la provincia es territorio de Insaurralde. Me parece que ahí hay un patrón que deberían investigar”.

En cuanto a la acusación remarcó: “Es una denuncia sencilla pero fundada, nos permitimos sugerir medidas de prueba concretas, como ¿cuántas veces viajó al exterior?, ¿qué patrimonio e ingresos tiene? Si Menéndez está limpio no debería preocuparse”.

Finalmente, Castello cargó contra el gobernador y el ministro de Justicia bonaerense y dijo: “Con nuestra denuncia, Kicillof y Alak tienen la posibilidad de tomar medidas concretas y exigirle a Menéndez que haga públicas sus declaraciones, su patrimonio y que le explique a los bonaerenses, especialmente a los vecinos de Merlo, cómo sostiene su nivel de vida. Salvo que miren para otro lado, como hicieron con Insaurralde contentándose con la renuncia. Si hacen eso otra bomba les va estallar en la cara”.

Archivado en