La “plancha” de Telerman, los problemas del FdT porteño y las jugadas larretistas en la Legislatura

La “plancha” de Telerman, los problemas del FdT porteño y las jugadas larretistas en la Legislatura

El Teatro Colón quedó en la mira a casi seis meses de la asunción del ex jefe de Gobierno. El albertista que comenzó a sentir el cambio del poder a nivel nacional y la movida de Ferrario para los jóvenes. Al terminar: un bonus track que involucra a un intendente del PRO.

Ezequiel Spillman

Ezequiel Spillman

La política electoral pensando en 2023 no es el único inconveniente que roza la Ciudad. Tanto en el Frente de Todos porteño como en el larretismo hay tensiones.

En el Gobierno porteño, a seis meses de su asunción al frente del mítico Teatro Colón, Jorge Telerman no logra generar una buena sintonía con Uspallata. En rigor, la sintonía se basa en “hacer la plancha” con la herencia que le había dejado su antecesora, María Victoria Alcaraz.

Jorge Telerman

Ex jefe de Gobierno, con amplia trayectoria en el sector cultural, Telerman había desembarcado para mostrar una diferencia. Pero, hasta ahora, no logró mejoras sustanciales tanto en lo edilicio como en lo artístico, según comenzó a comentarse en Parque Patricios.

Tampoco hubo grandes cambios en el manejo de entradas, en el sistema de abono o en el prestigioso uso de palcos oficiales. Ni hablar de los eventos privados dolarizados. Eso sí: Telerman es un especialista en relaciones personales y sabe utilizar esos privilegios como pocos. Ya tiene “fans” en las redes sociales que vienen criticando duramente la gestión.

Se espera que en las próximas semanas haya una revisión total en las reuniones de seguimiento que tienen todos los ministerios. En 2023 Larreta cree que el Colón tiene que ser una de las puertas de entrada a los votantes del Interior.

Quien tampoco pasa su mejor momento, pero del lado del kirchnerismo, es el jefe del bloque del Frente de Todos, Claudio Ferreño. Amigo personal de la infancia del presidente Alberto Fernández, está en la mira de sus propios compañeros y su cargo como titular de la bancada podría discutirse a fin de año. Quien tiene todas las fichas para reemplazarlo es Javier Andrade, de La Cámpora, un viejo conocedor del Parlamento de la Ciudad y quien tiene vínculo directo con Máximo Kirchner.

Ferreño, quien entró en 2019, siempre fue leal a su amigo el presidente pero el rol de Andrade viene creciendo sistemáticamente. Será una pelea que habrá que seguir. A nivel nacional el jefe de Estado ya no tiene el poder que pudo – o supo – tener y eso viene reflejándose en todos los ambientes de poder donde hay “albertistas” de pura cepa. A eso hay que sumarle que en la Ciudad juega un rol clave el líder del gremio de Encargados de Edificio, Víctor Santa María, quien tiene una vieja sociedad con Alberto Fernández pero cuestiones particulares con el oficialismo porteño.

Con todo, en la Legislatura porteña el vicepresidente Emmanuel Ferrario se dio un gusto personal y político: logró aprobar un proyecto de su autoría – y que fuera promesa de campaña – para eximir de Ingresos Brutos durante dos años a jóvenes de entre 18 y 29 años que se sumen al monotributo.

Ferrario es uno de los encargados del “segmento joven”. Tanto desde el discurso como en las acciones concretas, el vicejefe porteño, con la asesora Julia Pomares, entre otros, viene diagramando iniciativas para un segmento poblacional que hoy en la Ciudad tiene en Javier Milei y las ideas liberales un gran apoyo. Un desafío gigante ante los tiempos que corren.

En este marco, en la bancada larretista que conduce Diego García Vilas vienen festejando que el radical Marcelo Gouman sea que conduzca el bloque Evolución UCR, la bancada que responde a Martín Lousteau.

Martín Lousteau

Incluso hay quienes destacan al radical sobre su antecesora, la hoy secretaria de Medio Ambiente, Inés Gorbea. “Tiene un espíritu más colaborativo”, destacan en el larretismo. Un caso patente: los dictámenes de comisión hasta la llegada de Gouman como presidente de bloque no solían ser firmados por los radicales. Hoy acompañan la mayoría de los proyectos del oficialismo. ¿Será que Lousteau se ve más cerca de Uspallata?

Para finalizar, un bonus track. Con la campaña H2023 por delante, el jefe de Gobierno porteño continúa ocupando su tiempo entre recorridas y reuniones con empresarios y dirigentes. Al interior de su Gobierno, paralelamente, no cesan las tensiones que reflejan, acaso, la disputa que se dará el año que viene por las candidaturas.

En este sentido, ya se escuchó por los pasillos de Uspallata, en especial en el tercer piso, el ruido que provocará la casi segura salida de la funcionaria Karina Spalla, quien se venía ocupando la Dirección del Instituto de Formación Política y Gestión Pública. En rigor, el destino que le dio el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, cuando Spalla – ex legisladora porteña y mujer del intendente de Lanús por el PRO, Néstor Grindetti – dejó la Corporación Sur.

Con todo, Spalla se cansó y piensa abandonar ese lugar que, de manera orgánica, depende de Jorge Macri como ministro de Gobierno, quien heredó un conflicto entre Grindetti y Larreta que se extiende al armado político bonaerense.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?