La maniobra de Rodolfo Suarez para sortear el freno del PJ a refinanciar deuda

La maniobra de Rodolfo Suarez para sortear el freno del PJ a refinanciar deuda

El Gobierno de Mendoza no incluirá en el Presupuesto 2023 el pedido de "roll over" que debe contar con el aval de dos tercios en la Legislatura. Sin embargo, se basará en la Ley de Administración Financiera para reestructurar la deuda en dólares accediendo a un crédito en pesos.

Gianni Pierobon

Gianni Pierobon

El gobernador Rodolfo Suarez regresa este viernes de su gira por Brasil y enviará esta noche a la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2023. Desde el Gobierno de Mendoza adelantaron que esta pauta de gastos no incluirá un pedido de “roll over”, es decir la habilitación para renegociar la deuda provincial, el cual debe contar con el respaldo de dos tercios de ambas cámaras legislativas. Teniendo en cuanta que el peronismo se ha opuesto en los últimos años a autorizar este artículo, el oficialismo implementará una maniobra distinta para reestructurar los vencimientos previstos para el año que viene, amparándose en la Ley de Administración Financiera.

La Constitución provincial establece que “no podrá autorizarse empréstito alguno sobre el crédito general de la Provincia, ni emisión de fondos públicos, sino por ley sancionada por dos tercios de votos de los miembros presentes de cada Cámara”. Esto es lo que fundamenta año tras año el pedido para autorizar el “roll over”, que consiste en emitir deuda nueva para pagar la antigua, sin incrementar las obligaciones, sino refinanciándola y mejorando las condiciones, ya sea en tasas de interés o plazos.

Se trata de un tema que ha provocado fuertes controversias entre oficialismo y el Partido Justicialista (PJ) en los últimos años. En la Casa de Gobierno dan por descontada que en el próximo debate legislativo el Frente de Todos no autorizará el “roll over”, por lo que apostarán a otra estrategia para hacer frente a los compromisos en dólares previstos para el próximo ejercicio.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Víctor Fayad, dio detalles a MDZ acerca de la maniobra que pondrán en marcha y que se basa en el artículo 68 de la Ley Nº 8706 de Administración Financiera.

“El ‘roll over’ que se suele pedir es incondicionado. Esto significa que, al margen de que tenés que demostrar que la operación es razonable, puede que no implique necesariamente alguna mejora en las condiciones financieras”, sostuvo el funcionario.

El ministro Víctor Fayad dio detalles de la estrategia del Gobierno de Mendoza para no depender del acompañamiento del PJ.

Como contraparte resaltó que “el artículo 68 de la Ley de Administración Financiera es el que autoriza el ‘roll over’ pero te dice que solo lo podés hacer si alargás los plazos, si bajás la tasa de interés, si cambiás la moneda, si liberás garantía, con lo cual es muy condicionado. Uno tiene más flexibilidad en término de qué tipo de deuda podés tomar y otro tiene menos flexibilidad”.

Fayad explicó que ante un mal momento del mercado financiero difícilmente se puedan conseguir mejores condiciones. “Hoy producto de la realidad macroeconómica tenemos un mercado financiero global que mira a la Argentina y dice que no le presta dinero, pero un mercado financiero local que producto de la emisión fenomenal del Banco Central no sabe qué hacer con los pesos, entonces hoy hay financiamiento barato en el mercado local”, destacó.

Ante este escenario, el ministro manifestó que las operaciones que pretenden realizar el año que viene en materia de administración de pasivo consiste en pagar los vencimientos de la deuda en dólares aprovechando que hay un mercado local muy “líquido”.

Para 2023, la Provincia tiene previstos vencimientos por 120 millones de dólares, de los cuales 60 millones deberán liquidarse en marzo y 60 millones en septiembre. La intención del equipo de Suarez es acceder a crédito en pesos para saldar esa deuda en dólares que vence el año que viene.

Entienden de esta manera que “demostrar las mejoras en las condiciones es muy fácil” debido a que básicamente se estaría cambiando deuda en dólares por deuda barata en pesos.

“Como eso se enmarca en el artículo 68, nosotros no necesitamos el aval de la Legislatura”, esgrimió el titular de la cartera de Hacienda y detalló que “una cosa es disponer del crédito público, para el cual se necesitan los dos tercios de ambas cámaras legislativas, y otra cosa es administrar lo que ya tenés”.

Agregó que “sería absurdo que una Ley de Administración Financiera complejice administrar los pasivos. La norma dice que si se demuestra la conveniencia, se habilita. Y en este caso está más que demostrada”.

En este sentido, hizo hincapié en que esta interpretación es compartida por la gran mayoría de la dirigencia política, pero indicó que hay actores que no la comparte, pero resaltó que tendrán la oportunidad de opinar al respecto.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?