El informe que detalla los gastos del Estado y financias de Mendoza en los últimos 10 años

El informe que detalla los gastos del Estado y financias de Mendoza en los últimos 10 años

El Consejo Empresario Mendocino elevó un documento en el que destacan cómo han evolucionado las finanzas de Mendoza en la última década.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El Consejo Empresario Mendocino (CEM) realizó un informe llamado "Finanzas provinciales 2012-2021" en el que detalla cómo ha sido el ordenamiento de las finanzas públicas en Mendoza en la última década. El foco está puesto en analizar los años que pasaron y también en advertir a futuro sobre el tamaño del Estado, el empleo público y la presión tributaria, entre otros aspectos.

Desde el CEM indicaron que: "El tamaño del Estado no puede ser más grande que el que los mendocinos puedan financiar conforme a la realidad económica de nuestra provincia". Además, manifestaron que tiene que continuar el proceso de adecuación del gasto público iniciado en 2016.

El análisis completo con los cinco aspectos y tendencias analizados por el CEM

  • La necesidad de cuidar el ahorro corriente: Entre 2012 y 2015 las erogaciones corrientes aumentaron más rápido que los recursos corrientes, contribuyendo al proceso de deterioro del resultado corriente iniciado unos años antes. La tendencia se revirtió en 2016, logrando sendos superávits corrientes de 8,1% en 2018 y de 11,4% en 2021.

 

  • Empleo público: El empleo público creció 6,9% entre 2011 y 2021, desde 103.423 hasta 110.578 cargos y contratos. En igual período, el empleo privado estuvo estancado. Entre 2011 y 2015 la planta estatal aumentó casi un 10%, más que duplicando el crecimiento poblacional. Desde 2016 se observa un esfuerzo por readecuarla, reduciéndola 3,5%; entre 2019 y 2021, el empleo público aumentó casi 1%. Hoy la Provincia emplea 55 trabajadores cada 1.000 habitantes (2015: 60). En 2012 el gasto en personal representaba el 59% de los recursos corrientes y llegó al 65% en 2015, para ubicarse en 44% en 2021.

  • Inversión pública: Las erogaciones de capital promediaron 7% de los recursos corrientes entre 2012 y 2016, recuperando terreno entre 2017 y 2019 al promediar 10%. Luego de una caída en 2020 en un contexto de pandemia y contracción de la actividad económica, vuelven a los dos dígitos el último año. Resulta auspicioso que las erogaciones de capital representen una porción mayor de las erogaciones totales, y eso es más probable cuando las cuentas fiscales están ordenadas. Cabe destacar, sin embargo, que los trabajos públicos (inversión pública) se encuentran en mínimos de la década. En 2021 se ejecutó el 75% del monto presupuestado ($5.856 millones vs. $7.747 millones), alcanzando tan solo el 2,3% de los recursos corrientes.

 

  • Tamaño del Estado: En la última década, caracterizada por el estancamiento económico, el gasto público provincial en relación al PBG aumentó un 7,8% (2012: 20,6%; 2021: 22,2%). Con la economía paralizada, un Estado más grande debió ser solventado por un sector privado más pequeño. Se distinguen tres etapas: a) crecimiento sostenido del gasto entre 2012 y 2015, b) amesetamiento del gasto entre 2016 y 2019; c) gasto a la baja entre 2019 y 2021.

 

  • Presión tributaria: En línea con el gasto creciente, la presión impositiva efectiva se incrementó fuertemente, desde 3,8% del PBG en 2010 a 7,9% en 2017, comenzando desde entonces un descenso hasta ubicarse en 6,5% en 2020 y 2021. No obstante, esta tasa es casi el doble de la de 2005 (3,5%).

Como conclusión del informe realizado, desde el CEM indicaron que "es necesario trabajar una agenda enfocada en la mejora de la competitividad y en el crecimiento de la producción y el empleo privado registrado como base del desarrollo de Mendoza y como instrumento para reducir la pobreza".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?