Elecciones 2023

Jorge Macri en campaña: qué ejes prepara para gobernar la Ciudad

El ministro de Gobierno preparó equipos técnicos y empezaron a armar el desembarco en la jefatura de Gobierno. Quiere ordenar el espacio público y endurecer la postura con los piquetes. El factor Mauricio Macri.

Pedro Paulin
Pedro Paulin jueves, 12 de enero de 2023 · 18:35 hs
Jorge Macri en campaña: qué ejes prepara para gobernar la Ciudad
Foto: Prensa PRO.

Jorge Macri sonríe, son las 17 del seis de enero y le confirman que en el último estudio de Sergio Berensztein es junto con Maria Eugenia Vidal el tercer mejor dirigente de imagen positiva, está mejor de lo que pensaba en un espacio político donde esos sondeos no son sólo números. Chequea el sondeo, lo posiciona bien, puede ser el heredero de Horacio Rodríguez Larreta, quien junto con Patricia Bullrich y Mauricio Macri, dieron el "ok" para que el ex intendente de Vicente López se mude a la Ciudad y empiece a gestionar con Larreta desde el año pasado. "Hay equipo y ya estamos trabajando", resumen con entusiasmo con días de agenda larga, como la de hoy, donde cruzará café y charlas con Mauricio Macri, Larreta y el diputado Diego Santilli.

Jorge Macri sabe que tiene un triple valor: representa el apellido más votado de la historia del distrito, la marca con más de 60% de aprobación y tiene gestión para mostrar. Esa mixtura la explica en cada actividad, como la que tuvo hoy en su Vicente López recorriendo obras públicas de la renovación del Polideportivo más grande del municipio: “Nos une la pasión por transformar realidades, mejorar el día a día y mejorarles la vida a los vecinos, desde el metro cuadrado, que tiene que ver con esto, renovar una plaza, un polideportivo, una vereda, a los grandes temas nacionales, como qué país queremos tener”, dijo escoltado por Larreta y la intendenta interina, Soledad Martínez. Larreta también aprovechó el paseo para ponerse determinante con el tema Brasil y el frustrado golpe de Estado: “Hay una enorme contradicción en el Gobierno nacional que por un lado condena los ataques a la democracia en Brasil y, por el otro, desconoce un fallo de la Corte Suprema en la Argentina y encima quiere hacerle juicio político".

Es una cucarda que sólo se cuelgan pocos a la hora de pensar en competir, sea el lugar que sea. "Siempre estuve en contra del kirchnerismo, no pasé ni media hora por ahí", dice con sonrisa socarrona cuando le preguntan por eventuales competidores, cree que naturalmente se ordenará la interna, que hoy tiene a Martin Lousteau con el radicalismo, a la ministra de Educación que recién fue mamá, Soledad Acuña, y a Fernán Quirós, par de Salud que anunció meses atrás la ambición de anotarse en el pelotón. "Es lógico que todos quieran competir, no es un problema, es más, me encanta y quiero que empiece ya la carrera", dice Macri, envalentonado.

Lo cierto es que Patricia Bullrich lo bendijo y después se sacó otras fotos que incomodaron, buscó candidato a jefe de Gobierno, que supo ser Waldo Wolff pero que desistió tras algunos vaivenes de Bullrich, la falta de predecibilidad empieza a ser un desafío para Bullrich. No se sintió apoyado y encontró cobijo en el mundo comunicacional de la Ciudad. Bullrich sigue sin embajador salvo Juan Pablo Arenaza, que sabe que no tiene volúmen ni story telling para epxlicar que puede reemplazar a Larreta. Algún mal pensado podría conjeturar que busca un acuerdo distrital con Javier Milei, que no tiene nada algo definido en la Ciudad. Wolff se movió lúcido, dio por terminado la confusión con la ex ministra de Seguridad y se posicionó en el tren que cree con razón, será el ganador: tiene por su lealtad asegurado un lugar como ministro o Jefe de Gabinete del futuro gobierno de Jorge Macri. 

Así entonces, Jorge Macri conjuga gestión con campaña en un año que lo tiene feliz por su casamiento y en buena sintonía con el fuego amigo que comenzó a tomar temperatura en Juntos por el Cambio. 

 

 

Archivado en