El pastor fiel: el recorrido político de Bonarrico antes de recibir $18 millones del Gobierno

El pastor fiel: el recorrido político de Bonarrico antes de recibir $18 millones del Gobierno

Héctor Hugo Bonarrico llegó al Senado como opositor, pero se convirtió rápidamente en oficialista para acompañar todo lo que el Gobierno necesitó. Luego se sumó a Cambia Mendoza.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

picardi@mdzol.com

Héctor Hugo  Bonarrico es una persona versátil: pastor, político y, sobre todo, con convicciones políticas diversas. Tanto, que le permitió llegar a senador provincial de la mano de un partido "nuevo" como Protectora, pasar al oficialismo en un pestañeo y promover la "teocracia" al tiempo que cobraba su dieta de un Estado republicano y laico.

Bonarrico se crió en una familia católica, pero se convirtió en pastor evangélico. Sin embargo, su mayor transformación fue política y pasó de ser opositor a oficialista en un santiamén. Su viscosa vida política fue funcional al oficialismo, pues levantó la mano en todos los proyectos que necesitó. Cambia Mendoza logró tener un senador más durante varios años; una banca que venía de los votos opositores de Protectora. Así, como legislador fue el pastor fiel, dió quórum y votó siempre que el oficialismo lo necesitó. 

El subsidio que le otorgó el Gobierno a Bonarrico tiene piso, pero no techo. El primer año eran 9 millones de pesos y el segundo "mínimamente", otros 9 millones de pesos. Por la repercusión pública del tema, ahora en el Ejecutivo analizan cómo revertir la firma del ministro Víctor Ibáñez, el de mayor confianza del gobernador Rodolfo Suarez, y del vicegobernador Mario Abed. Por las dudas, el acuerdo también está refrendado por otro ministro de la mesa chica, Raúl Levrino.

La fundación signada como destinataria del aporte de dinero no tiene mucha trayectoria: fue creada, según el convenio, en 2018. Bonarrico ya era senador y ya estaba apartado de la oposición. En los últimos meses, el Gobierno ha tenido gestos de bondad con algunas organizaciones; todas con alguna afinidad política. Es lo que ocurrió, por ejemplo, con la Sociedad Rural y ahora con la iglesia del pastor. 

Cuando se suma, se suma: la UCR, de origen laico, sumó a un pastor que cree en la teocracia. 

Bonarrico tiene un pequeño imperio en Mendoza, que incluye medios y una red de iglesias. No es el principal representante de las iglesias evangélicas, pero sí el más histriónico. Una curiosidad del decreto: el tesorero de la fundación se llama Eduardo Erario; el  hombre que va a recibir los fondos del "erario público". 

El partido político con que creció Bonarrico se llama "MásFe" y ya es parte oficial de Cambia Mendoza. Antes había intentado, sin suerte, ser gobernador de Mendoza vía el Partido Demócrata Cristiano y, también, senador nacional. De manera independiente siempre tuvo poca relevancia electoral, hasta que en 2017 José Ramón lo sumó a Protectora, el partido que terminó, parafraseando al tango, como un cambalache: la biblia y el calefón.

Bonarrico llegó a la Legislatura, donde tuvo un desempeño polémico con su particular verborragia y proyectos fuera de norma. Entre ellos la idea de eliminar la educación sexual en las escuelas y hasta de crear consejos religiosos en las instituciones públicas y promover subsidios para su iglesia. 

Cambia Mendoza es una alianza amplia y ecléctica. Tanto, que combina sectores surgidos en la izquierda peronista como Libres del Sur y partidos promotores del laicismo como la UCR, con un "teócrata" como Bonarrico

El pastor era  un negacionista de la pandemia y se atrevió a decir que era todo un complot de las farmacéuticas. Claro, luego él mismo violó las normas impuestas para prevenir los contagios con misas multitudinarias. 

Religión, dinero y decisiones de Estado siempre han estado entrecruzados en los discursos de Bonarrico. Por eso en el debate por la legalización de la interrupción del embarazo mezcló todo y además de estigmatizar a las mujeres, dijo que Argentina estaba "gobernada por el diablo". "Hemos dejado que el diablo gobierne la nación a través de las personas. La democracia cristiana es el gobierno de Dios y los demonios gobiernan a través de los zurdos", dijo en la Iglesia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?